×
  • Buscar
Publicidad

El bebé con 9 meses

El bebé con 9 meses

Con esta edad, la mayoría de bebés empieza a gatear y a ponerse de pie por sí mismos agarrándose a algún objeto. Es el comienzo para dar sus primeros pasos. También ha mejorado su habilidad manual y su entendimiento, te ayuda a vestirse y a comer, sabe decir adiós con la mano y le encanta pasarse el día jugando contigo. Aprovecha para estimular sus movimientos y enséñale juegos nuevos siempre que puedas

Publicidad

Indice

 

Desarrollo físico del bebé de nueve meses

Aumenta de peso y de tamaño más lentamente. No debes preocuparte por ello, no significa que esté comiendo peor, sino que su crecimiento se ralentiza a medida que se hace mayor.

Con esta edad, ya le habrán salido unos 6 dientes, aunque depende del desarrollo de cada niño. Entre el 6º y el 8º mes aparecen los dos incisivos centrales inferiores, aunque también pueden ser los centrales superiores. Entre el 8º y el 12º los dos incisivos laterales inferiores y los dos incisivos laterales superiores. Cuídalos desde el primer día aunque sean los de leche. Límpiale los dientes después de darle de comer, usando para ello la punta de un trapo limpio o un cepillo de dientes blando y pequeño.
 

No te puedes perder ...

El desarrollo de tu bebé con 7 meses

El desarrollo de tu bebé con 7 meses

A esta edad, lo más frecuente es que le empiecen a salir los dientes a tu bebé, influido también por el cambio en la alimentación y la introducción de semisólidos. Su movilidad cada vez es mayor y comienza a ponerse de pie, aunque sólo con ayuda. Dentro de poco empezará a gatear y a moverse con independencia por toda la casa

Y tambien:

 

Evolución de las habilidades del bebé con 9 meses


Su mente. El bebé se empieza a acostumbrar a los rituales, organizan su vida y le ofrecen seguridad. Intenta llevar a cabo algún tipo de rutina para que el bebé se acostumbre a ella. Por ejemplo, debería tener algún osito o muñeco que sea “como el bebé” y al que pueda dormir o vestir al igual que haces tú con él.

Su movilidad. Ha descubierto su movilidad. Avanza hacia delante gateando y le encanta cambiar de postura. Es capaz de girar el tronco con bastante seguridad y logra ponerse en pie agarrándose a algo. Para estimularle, extiende tus brazos, llámale y anímale a que gatee hasta ti.

Su habilidad manual. Intenta alcanzar los objetos con su dedo índice y ya domina el coger cosas pequeñas, como una pasa, entre su dedo índice y el pulgar. Es capaz de construir una torre de tacos. Para ayudarle a mejorar su habilidad, señálale distintos objetos, coloca juguetes en la bandeja de su trona y anímale a que los tire “por la borda”; puedes atarlos a la trona para que no se caigan.

Sus habilidades sociales. Demuestra su afecto presionando su cara y su cabeza contra la tuya, y se cuelga de ti con fuerza. Si se lo pides, te dará su juguete, pero se enfadará si se lo quitas. Enséñale a dar abrazos –“vamos a darnos un buen abrazo”- el bebé aprenderá por reciprocidad. Enséñale a compartir: pídele algo de comida y elógiale por haberla compartido contigo.

Su lenguaje. El bebé empieza a hacer muchos sonidos de consonantes. Habla sin parar con la entonación de una conversación, pero sin que tenga ningún sentido lo que dice. Nómbralo absolutamente todo. Mira al bebé de frente cuando le hables para que pueda leer los movimientos de tus labios.
 

 

Alimentación del bebé

La introducción del huevo no será antes del año, no obstante, podrá administrarse la yema cocida a partir del 9º mes comenzando con un cuarto o media yema en el puré un día a la semana, y posteriormente dos días semanales.

La yema es rica en grasa, proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos esenciales, vitaminas, y un alto contenido en hierro. La clara contiene una proteína llamada ovoalbúmina, muy alergénica, por lo que es importante no introducir el huevo entero hasta después del año de edad. ¿Quieres ver recetas para tu bebé?
 

 

Juegos estimulantes para el bebé

Léele todos los días y señala las imágenes. Aprenderá a contemplarlas y a reconocer dibujos de objetos.

Balancéale sobre tus rodillas y haz como si le fueras a dejar caer: le encantará “caerse”.

Juega al escondite, escondiéndote tú o escondiendo algún juguete.

Dale juguetes para el baño: jarras de plástico, tazas, barcos y patos.

Dale un muñeco y un peluche y enséñale a vestirlos y desvestirlos.

Dale juguetes que piten, trompetas y campanas.

 


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Guía de la nutrición infantil Profesor Antonio Beláustegui.

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 21-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.