×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuál es la mejor leche de fórmula?

¿Cuál es la mejor leche de fórmula?

La lactancia materna exclusiva por lo menos hasta los 6 meses es la mejor alimentación posible para cualquier bebé. Sin embargo, hay ocasiones en que la lactancia no se puede llevar a cabo por diferentes motivos y es necesario recurrir a las leches de fórmula. ¿Sabes cuál es la mejor para tu bebé?

Publicidad

Indice

 

¿Por qué debería esperar para darle leche de fórmula a mi bebé?

Todos los especialistas coinciden en que, si es posible, la mejor opción para alimentar a los bebés es la lactancia materna. Esto es debido a que la leche que proporciona la madre se va adaptando perfectamente a las necesidades nutricionales que tienen los bebés. Otra opción para alimentar a tu bebé es la lactancia mixta (se alterna el pecho con el biberón).

A pesar de las recomendaciones, la manera en la que se va a alimentar tu bebé es una decisión que se debe tomar en familia, no debe importarte lo que pueda opinar quien esté fuera de tu núcleo familiar. Tanto la lactancia materna como la lactancia con fórmula tienen sus ventajas y debes sopesarlas.
 

¿Cómo debo elegir la fórmula para mi bebé?

No te puedes perder ...

¿La leche de fórmula engorda?

¿La leche de fórmula engorda?

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan la leche materna frente a la leche de fórmula en todos los casos en los que la alimentación con leche materna no sea un problema. En algunas ocasiones, no obstante, los bebés no pueden alimentarse con leche materna por lo que necesitarán una leche que se prepara de forma artificial con la que intentar ofrecerle al bebé las mismas propiedades nutritivas que la que obtendrían de su madre. Estas son las leches de fórmula, también conocidas como leches de sustitución o leche artificial.

Y tambien:

Las leches de sustitución se asemejan cada vez más a la leche materna, proporcionando a tu niño la mayoría de nutrientes que aporta ésta.

Por lo tanto, más que marcas, tendrás que tener en cuenta una serie de características a la hora de elegir la mejor leche de fórmula:

1- La edad del bebé. Según la edad o el peso del pequeño se encuentran varios tipos de leche: leche especial para prematuros o bebés de bajo peso; fórmulas de iniciación para lactancia exclusiva hasta los 5-6 meses; fórmulas de continuación para bebés desde los 6 meses hasta los 2 años que pueden tomar leche de vaca normal.

2- La presentación de la leche: lista para tomar, en polvo o concentrada. La leche lista para tomar es más práctica puesto que no es necesario agua ni nada más para usarla; sin embargo, tiene una fecha de caducidad muy reducida, mientras que las leches en polvo duran meses una vez abierto el envase (siempre que se conserve adecuadamente). Escoge aquella más práctica para ti según tus circunstancias.

3- Los nutrientes que aporta. La mayoría de leches de fórmula actuales han incorporado nutrientes similares a los que aporta la leche materna que protegen al bebé, refuerzan sus sistema inmunitario, facilitan la digestión… Probióticos, prebióticos, aminoácidos, nucleótidos, minerales y vitaminas, etc. Busca la más completa.

4- Otras características: existen también leches sin lactosa o muy hidrolizadas para bebés alérgicos; con almidón de arroz para evitar la regurgitación; con fibra para reducir la diarrea; etc.
 

¿Que tipo de fórmulas existen?

A la hora de comprar la leche de fórmula infantil te vas a encontrar con varios tipos básicos:

- Fórmulas a base de leche de vaca: la fórmulas de leche infantil de base de leche de vaca representan alrededor del 80% de las que se venden hoy en día. Esta leche de vaca se ha cambiado drásticamente para que sea lo más segura posible para los bebés. A través del calor (y otros métodos) hacen que la proteína sea más digerible, se le añade más cantidad de lactosa (para hacer una concentración similar a la de la leche materna) y se elimina parte de la grasa de la leche (reemplazándola por aceites vegetales y otras grasas que los bebés pueden digerir con mayor facilidad y son mejores para el crecimiento del bebé).

La leche de fórmula de vaca tiene hierro adicional agregado. Este tipo de leche ha hecho que el índice de anemia debido a la deficiencia de hierro en la niñez se reduzca drásticamente en las últimas décadas. El hierro es un mineral necesario para el desarrollo y crecimiento humano normal y, para cubrir sus necesidades, algunos bebés no tienen reservas naturales suficientes de este mineral. Por otra parte, se ha mostrado preocupación por si estas leches pueden producir estreñimiento, pero esto es falso, dado que la cantidad de hierro que proporciona la leche infantil es muy baja. Además, algunas fórmulas son también fortificadas con probióticos que imitan los oligosacáaridos (sustancias que estimulan el recubrimiento intestinal).

- Fórmulas hidrolizadas: este tipo de leches son conocidas comúnmente como ‘predigeridas’, lo que significa que la proteína de la leche se ha descompuesto en proteínas más simples, de más fácil digestión. Estas leches pueden ser algo más costosas que las leches de fórmula regulares. Es el pediatra quien recomendará que tu hijo empiece a tomar leche en fórmula hidrolizada.

- Fórmulas hipoalergénicas: este tipo de leche ayudará al 90% de los bebés que presentan alergias a algún alimento. En los casos en los que el bebé tiene mayor riesgo a padecer alergias alimentarias, la lactancia materna es particularmente deseable ya que, cuando existe un fuerte historial familiar de alergias, podría ayudar a evitar alguna provocada por los alimento para bebés (en especial si el bebé se alimenta exclusivamente con pecho durante al menos 6 meses).

- Fórmulas a base de soya: este tipo de fórmula se basa en la proteína de soya y un carbohidrato (glucosa o sucrosa). Se recomienda a los bebés que no son capaces de digerir la lactosa. Muchos bebés atraviesan fases donde no son capaces de digerir la lactosa, pero normalmente es algo pasajero y no conlleva un cambio en la dieta. Si el pediatra de tu bebé sugiere una leche sin lactosa, puedes estar tranquilo, esta le proporciona todos los nutrientes necesarios para su crecimiento.

En el caso de tener una verdadera alergia a la proteína de la leche de vaca, la soya puede ser una buena alternativa, pero la mitad de los bebés alérgicos a la proteína de vaca lo son a la de la soya.

- Fórmulas especiales: este tipo de fórmula se fabrica para bebés con trastornos o enfermedades específicas. También existen leches de fórmulas hechas específicamente para bebés prematuros. Es importante que, si el pediatra de tu bebé le recomienda este tipo de fórmula, sigas al pie de la letra sus consejos (la alimentación con este tipo de fórmula puede ser muy diferente que con las fórmulas comunes).


Te puede interesar:

La cantidad de leche de fórmula para bebés debe ser definida por los propios bebés tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.