×
  • Buscar
Publicidad

Cómo puedo saber si he dilatado

Cómo puedo saber si he dilatado

La dilatación es la primera fase del parto, que comienza cuando el cuello del útero empieza a borrarse y dilatarse y acaba cuando llega a los 10 cm de dilatación, momento en el que el bebé puede empezar a salir del canal del parto. Será la matrona la que te indique si ya has dilatado completamente o no mediante un tacto vaginal.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la dilatación en el parto?

La dilatación es la primera etapa del parto y abarca todo el tiempo que tarda el cuello uterino en borrase y dilatarse.

La fase de dilatación empieza con el borramiento del útero, un proceso por el que el cuello del útero se relaja y pasa de ser un cilindro a un anillo (es decir, se acorta). Tras esto, el cuello uterino comienza a abrirse gracias a las contracciones. No obstante, en las mujeres multíparas el borramiento del cuello se suele producir a la vez que la dilatación, por eso es un proceso más rápido.

En los últimos días de gestación, antes de que el parto comience, es posible que tu matrona u obstetra te indiquen en las revisiones que el cuello del útero ha empezado a borrarse y está permeable a un dedo, por ejemplo, lo que implica que comienza a abrirse. Sin embargo, no se considera que el parto o la dilatación empieza hasta que tienes contracciones de parto, constantes, regulares, dolorosas y cada vez más intensas. Lo que sucede antes forma parte de los pródromos o preparación para el parto.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Entonces, ¿cómo saber que estoy dilatando?

Cuando empieces a dilatar empezarás a sentir contracciones rítmicas y continuas. Esto ocurre con el fin de que sucedan una serie de modificaciones que permitan el paso de la cabeza fetal por el canal del parto, la pelvis materna.

La dilatación es el grado de apertura del orificio cervical, pasando de estar cerrado a alcanzar los 10 cm. El proceso de expansión del cuello del útero se realiza de manera progresiva, normalmente suele tardar 8 horas, aunque el tiempo puede variar entre mujeres.
 

¿Cuáles son las fases de la etapa de dilatación?


La fase de dilatación se divide a su vez en dos fases:

- Fase latente (desde el inicio hasta la dilatación de 4 cm): a no ser que rompas aguas, esta fase debes realizarla en casa ya que no se considera que el parto ha comenzado hasta que el cuello del útero ha dilatado 3 cm y está borrado al 80%, por lo que si vas antes al hospital es posible que te manden de vuelta a casa.

En esta fase las contracciones son más irregulares en lo que a frecuencia e intensidad se refiere, por eso es mejor que te quedes en casa, te des una ducha, prepares todo, comas algo y esperes tranquila ya que esta fase suele ser muy lenta y puede tardar horas.

- Fase activa (dilatación desde los 4 hasta los 10 cm): las contracciones se hacen más regulares, frecuentes e intensas. Cuando notes 2 contracciones cada 10 minutos durante más de 2 horas sin parar, es momento de que vayas al hospital.

Una vez allí, tras comprobar que efectivamente estás de parto y los centímetros que has dilatado, te quedarás en tu habitación con tu pareja o acompañante y la matrona irá de vez en cuando para comprobar cómo avanza la dilatación. Este proceso se realiza mediante un tacto vaginal que consiste en introducir los dedos índice y medio para medir los centímetros de dilatación. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda realizar los tactos cada 2-4 horas, dependiendo de cómo avance el proceso.
 

¿Cuánto tiempo tardaré en dilatar?


Lo habitual es dilatar 1 cm por hora, pero hay mujeres que van más rápido (sobre todo aquellas que no son primerizas), y otras que tardan un poco más.

Si no estás monitorizada ni te has puesto al epidural, lo mejor es que camines para favorecer la dilatación y el descenso del bebé y así acelerar el proceso. Si no puedes moverte, debes permanecer tumbada de lado, intentando cambiar de lado cada poco tiempo para favorecer el proceso.

La duración de este periodo varía de una mujer a otra, ya que intervienen diversos factores. La media se sitúa entre 5 y 8 horas y no es habitual que se prolongue más allá de las 18.
 

¿Qué viene después de la dilatación?


Una vez que la matrona compruebe que ya has dilatado hasta llegar a los 10 cm, comenzará la fase expulsiva, es decir, los pujos para ayudar al bebé a salir del canal de parto.

Por lo tanto, es la matrona o el médico que te atiendan en el parto los que van a indicarte cuándo has dilatado completamente y llega la hora de empujar. Sin embargo, para saber si el proceso marcha o no debes estar atenta a la siguiente señal: las contracciones cada vez son más frecuentes, dolorosas y largas. Cuando tengas contracciones de entre 60 o 90 segundos cada 2-3 minutos que apenas te dejen respirar, estás en pleno proceso de dilatación.

Obviamente este proceso puede verse interrumpido o paralizarse si el bebé no está bien encajado, aunque lo normal es que todo transcurra poco a poco y la dilatación avance. 
 

10 cosas que debes saber de la dilatación

1. El cuello uterino se acorta

2. Al principio no duele

3. Dura más en el primer parto

4. Al alcanzar los 10 cm el proceso de dilatación se acaba

5. No todas las contracciones dilatan

6. No se tiene que romper la bolsa necesariamente

7. Podrás beber, pero no comer

8. A veces se necesita ayuda (oxitocina)

9. Hay casos en los que las mujeres dicen no sentir nada a pesar de llegar al hospital con dilataciones avanzadas

10. Si la dilatación se detiene, será necesaria una cesárea


Fuentes:

Cigna, https://www.cigna.com/individuals-families/health-wellness/hw-en-espanol/temas-de-salud/borramiento-y-dilatacion-del-cuello-uterino-zx3441

Hospital Sant Joan de Deu, https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/parto-10-cosas-debes-saber-sobre-dilatacion

Fecha de actualización: 25-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.