Beneficios de la lactancia prolongada

Beneficios de la lactancia prolongada
comparte

La OMS promueve la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y posteriormente, una alimentación en la que se combine la lactancia materna continua y la incorporación de nuevos alimentos de forma progresiva. Sin embargo, no especifica un tope para dejar de dar el pecho al niño. ¿Hasta cuándo es bueno darle el pecho?

Esto genera grandes polémicas. Hay quienes consideran que la lactancia materna no debe durar más de dos años y otros consideran favorable prolongar la lactancia incluso hasta los 7 años, en función de la demanda del niño y de la disposición de la madre a continuar con la lactancia hasta que el niño se destete de forma natural.


En el estudio realizado por la OMS se especifica que, a pesar de que hay corrientes que consideran que la lactancia materna no es suficiente alimento para el bebé recién nacido, los estudios demuestran que es el alimento perfecto para que el niño se desarrolle plenamente y que, al menos durante los primeros seis meses de vida, no necesita ningún alimento adicional.


Alimentación mixta después de los seis meses


A partir de los seis meses sí se requiere que el niño combine la leche materna con alimentos que le proporcionen nutrientes extra. Pero se incide especialmente en la importancia de que, en la medida de lo posible, se prolongue la lactancia materna durante más tiempo y con regularidad, pues tiene múltiples beneficios para el bebé y para la madre.

No te puedes perder ...


Sin embargo, es muy importante que el niño se alimente también de otras cosas. Lo mejor es combinar tomas de leche materna con compotas, zumos y, a medida que crece el niño, con alimentos sólidos. De esta forma las madres se aseguran de que su hijo recibe todas las ventajas de la leche materna y toda la energía extra que requiere para desarrollarse plenamente.


Dejar de dar el pecho: ¿cuándo es el momento?


Los estudios no son claros en este aspecto. No se especifica un momento ideal para que el niño se destete aunque hay muchas opiniones encontradas al respecto. En muchas sociedades es raro alargar la lactancia más allá de los seis meses y es difícil encontrar madres que dan el pecho a hijos mayores de dos años.


No existe una fecha límite para dejar de dar el pecho. La lactancia materna prolongada puede llegar incluso hasta que el niño tiene 7 años de edad, aunque son muy pocas las mujeres que llegan hasta ese momento dando el pecho; el niño suele dejar de buscar el pecho antes.


Mientras ambos se sientan a gusto


Si el niño crece sano, la alimentación mixta puede mantenerse sin problemas. El aprovechamiento pleno de la lactancia materna ayuda a que el sistema inmune de los niños sea más fuerte, por lo que los niños que disfrutan de la lactancia materna prolongada son menos propensos a las enfermedades y desarrollan más anticuerpos.


Además, la lactancia materna ayuda a reforzar el vínculo madre-hijo, tiene beneficios físicos y psicológicos y es una fuente de nutrientes perfecta para el niño, por lo que, siempre que madre e hijo puedan, lo recomendable es continuar con ella hasta que esa etapa acabe de forma natural.


Redacción: María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>