×
  • Buscar
Publicidad

¿La leche de fórmula causa reflujo?

¿La leche de fórmula causa reflujo?

La leche en fórmula puede no sentar bien a tu bebé y acabar causándole reflujo, pero hay muchos otros factores que pueden causar que tu bebé tenga reflujo.

Publicidad

Índice

 

¿Puede que a mi bebé no le siente bien la leche de fórmula?

Si estás alimentando a tu bebé con leche de fórmula, sí, existe la posibilidad de que la leche en fórmula esté contribuyendo a que regurgite. Esto se debe a que a algunos bebés algunas fórmulas le funcionan mejor que otras (sin que exista una verdadera alergia o intolerancia).

Aproximadamente el 5% de los bebés no puede sintetizar las proteínas que se encuentran en la leche o en la leche de fórmula de soja. En cualquiera de los casos, regurgitar puede ser una de las señales de esto (le acompañarían gases, mala alimentación, irritabilidad o cambios en la caquita). Si este es el caso, habla con su pediatra sobre otras leches de fórmula.

Si tu bebé tiene una intolerancia real, una prueba de 1 o 2 semanas de leche hipoalergénica (hidrolizada) podría ser la solución.

¿Cómo sé si mi bebé tiene reflujo?

La mayoría de los bebés regurgita los alimentos de vez en cuando, pero esto no siempre significa que tengan reflujo. La diferencia es que el reflujo es más frecuente y ocurre en casi todas las tomas.

A veces, cuando la alimentación no sale realmente de la boca, puede ser muy dificil establecer si tu bebé tiene reflujo o no. Algunas señales clásicas del reflujo incluyen:

- Tu bebé está muy inestable e irritable, particularmente después de comer

No te puedes perder ...

Bebé rechaza la leche de fórmula

Bebé rechaza la leche de fórmula

Llega la hora de volver al trabajo y has decidido darle leche de fórmula al bebé en esas horas y continuar con lactancia mixta ya que sacarte leche en tu trabajo no es nada sencillo. Sin embargo, tu bebé no parece estar de acuerdo contigo y no hay manera de conseguir que se beba los biberones de leche de fórmula… ¿qué puedes hacer?

Y tambien:

- Llanto excesivo

- Tos durante o después de una comida

- Regurgitación o vómito

- Malos hábitos de sueño

- Arqueo de espalda y cuello

- Pérdida o poco aumento de peso

¿Existen las leches anti-reflujo y anti-regurgitaciones?

La fórmula anti-reflujo es una leche que ha sido elaborada con modificaciones o cambios, entre ellos se encuentran:

- El aumento del espesor de la leche: la inclusión de elementos espesantes en esta fórmula contribuye a reducir el reflujo. Pero en caso de esofagitis está contraindicado, ya que los líquidos espesos tardan más en descender por el esófago. Normalmente se utilizan espesantes como el almidón de arroz, el de maíz y las semillas de algarrobo con el fin de que la leche anti-regurgitaciones puede asentar bien en el estómago.

- Se añade la caseína: es una proteína de origen vacuno que contiene aminoácidos esenciales de gran aporte para la alimentación infantil, para el desarrollo muscular y del sistema inmunológico. Se le añade a la fórmula anti-reflujo por la propiedad de precipitación (rápida acumulación o cuajado) que presenta ayudando así a mejorar los cuadros de reflujos.

Normalmente se recomienda mezclar la leche anti-reflujo con la fórmula normal, pero lo más importante es batirla bien para que luego no queden acumulaciones de espesor que pueden obstruir el paso de la leche.

Ten en cuenta que las medidas de las tetinas a utilizar. La leche espesada no fluye muy bien por tetinas pequeñas y puede hacer que el bebé se estrese.

¿Cuáles son las causas más comunes de regurgitación?

 

Tipo de regurgitación

Posible causa

Medidas a tomar

 

Mi bebé escupe un poco después de la mayoría de las comidas

 

 

Reflujo gastroesofágico (es normal si es moderado)

 

No se debe tomar ninguna medida. Con el paso del tiempo y la maduración de los músculos empezará a disminuir

 

 

 

Mi bebé traga aire durante sus comidas y parece tener muchos gases

 

 

Aerofagia (que traga más aire de lo normal)

 

Asegúrate de que la posición de tu bebé es correcta

 

 

Mi bebé regurgita cuando lo balanceo o juego con él después de las comidas

 

 

 

Estimulación excesiva

 

 

Intenta estar más calmada a la hora de comer y no juegues con el niño hasta después de 30 minutos

 

 

Tu bebé ha dejado de escupir y ha empezado a vomitar con contracciones de músculo que ocurren después de cada comida. El bebé vomita con fuerza

 

 

Estenosis pilórica y otro problema de salud que requiera de un diagnóstico y de tratamiento

 

Llama su pediatra enseguida para que pueda examinar a tu bebé

 

Si el bebé tiene rastros de sangre en el vómito o cuando escupe

 

 

Esofagitis u otro problema de salud que requiere de un diagnóstico y de tratamiento

 

Llama a su pediatra lo antes posible para que puedan examinar a tu bebé

 

 

¿Cómo puedo reducir el reflujo de mi bebé?

- Evita alimentar a tu bebé en exceso: ten en cuenta que puede que tú le estés causando que regurgite al llenarle el estómago. Si se llena el estómago más de lo suficiente o demasiado rápido, tu bebé no podrá evitar regurgitar. Para reducir la posibilidad de llenarlo demasiado, simplemente alimenta a tu bebé con cantidades más pequeñas pero en más ocasiones.

- Haz que tu bebé expulse los gases: si tu bebé es propenso a regurgitar, para minimizar la posibilidad de que esto suceda puedes intentar sacarle los gases a tu bebé con más frecuencia. No solo intentes esto después de las tomas, sino también durante las tomas.

- Limita el tiempo de juego activo: después de las comidas, intenta mantenerlo en posición vertical. Presionar el estómago después de haber comido puede incrementar las posibilidades de que se haga mover el contenido del estómago. Posponer ponerlo boca a bajo por un tiempo después de las comidas puede ser una técnica efectiva para evitar el reflujo.

- Agrega un poco de avena a la leche: si tu bebé tiene menos de 6 meses generalmente no se recomienda esto, con una posible excepción, los bebés con reflujo. Estos bebés necesitan alimentos más espesos para tragar con más facilidad y evitar el reflujo. Debido a las preocupaciones por el contenido de arsénico en los cereales de arroz, la American  Academy of Pediatrics recomienda el uso de la avena en lugar de estos.

- Asegúrate de que la tetina del biberón no deja salir la leche demasiado rápido, ya que esto puede hacer que el bebé trague aire.

- Ponle una ropa al bebé que no esté muy ajustada. El pañal tampoco debe constreñirlo demasiado.


Te puede interesar:

Las tomas de leche de fórmula para un bebé deben ser definidas por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.