×
  • Buscar
Publicidad

¿Por qué el feto deja de latir?

¿Por qué el feto deja de latir?

Hay múltiples motivos por los que el feto puede dejar de latir. A pesar de que esto es aterrador, normalmente no afecta en futuros embarazos.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué se produce la muerte del feto?


La mayoría de las muertes fetales intrauterinas son inexplicables. Esta puede ser causada por defectos congénitos, infecciones uterinas o fetales no detectadas, el suministro inadecuado de sangre a la placenta o las enfermedades metabólicas.

Un aborto espontáneo es la pérdida fetal en la primera mitad del embarazo, mientras que un mortinato es un bebé que muere en el útero en las últimas 20 semanas del embarazo.

El riesgo de que un bebé nazca muerto es más alto en las mujeres que fuman, que tienen sobrepeso u obesidad, que tienen la presión arterial alta o diabetes no controlada, o ha habido un antecedente de un mortinato en un embarazo anterior.
 

¿Cuáles son las causas que pueden hacer que el feto deje de latir?

No te puedes perder ...

Insuficiencia placentaria

Insuficiencia placentaria

Aunque lo normal es que un embarazo se desarrolle sin complicaciones, en ocasiones diversos problemas, específicos del embarazo, hacen que este sea calificado de alto riesgo. Este tipo de gestaciones pueden llegar a término, pero necesitarán un control más exhaustivo y posiblemente alguna intervención médica. Es el caso de la insuficiencia placentaria, cuando la placenta no cumple su función.

Y tambien:


A pesar que en la mayoría de los casos la causa de la muerte es desconocida, entre las causas más comunes de la muerte fetal en la gestación nos encontramos:

Defectos de nacimientos: alrededor de un 25-20% de los bebés que nacen muertos tienen uno o más defectos de nacimiento.

Problemas de placenta: alrededor del 25% de las muertes se debe a problemas relacionadas con la placenta. Uno de los problemas más comunes es el desprendimiento de la placenta, lo que puede hacer que al bebé le falte oxígeno si el sistema circulatorio no funciona adecuadamente. 

- Crecimiento fetal pobre: es el causante del 40% de los bebés que nacen muertos.

- Infecciones: las infecciones pueden afectar a diferentes partes, a la madre, al feto o a la placenta, y son las responsables de alrededor del 10-25% de los mortinatos. Algunas infecciones pueden ser asintomáticas para las embarazadas, pero pueden causar complicaciones, muerte fetal o parto prematuro.

- Problemas de salud crónicos de la madre: como hipertensión, diabetes, enfermedades renales o trombolifias.

- Problemas con su cordón umbilical: la formación de un nudo o una inserción anormal del cordón umbilical en la placenta.

- Traumatismos: como los accidentes de tráfico.

- Gestaciones que duran más de 42 semanas.

Incompatibilidad de Rh entre la sangre de la madre y del bebé

- Falta de oxígeno durante el parto.

A pesar de que es un momento muy duro para todos los padres, se recomienda realizar un examen de la placenta y autopsia fetal para entender la causa de la muerte. Esto podría resultar beneficioso para futuros embarazos. Además, debes tener en cuenta que hay factores de riesgo asociados con la muerte fetal. Estos factores son:

- Edad materna mayor de 35 años

Obesidad materna

- Embarazos múltiples

- Ascendencia afroamericana
 

¿Cómo puedo saber si algo va mal en el embarazo?

- Notas un descenso en la frecuencia de movimientos fetales. Alrededor de la semana 26 del embarazo, por norma general, se deben haber empezado a notar los primeros movimientos fetales. Si se sienten menos de 10 movimientos durante una hora, o si el bebé se mueve menos de lo habitual y esto te preocupa, consulta con tu médico lo antes posible.

- Si notas un sangrado vaginal o pérdidas de líquido.

- Tienes algún dolor agudo, sobre todo de abdomen.
 

¿Cómo superar esto?

Recuperarte de un aborto o de un nacimiento con el bebé muerto no es fácil. Seguramente la futura mamá y el futuro papá sintierais una conexión muy especial con el pequeño y esta situación acaba de golpe con todas las ilusiones.

Es normal que un sentimiento de incredulidad, de angustia, de rabia, de culpa, de soledad, etc. se adueñe de ti. En estos casos lo importante es afrontarlos. Debes reconocer tus sentimientos y apoyarte en tu pareja, familia y amigos para recuperarte. También os puede ayudar manteneros ocupados.

En muchos casos es necesario que la pareja acuda a un especialista que le proporcione la ayuda psicológica necesaria para una situación tan triste y difícil como esta.
 

¿Se puede volver a intentar un embarazo?

Lo mejor es que consultes con tu médico sobre tu caso. Normalmente se recomienda no volver a intentarlo hasta pasar 2 o 3 ciclos menstruales, ya que el cuerpo de la mujer necesita regularse hormonalmente y estar preparado para un nuevo embarazo.

En otros casos, cuando la gestación estaba más adelantada, puede que se necesite más tiempo (dependiendo del caso se puede recomendar hasta 1 año).

Muchas de las mujeres que han pasado por esta situación vuelven a quedarse embarazadas y tienen un embarazo sin complicaciones. Lo importante es que mantengas la calma y sigas las indicaciones de tu médico, ya que tendrá en cuenta tu caso concreto.
 

¿Puede que la falta de latido se deba a un mal diagnóstico?

Se han reportado casos en los que existía un sangrado, no se detectaba el latido fetal en la ecografía y no se ha hecho un legrado (con el fin de que el cuerpo expulsara el embarazo que no sigue adelante). La sorpresa llega en la siguiente visita de control para ver si se ha logrado “vaciar” el cuerpo por sí solo. Ahí se puede ver que el feto sigue ahí y que hay latido y rimo cardiaco, el embarazo sigue adelante y todo va bien.

Esto son casos raros que ocurren debido a un mal diagnóstico. Normalmente esto ocurre con embarazos de pocas semanas en las que no se puede detectar aún el latido del embrión.


Fuentes:

Stanford Children, https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=muerte-del-feto-90-P05611

InfoSalud, https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-crecimiento-intrauterino-restringido-bebe-deja-crecer-20190125130948.html

Fecha de actualización: 28-05-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.