¿Qué es una perla de leche?

¿Qué es una perla de leche?
comparte

A veces, durante la lactancia, los conductos se obstruyen por la formación de una pequeña y dolorosa bolita blanca en la superficie del pezón. Este tapón se conoce como perla de leche.

Actualmente estás lactando y te ha aparecido un punto blanco, amarillo o transparente en el pezón. Parece bastante pequeño (menor que una lenteja), pero te produce una sensación dolorosa. Si comprimes el pecho para que salga la leche, el puntito sobresale.


Las perlas de leche son obturaciones en los conductos del pecho, debidas a alguna alteración de los microbios de la mama, alguna lesión superficial o alguna obstrucción en los conductos de leche. Su duración va desde unos días a semanas y suelen ser bastante dolorosas, provocando una sensación de escozor, quemazón o de dolor puntiagudo.


Aunque a veces desaparecen por sí solas, otras es necesario tratarlas para evitar que provoquen una mastitis debido a la obstrucción de los conductos.


Causas


Las perlas de leche pueden tener un origen traumático. Es decir, han sido ocasionadas por alguna lesión superficial producida, en general, por el bebé al mamar. Por ejemplo, cuando el bebé tira del pezón o cierra la boca fuerte. Estas, al ser superficiales, pueden ser retiradas aplicando algo de calor y levantando la capa superficial de la piel para drenar el conducto obstruido.


No obstante, en la mayoría de ocasiones, las perlas de leche tienen su causa en una alteración de los microorganismos de la mama (algún tipo de infección), en una mastitis (inflamación del pecho), o en la candidiasis del pezón (infección por hongos). Estas obstrucciones suelen ser profundas y afectar a parte del conducto, por lo que en estos casos no conviene pincharlas o retirarlas como se puede hacer con las que tienen un origen traumático.


Pueden también ser resultado de una obstrucción en los conductos del pecho, comunes al suprimir alguna toma o distanciarlas. Si te notas una zona dura y dolorosa en el pecho, con la piel enrojecida y tensa, es probable que tengas una obstrucción. Por suerte, estas tienen fácil solución. Puedes masajear la zona, aplicar calor para activar el flujo antes de las tomas, y colocarte a ti y al bebé durante la lactancia de tal forma que se facilite el drenaje.


Tratamiento


Las perlas de leche que son superficiales por tener un origen traumático o las ocasionadas por obturación se pueden solventar de una manera sencilla. Sabrás que tu perla de leche es superficial o traumática porque ha aparecido poco después de algún tipo de lesión durante la lactancia (un tirón, una mordedura…). Aquellas perlas de leche debidas a una obstrucción son identificables porque van acompañadas de una zona del pecho enrojecida, dura y dolorosa.


Estos dos tipos de perlas de leche se pueden tratar aplicando calor (puedes usar compresas o toalla húmedas calientes o darte una lucha caliente) antes de amamantar. El calor localizado ayuda a expandir los conductos, facilitando que estos se drenen y el tapón salga. Si esto no funciona, y hay que romper la obstrucción, para evitar infecciones, lo mejor es acudir a un profesional sanitario (matrona o enfermera) para que libere la obstrucción.


Si la causa es una infección bacteriana o por hongos (candidiasis), no intentes romper la perla. En estos casos, debes acudir a un centro sanitario, donde analizarán unas muestras de tu leche para determinar la causa de la infección y el tratamiento para ella. Aquellos antibióticos que son seguros para tu bebé, son también seguros para ti durante la lactancia (amoxicilina, penicilina, cefalosporinas, eritromicina o antituberculosos).


Durante un periodo de tiempo, que puede ir de días a semana, tendrás el pecho especialmente sensible. Puedes aplicarte frío entre las tomas para aliviar la molestia. También puede ayudarte prescindir momentáneamente de los sujetadores en general o de los sujetadores con aros e particular. Para evitar alargar las tomas, que en este tiempo pueden ser dolorosas, opta por alguna postura en la que sepas que tu bebé mama mejor o usar técnicas como la de compresión de pecho.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×