Deporte y lactancia, ¿son compatibles?

Deporte y lactancia, ¿son compatibles?
comparte

Sí, no hay ningún problema en que realices deporte mientras estés dando el pecho. De hecho, el ejercicio siempre es beneficioso, también mientras dure la etapa de lactancia. Eso sí, debes usar ropa interior apropiada para evitar dañar tus pechos y realizar un ejercicio adecuado a tu estado físico y tu recuperación posparto.

El ejercicio físico moderado y adaptado a la persona que lo realiza presenta múltiples beneficios, muchos de los cuales son muy recomendables en esta nueva etapa que empieza tras el nacimiento del bebé: mejora la salud cardiovascular, evita la calcificación de los huesos, ayuda a recuperar el peso tras el embarazo, aumenta la fuerza muscular, estimula el sistema inmunitario, reduce el estrés y el cansancio provocados por la nueva maternidad, aumenta la autoestima y proporciona una sensación de bienestar consigo mismo.

 

Todo esto hace que sea muy aconsejable realizar algún deporte o ejercicio al menos 3 veces por semana durante unos 30-40 minutos. No obstante, para que no te pase factura debes seguir una serie de consejos:

 

- Empieza cuando tu médico te diga que ya te has recuperado del parto y no hay contraindicaciones al respecto.

 

- Debes ir poco a poco.

 

- El ejercicio físico intenso en mujeres sin costumbre puede disminuir el volumen de leche y afectar a su composición al reducir la concentración de algunos factores de defensa o de la lactosa y aumentar otros como el ácido láctico, que puede amargar el sabor de la leche provocando rechazo en el bebé. Por eso se aconseja un deporte moderado y adecuado.

¿Cómo actuar frente a una huelga de lactancia?

¿Cómo actuar frente a una huelga de lactancia?

Las huelgas de lactancia son periodos transitorios (pueden durar desde varios días a un par de semanas) en los que el bebé rechaza el pecho por diferentes motivos. Esto no significa que haya que retirarle el pecho totalmente porque ya no quiera seguir mamando, sino que hay que averiguar qué interfiere con la lactancia para ponerle solución y poder seguir con ella.

 

- Evita deportes en los que exista riesgo de golpe en las mamas, como los deportes de contacto.

 

- Usa un sujetador de deporte adecuado, preferiblemente de algodón.

 

- El mejor momento para hacer deporte es tras una toma, para que haya tiempo hasta la siguiente para hacer el ejercicio, ducharse y recuperarse.

 

- Debes aumentar la ingesta de líquidos.

 

- Sigue una dieta pobre en grasa (por debajo del 30% del aporte energético) pero rica en hidratos de carbono complejos para mantener los depósitos de glucógeno, principal fuente de energía.

 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×