• Buscar
Publicidad

Mi bebé tiene fiebre

Mi bebé tiene fiebre

La mayoría de los bebés tienen fiebre de vez en cuando y la mayoría de los episodios de esta no suelen tener gravedad, pero, cuando un bebé se pone malo, los padres no pueden evitar sentirse nerviosos y con dudas sobre cómo deben actuar.

 

Publicidad

Índice

 

¿Qué método debo usar para tomar la temperatura a mi bebé?

En el caso de los bebés no se recomienda colocar el termómetro en la boca, podría resultar peligroso. Hay termómetros-chupete pero no son tan fiables como los estándar.

En cuanto a tomarle la temperatura en el recto, a muchos padres les puede causar impresión y no es necesario en condiciones normales ya que puedes hacerle daño si no se hace bien o si el bebé se mueve. En el caso de que fuese necesario habría que lubricar el extremo del termómetro con un gel lubricante hidrosoluble.

En cuanto a tomarle la temperatura en el oído, los termómetros electrónicos que miden la temperatura en el interior del oído no tienen una medición tan exacta cuando se usa en niños muy pequeños (y son muchos más caros que los termómetros estándar). La Academia Estadounidense de Pediatría desaconseja el uso de termómetro electrónico de oído en bebés menores de 3 meses.

La mejor opción entonces es tomarle la temperatura axilar con un termómetro digital. Los de mercurio también son fiables en cuanto a medición, pero se ha prohibido su uso por ser un potencial peligro para los niños por el mercurio que contiene.


¿Cómo le debo tomar la temperatura a mi bebé?

Debes esperar a que tu bebé se encuentre tranquilo, así estará más quieto y se podrá lograr una medida más precisa.

Antes de colocar el termómetro se debe quitar la camiseta interior al bebé y limpiar su axila con una toalla seca. Mantén su axila pegada algunos minutos, ábrela un poco y coloca el termómetro. La parte del termómetro que mide la temperatura debe estar completamente cubierta bajo la axila tocando sólo la piel, no la ropa.

Presiona el brazo del bebé contra su cuerpo para sujetar el termómetro. Si estás midiendo con un termómetro digital debes esperar el sonido que indica que ya se puede leer la temperatura.


¿Qué temperatura se considera fiebre en los bebés?

Clasificación de la fiebre (medida en axila)

36,0ºC hasta 37,0ºC

Temperatura humana normal

37,1ºC hasta 38,1ºC

Febrícula

38,1ºC hasta 38,5ºC

Fiebre leve

38,5ºC hasta 39,0ºC

Fiebre moderada

A partir de 39,0ºC

Fiebre alta

 

¿Cómo puedo controlar la fiebre de mi bebé?

Si un niño de tres meses no supera la fiebre indicada como alarmante ni presenta otros síntomas, los pediatras aconsejan retirar el exceso de ropa que puedan llevar los bebés y dejarlos en pañales para comprobar si baja la temperatura corporal.

Si la fiebre permanece alta, se pueden utilizar medidas físicas como un baño con agua templada (asegurándote de mojar constantemente la ingle, la cabeza y la axila) ya que en estas zonas el recorrido sanguíneo es más superficial.

Los antitérmicos no están recomendados si no tiene más de 38,1º C, pero deben estar prescritos por su pediatra. Es imprescindible que la dosis de estos esté adecuada al peso y a la edad del bebé.

Además de los antitérmicos, el tratamiento se puede complementar con:

- Hidratación abundante

- No abrigar en exceso al bebé y vigilar la temperatura de la habitación

- Aplicar paños húmedos templados o frescos (nunca fríos) en la frente

Si la fiebre no remite o se mantiene por encima de los 39,5º C, debes consultar de nuevo con el especialista en pediatría del bebé.


¿Cuáles pueden ser las  causas?

La fiebre es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo frente a los gérmenes. Cuando un germen entre en nuestro cuerpo y nos ataca, el hipotálamo (encargado de regular la temperatura corporal) aumenta la temperatura por encima de los niveles normales de la persona.

Hay muchas razones por las que un bebé puede tener fiebre, las más comunes son las infecciones víricas como:

- Las respiratorias: la fiebre suele estar acompañadas de tos y mocos

- Las gastrointestinales: la fiebre suele estar acompañada de vómitos, diarrea y dolor abdominal

- Las urinarias: la fiebre suele estar acompañada de vómitos y rechazo a los alimentos.

Además de las infecciones víricas otras causas típicas de la fiebre pueden ser:

- La vacunación: los bebés y los niños a veces presentan fiebre baja o febrícula después de haber sido vacunados.

- La aparición de los primeros dientes: la dentición puede provocar un leve aumento de la temperatura corporal, pero normalmente no supera los 37.8º C. Se considera febrícula más que fiebre. 

- Exceso de ropa: los lactantes, sobre todo los recién nacidos, pueden tener fiebre si están demasiado abrigados o se encuentran en un ambiente caluroso ya que no son capaces de regular su temperatura corporal como lo hacen los niños más mayores.


¿Cuándo hay qué consultar con el pediatra?

Existen algunos casos en los que es necesario acudir al pediatra para que valore el estado del niño, aunque si a pesar de la fiebre el bebé está contento y como bien, es poco probable que le pase algo grave. Se debe acudir al experto en medicina:

- Si el bebé es menor de dos años, especialmente si tiene menos de 3 meses

- Tiene diarrea persistente o vómitos repetidos

Articulo relacionado: Mi bebé tiene los ojos rojos

- Tiene dolor al orinar

- Tiene fiebres recurrentes, aunque duren sólo unas horas durante todas las noches

- Lleva más de 24 horas con fiebre (menores de 2 años)

- Si tiene de fiebre y no se rebaja aún con el tratamiento con antitérmicos recetado en una visita en los días anteriores con su pediatra

Es normal que la fiebre te preocupe, pero la mayoría de las veces que tu bebé tenga fiebre no te debes alarmar en exceso, será debido a un virus inofensivo. No obstante, si tienes dudas o preocupaciones sobre el estado de salud de tu bebé, acude a tu pediatra, te ayudará y prescribirá el mejor tratamiento para tu peque.


¿Cuándo se debe acudir al servicio de urgencias?

Debes acudir inmediatamente al servicio de urgencias si tu bebé presenta alguno de estos síntomas:

- Llanto inconsolable

- Inquietud o irritabilidad extremas

- Aletargamiento o problemas para despertar

Sarpullido o manchas moradas similares a los moretones a la piel sino los tenía antes de la enfermedad

- Labios, lengua o uñas azuladas

- Las fontanelas de la cabeza de un lactante parecen sobresalir hacia afuera o están hundidas

- Rigidez en el cuello

- Fuerte dolor de cabeza

- Flacidez o negativa a moverse

- Problemas para respirar que no mejoran al destaparle la nariz

- Inclinación hacia delante y babeo

Convulsiones

- Dolor abdominal


Glosario

Febrícula

Definición:

Temperatura superior a 37º C e inferior a 38º C que se mantiene durante 24 horas. No llega a ser fiebre.

Síntomas:

Malestar, temperatura corporal elevada.

Tratamiento:

Depende de la causa que esté provocando la febrícula. Se puede tomar un antipirético para bajar la temperatura o una ducha de agua tibia.

Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Healthy Children: https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/fever/Paginas/fever-and-your-baby.aspx

Fecha de actualización: 30-06-2021

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×