×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé nunca eructa

Mi bebé nunca eructa

Es muy importante que el bebé eructe para expulsar el aire que haya tragado durante la toma, por ello es importante que sepas cómo hacerlo eructar cuando lo necesite. ¿Atu hijo le cuesta trabajo?¿Sabes por qué no eructa?

Publicidad

No te puedes perder ...

¿Por qué mi bebé se mueve mucho?

¿Por qué mi bebé se mueve mucho?

Cuando el bebé se mueve dentro de nosotras nos emociona como nunca, pero si este lo hace demasiado nos puede llegar a preocupar. Es por ello que te recomendamos informate sobre por qué tu bebé se mueve mucho, puesto que es una señal totalmente normal.

Y tambien:

Índice

Una vez el bebé nace, tu vida va a cambiar mucho pues debes empezar a preocuparte por cosas que antes ni tenías en mente. Desde que te entregan al bebé en tus brazos vas a experimentar nuevas situaciones, las cuales te pueden hacer sentir insegura, pero no hay mucho de qué preocuparse ya que con el tiempo y la práctica todo se aprende.

Ser mamá primeriza no es tarea fácil, en realidad, ser mamá en general no lo es, puesto que debes realizar ciertas tareas más apegadas con tu hijo como la alimentación.

Una mujer que es madre por segunda vez va a seguir teniendo ciertas dudas, aunque ya sabrá de primera mano cómo actuar ante ciertas situaciones para ayudar a su bebé a tener un buen desarrollo.

La lactancia

La lactancia es una parte vital en el desarrollo del pequeño, aunque también lo es para crear un lazo más cercano entre madre e hijo, el cual se va a fortalecer con el paso del tiempo.

En esta etapa el niño va a obtener todos los nutrientes que su cuerpo necesita para crecer fuerte y sano, hasta lograr madurar lo suficiente para poder comenzar a ingerir la alimentación complementaria.

Durante los primeros meses de vida el bebé va a necesitar de toda tu ayuda para alimentarse, puesto que tú tienes la fuente que lo va a nutrir y él no cuenta ni con la fuerza para acercarse a esta o mantener una buena postura para comer.

¿Por qué es importante que el bebé eructe?

Como mencionábamos anteriormente, los bebés son seres inmaduros que no saben tragar cualquier alimento sin atragantarse y sin ingerir aire mientras lo hacen.

Un bebé, al tener poca coordinación psicomotriz, no va a poder tragar de la mejor manera la leche que toma del pecho de su madre, por lo que es muy probable que ingiera algunas cantidades de aire según la postura y otros factores.

El bebé puede mostrarse algo incómodo o irritable si ha ingerido aire y no lo ha podido eructar, por ello es importante que lo ayudes a expulsarlo para que no la pase mal cuando esto ocurra.

A veces el bebé no va a eructar y esto es totalmente normal, por ello no hay que predisponer de algo cuando no ha pasado, esto es importante para que no interrumpas a tu bebé cuando quiera descansar y creas que le falta eructar.

Cuando el bebé toma de pecho y en la postura correcta es muy poco probable que también tome aire, esto te puede servir de pista para saber por qué tu bebé no está eructando. Las tasas de lactancia materna cada vez son más elevadas y el pecho materno no contiene aire. Al no salir aire, sino leche, el bebé solo puede tragar leche, sobre todo si se habla de un bebé que tiene un agarre correcto y que no ha llorado un rato antes de comer (ya que si llora puede que haya tragado aire y después de comer esté molesto). La posición que hace un bebé es de tipo ventosa, se coge al pecho haciendo vacío, por lo que si la posición es la adecuada no tendría que tragar aire.

Ten en cuenta que incluso existen maneras (método Kassing) para alimentar con biberón que posibilitan que el ritmo de alimentación lo decida el mismo bebé y no la gravedad. Es decir, que los bebés coman por succión y no porque “la leche le caiga en la boca”. Esto hace que los bebés traguen menos aire y que no no necesiten eructar tras la toma, básicamente porque no tienen aire en el estómago.

¿Cómo ayudar a mi bebé a eructar?

En ocasiones, es bueno ayudar al bebé a que expulse el aire que ha ingerido, por ello te dejamos los siguientes consejos:

- Mantén al bebé recargado en tu hombro y dale un masaje sobre la espalda: si el bebé tiene dificultades para eructar, esta es la mejor posición. Mantenlo con la espalda recta y la barriga apoyada en tu pecho. Procura que tenga la cabecita apoyada sobre tu hombro, de esta forma, su estómago permanece bien distendido y relajado. Con la mano que te queda libre dale un masaje suave en la espalda, de abajo hacia arriba, esto le ayudará a expulsar el aire.

- Sienta al bebé sobre tus piernas y dale palmaditas cada tanto tiempo, pero asegúrate de ser suave con este movimiento: si todavía no ha llegado el tan esperado eructo, prueba a cambiarlo de posición. Sienta al bebé sobre tus rodillas, ligeramente inclinado hacia delante sobre tu mano derecha. Con la mano izquierda dale unos suaves golpes en la espalda para ayudar a que salga el aire.

- Recuesta al bebé sobre tus piernas y aplícale un masaje, pero asegúrate de que su cabeza se mantenga al mismo nivel que su cuerpo. Tiende al bebé boca abajo sobre tus piernas, con la cabeza apoyada en tu muslo. Mantén la mano izquierda sobre el culito y, con la mano derecha, haz un masaje firme al bebé en la espalda. Los movimientos que hagas deben ser lentos, suaves, regulares y sin cambios bruscos. Solo así se estimulará al aire a salir.

- Sentado sobre tus rodillas: a esta posición se puede recurrir cuando el bebé ya haya cumplido los tres meses de vida y sea capaz de mantener su espalda erguida sin esfuerzo. Se procederá así: inmediatamente después de comer, siéntale sobre tus piernas y sujétale por debajo de las axilar. Después, haz que dé unos pequeños saltitos. Esto hará que el aire ascienda y que sea más facil de que el bebé haga el esperado eructo.

- No mantengas tanto tiempo sentado al niño, ya que esto evita que salga el aire. Esto es algo que se debe tener especial atención en los niños más pequeños.


Te puede interesar:

El peso en bebés es una de las variables que utiliza el pediatra para controlar si el desarrollo de un bebé dado está siendo el correcto en relación con otros bebés de su misma edad.


Fuente: 

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 04-02-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad