Caries en los bebés

Caries en los bebés
comparte

La caries sigue siendo la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la aparición precoz de caries afecta a 50.000 bebés.

Cuidar la boca de los recién nacidos y tomar las medidas oportunas para evitar la infección bacteriana que provoca esta enfermedad, es fundamental para prevenir su presencia temprana, esto es, antes de los 6 años.


Los dientes de leche suelen salir a partir de los seis meses, acabando a los dos años y medio, aproximadamente. Cuando el diente se está preparado para asomar, el bebé babea más y puede encontrarse irritable e inquieto debido al dolor o a la comezón que le produce el diente al romper la encía. Para calmarle, se recomienda darle un mordedor o algún objeto, preferiblemente frío, que pueda apretar con sus encías.


En cuanto a la higiene bucal de los más pequeños, la recomendación en la que coinciden todos los expertos, es que la madre o el padre comiencen a limpiarlos en cuanto aparezcan las primeras cúspides de los dientes. Primero puede resultar más sencillo ayudarse de una gasa; a continuación, se utilizará un cepillo acorde a la edad del niño, pequeño y suave. A partir de los tres años se podrá emplear pasta de dientes en pequeñas cantidades, así como dentífricos infantiles específicos fluorados.

Complicaciones en los bebés engendrados mediante reproducción asistida

Complicaciones en los bebés engendrados mediante reproducción asistida

Hasta hace poco, se pensaba que el aumento de los partos prematuros y de los bebés con bajo peso al nacer estaba directamente relacionado con las técnicas de reproducción asistida –o al menos con el hecho de que la mayoría de estos tratamientos dan lugar a embarazos múltiples y se llevan a cabo en mujeres mayores de 40 años. Sin embargo, recientes investigaciones de un grupo de científicos noruegos apuntan a otra causa: la infertilidad de los padres y no las técnicas en sí


Tanto pequeños como mayores deben recordar que los dientes deben limpiarse después de cada comida y siempre antes de acostarse. Asimismo los padres han de supervisar el cepillado de los niños hasta alrededor de los ocho años.


Evitar las primeras caries


La aparición de caries está relacionada con las dietas ricas en azúcares, la mala higiene oral, el tipo de sustancias presentes en la boca y la predisposición de la persona a padecerlas.


Los bebés también pueden tener caries, son las llamadas “caries de biberón”. De hecho, según la Encuesta Nacional de Salud realizada por el INE, en 2011-2012, más de 50.000 niños de entre 0 y 4 años tiene caries, concretamente, 61.800 niños.


Las caries están producidas por ácidos que atacan el esmalte. Por ello, Julia Cárdenas, odontóloga de la Clínica Perio Plénido, desaconseja que se moje el chupete en alimentos dulces como la miel o el azúcar. Además, tampoco es recomendable que se le dé al bebé bebidas azucaradas en el biberón, como zumos envasados, leche con azúcar o cualquier otro producto que contenga azúcar en su composición. Igualmente el uso del biberón y el chupete no debería prolongarse más allá del año. Y nunca dejar al niño que se duerma con el biberón en boca. El cepillo de dientes o el agua, debe ser lo último que esté en contacto con los dientes del bebé al irse a la cama. Sin embargo, la leche materna por sí sola no favorece la aparición de caries.


Otros gestos como limpiar el chupete con la saliva de la madre, probar el biberón directamente, comer la comida con la misma cuchara o besarle en los labios, son los principales causantes de caries en los pequeños. Según demuestran varios estudios, la madre es la mayor “donante” en la transmisión de caries, en más del 70% de los casos. Las bacterias cariogénicas son transmitidas de madre a hijo a través de estos simples y comunes hábitos.


Por último no debemos olvida realizar la primera visita al dentista cuando el bebé cumpla el primer año de vida.

Si no se llevan a cabo estas recomendaciones, se puede producir un edentulismo parcial o pérdida de alguno de los dientes.

 

Fuentes: Juan Carlos Llodra Calvo, Profesor de Odontología Preventiva y Comunitaria de la Universidad de Granada. Plénido Quality Dental Group.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×