×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo empezar la preparación al parto?

¿Cuándo empezar la preparación al parto?

El parto es el final del embarazo y, aunque cuando te quedas embarazada parece un momento muy lejano, lo cierto es que estas 40 semanas (que realmente son menos ya que el embarazo se confirma en torno a la cuarta o quinta semana de gestación) se pasan volando, así que conviene que empieces a prepararte para el parto hacia la semana 20 de embarazo.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

¿Cuándo empezar a pensar en el parto?

Si bien es cierto que un embarazo dura 40 semanas o, lo que es lo mismo, 280 días o 9 meses, también es cierto que empieza a contarse desde la fecha de la última regla (FUR), por lo que realmente tú no te enterarás de que estás embarazada hasta la semana cuarta o quinta, cuando la ausencia de la menstruación te haga sospechar. Por lo tanto, se reduce ya a 36 semanas. Además, aunque la mayoría de los partos se producen en torno a la semana 40 de embarazo, muchos pueden adelantarse un par de semanas, fecha que puede ser mucho antes si hay algún problema y se produce un parto prematuro (es decir, un parto que ocurre entre la semana 20 y la 37 de gestación).

Por lo tanto, es posible que tu parto se adelante, así que conviene empezar a preparase antes de lo que piensas. ¿Cuándo? Lo mejor es pasada la ecografía de la semana 20. Y es que, hasta ese momento, si pasara algo no se consideraría un parto, sino un aborto natural. Además, no es hasta la semana 22 cuando el feto es viable y puede sobrevivir fuera del útero materno, aunque con muchas dificultades. Por otra parte, en la eco de la semana 20 te confirmarán si todo va bien y sus órganos y desarrollo es el adecuado. En esta ecografía también pueden detectarse ciertos problemas que podrían suponer un parto prematuro, por lo que es conveniente esperar hasta que te confirmen que todo va bien para empezar a pensar en el parto.

¿Qué es el parto?

El parto es el proceso cuyo final desemboca en el nacimiento del bebé, es decir, sale del útero materno para comenzar su vida fuera del vientre de su mamá. Este proceso está formado por tres fases diferenciadas:

1- Dilatación: comprende todo el proceso de dilatación del cuello del útero hasta llegar a los 10 cm necesarios para que salga del canal. Esta fase a su vez se divide en otras dos:

- Fase latente (desde el inicio hasta los 4 cm de dilatación): generalmente tiene lugar cuando la embarazada aún se encuentra en casa ya que, durante esta fase, las contracciones son variables en cuanto a frecuencia y duración. Puede durar desde unas horas, hasta varios días.

- Fase activa (de 4 a 10 cm de dilatación): las contracciones se hacen más regulares, frecuentes e intensas, por lo que la mujer acude al hospital. Cuando se he llegado a los 10 cm de dilatación, acaba esta primera fase.

2- Expulsivo: desde que el cuello del útero ha llegado a los 10 hasta que el bebé sale del canal. Durante esta fase se producen los pujos para lograr que el bebé descienda por los diferentes niveles del canal hasta que su cabeza sale del todo al exterior. En ese momento el médico le coge y le saca totalmente.

3- Alumbramiento: en esta fase se expulsa la placenta mediante una serie de contracciones uterinas más suaves. Si te han practicado una episiotomía, es el momento de coserte.

¿Cómo prepararse para el parto?

Como hemos visto, el parto tiene diferentes fases y, en cada una de ellas, hay que realizar distintos actos y estar preparado de distinta manera. Por ejemplo, durante la dilatación debes saber cuándo ha llegado el momento de ir al hospital, no sea que vayas muy pronto y te manden de nuevo a casa. Asimismo, deberás saber cómo controlar el dolor de las contracciones hasta que puedas ponerte la epidural, si es lo que deseas.

También es importante que conozcas las diversas intervenciones médicas que se pueden realizar durante el parto para que sepas cómo quieres que sea tu parto. Debes informarte sobre cada una de ellas y conocer sus pros y sus contras para saber si quieres anestesia epidural o no, cómo evitar la episiotomía, qué posturas adoptar para la fase de dilatación y para la fase de los pujos, etc.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es buscar información sobre el parto para saber bien en qué consiste y lo que puedes esperar tanto de un parto normal, como de una cesárea, por si acaso tienen que realizarte una de urgencia o programada. También debes conocer los diferentes problemas que pueden surgir en un parto para estar bien preparada por si caso, aunque sin obsesionarte con ello ya que lo normal es que todo vaya bien. Busca información de fuentes fiables como libros, charlas, webs de divulgación fiables y, sobre todo, tus médicos y matronas.

Las clases de preparación al parto son una ayuda imprescindible, sobre todo en el primer embarazo, ya que en ellas una matrona especializada en el tema te contará todo sobre las diferentes fases del parto, las opciones para controlar el dolor en cada una de ellas, qué problemas pueden surgir, cómo empujar o respirar… Y, además, podrás preguntarle todas tus dudas al respecto.

Por otra parte, es importante que, en torno a la semana 35, prepares la bolsa para el hospital con toda la documentación y objetos necesarios para que, el día que empiece el parto, no tengas que preocuparte de hacerlo.

Es fundamental que tu pareja, o quien vaya a ser tu acompañante en el parto, también se prepare a conciencia, ya que debe ser capaz de ayudarte y saber qué es lo que quieres para tu parto y cómo puede ayudarte en cada momento de la mejor manera posible.

Por último, no sientas miedo ni ansiedad ante el parto ya que, aunque es cierto que es un proceso doloroso, el dolor se puede controlar mediante diversas técnicas y, so0bre todo, sabiendo lo que te espera en cada momento, por lo que debes estar bien preparada, confiar en tu cuerpo y pensar que todo va a salir bien y que, una vez que acabe, tendrás por fin a tu pequeño en brazos.


Te puede interesar:

"¿cómo saber la fecha de parto?" es una de las primeras preguntas que se hace la mujer cuando se entera que se ha quedado embarazada. Y es muy sencillo! Simplemente hay que añadir 280 días al primer día de su última regla.

Fecha de actualización: 12-12-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.