×
Publicidad

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

¿Cuál es la mejor forma de extraer leche materna?

La leche se puede extraer de forma manual o mecánica y conservarla para tomas posteriores. Si es una extracción puntual lo puedes hacer de manera manual, pero en caso de necesitar extraer una toma entera porque se lo tenga que dar otra persona, conviene un extractor mecánico.

Publicidad

Indice

 

¿Qué motivos puede haber para extraerse la leche materna?

Existen numerosos motivos por los que se tiene que extraer la leche materna, entre ellos nos encontramos:

- provocar el reflejo de eyección para ayudar al bebé a tomar adecuadamente el pecho

- principio de la lactancia si el bebé es prematuro o está enfermo

- aliviar la ingurgitación

- extraer la leche para cuando no es posible dar el pecho en una toma determinada

No te puedes perder ...

Bebé rechaza la leche de fórmula

Bebé rechaza la leche de fórmula

Llega la hora de volver al trabajo y has decidido darle leche de fórmula al bebé en esas horas y continuar con lactancia mixta ya que sacarte leche en tu trabajo no es nada sencillo. Sin embargo, tu bebé no parece estar de acuerdo contigo y no hay manera de conseguir que se beba los biberones de leche de fórmula… ¿qué puedes hacer?

Y tambien:

- para mantener la producción cuando no es posible dar el pecho al bebé

- sacar la leche y dársela al niño en otro momento

- para donarla o donarla a un banco de leche

- para extraer y desechar la leche mientras se está tomando un determinado fármaco

- ayudar a drenar el pecho en caso de obstrucción y mastitis

- iniciar y establecer la producción de leche en caso de relactación o lactancia inducida

En el mercado existen varios modelos, eléctricos y manuales, simples y dobles, que conviene que valores antes de comprar. Piensa primero en cuánto lo vas a necesitar y las ventajas que cada uno de ellos pueda tener: los extractores manuales son más económicos, y los eléctricos ejercen mayor presión de extracción y son más rápidos.

Es muy importante antes de empezar a extraer la leche tomar una serie de medidas para que sea efectivo:

- Un buen lavado de manos, así como limpieza y esterilización de los recipientes.

- Si la mama está muy hinchada y dolorida, conviene aplicar calor antes, mediante paños calientes o ducha.

- Masajear el pecho con movimientos circulares para facilitar la salida de la leche.

Debemos saber que esta es una técnica nueva a la que nos debemos acostumbrar, y que la primera vez que se extrae la leche sale muy poquita cantidad, pero que a medida que se practica va aumentando la cantidad de leche extraída, por lo que es muy importante tener paciencia y guardar la leche a medida que se va extrayendo. La liberación de oxitocina y la eyección de la leche mejoran con los estímulos externos (lloro del bebé, foto del niño o suave masaje en el pecho). La liberación de prolactina y la producción de la leche se produce por la succión del bebé o por la estimulación del pecho.

Una vez que la madre encuentra una posición cómoda para sentarse, se descubre el pecho y lo aprieta suavemente con las puntas de los dedos desde la periferia a la aréola. A continuación se realiza un masaje. Al finalizar, frota suavemente el pezón y la aréola con el pulgar y el índice para ayudar a desencadenar el reflejo de eyección.
 

La extracción mecánica

El éxito en el procedimiento de la extracción mecánica dependerá de la elección del sacaleches y la interacción con el aparato (a veces el ruido y la situación intimida a las madres). Para elegir el sacaleches se debe tener en cuenta:

- Su eficacia

- Su precio

- La facilidad de uso

- El riesgo de traumatismo para el pecho

- Facilidad de acceso

Piensa que un buen sacaleches debe ser capaz de drenar el pecho y de estimular la producción de leche. Debe ser fácil de limpiar, sin materiales contaminantes, fácil de usar y que no cause traumatismos en el pecho.

La leche que se recoge a través de un sacaleches tiene mayor riesgo de contaminación, pero este se minimiza si se tiene una buena (y cuidadosa) limpieza del aparato. También es muy importante que el frasco donde se recolecta la leche se pueda usar para alimentar y almacenar la leche; cuanta menor sea la manipulación de esta leche, mejor. Existen dos tipos de sacaleches: eléctricos (algunos también pueden ser a pilas) y manuales.
 

La extracción de leche manual

Es una técnica que se utiliza en todo el mundo y que permite a la mujer tanto familiarizarse con su pecho como perder el miedo a realizar la extracción. Para realizar la extracción manual sólo tienes que aprender la técnica, no se necesita de nada más.

Este tipo de extracción suele ser la recomendada para los primeros días posparto, ya que el calostro no suele ser muy abundante y se puede recolectar en una cucharilla y ofrecérsela así al niño.

Se debe tener en cuenta que la mayoría de las mujeres con la extracción manual no consiguen el volumen de leche necesario sin la ayuda de un extractor eléctrico. Aun así, muchas mujeres prefieren este método en vez de usar un sacaleches. Cada madre ha de seguir su propio estilo natural para extraer la leche de forma mecánica del pecho, seguir rígidamente un método puede resultar contraproducente.

La eficacia se mide por la comodidad a la hora de extraer la leche. Una sesión de extracción manual puede durar de 20 a 30 minutos alternando los pechos a cada 5 o 10 minutos. Puede resultarte útil inclinar el pecho hacia delante y sacudirlo suavemente.

Podemos decir que no existe un método mejor que otro, todo depende de lo que busque la madre. No dejes que influyan en tu forma de pensar (si la leche que extraes manualmente es suficiente para tu bebé) y siempre puedes alternar un método con otro. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas y debes probar cuál se amolda a ti y a tu bebé.
 

Transporte de la leche materna extraída

Si te extraes la leche fuera de tu casa (por ejemplo en tu lugar de trabajo) puede que sea útil disponer de una nevera portátil. Existen neveras destinadas a este fin, aunque una nevera de playa puede realizar la misma función y probablemente sea más económica.

Si el bebé va a alimentarse en la guardería también debe tener su nevera portátil. Ten en cuenta que, cuanto más refrigerada esté la leche y menos cambios de temperatura tenga, mejor.


Fecha de actualización: 07-06-2020

Redacción: Matrona Elena Arroyo

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.