¿Qué hacer antes de quedar embarazada?

¿Qué hacer antes de quedar embarazada?
comparte

Plantearse tener un hijo implica algo más que el deseo de tenerlo o quedar embarazada. Tendrás que poner en orden muchos sentimientos contradictorios y serán infinitas las preguntas y dudas que te asalten.

Por ello no está de más pensar en algunos asuntos básicos y solucionar tareas pendientes antes de tomar la decisión. Estos son algunos:

 

- ¿Estás preparada para sacrificar tu independencia? La maternidad supone dejar de pensar en uno mismo y olvidarse de hacer cualquier cosa en cualquier momento, para pasar a pensar en otra personita que será la prioridad en tu vida en casi todo momento.
 

- Si tienes pareja es importante compartir con ella previamente tu idea sobre lo que significa ser padre, así como sobre la relación que mantendréis a partir de entonces, acerca de las decisiones que tomaréis en el embarazo (tras los resultados de ciertas pruebas prenatales o si no conseguís concebir, por ejemplo), en el parto, en el cuidado del bebé, con su educación, etc.
 

- ¿Cuentas con ayuda y apoyo familiar o de amigos cercanos para el cuidado del bebé? Los primeros días tras la llegada de un bebé son mágicos para unos recién estrenados padres primerizos, pero no nos engañemos, también están llenos de dudas, noches en vela, cansancio, desconocimiento, ansiedad, irritación... Toda ayuda será poca en estos momentos. El apoyo social del entorno, entre otras cosas, es esencial en la prevención de la depresión posparto.
 

No te puedes perder ...

- ¿Qué tipo de sanidad deseas? Todo embarazo, aunque se desarrolle de manera aparentemente normal, requiere de un seguimiento obstétrico. Deberás decidir si quieres atención pública o privada tanto durante el seguimiento de la gestación como en el parto. Igualmente tras el nacimiento de tu bebé, este precisará de un pediatra de atención primaria para vigilar su desarrollo, velar por su salud y administrarle las vacunas correspondientes. Si deseas una cobertura privada, conviene informarse con antelación para prever los periodos de carencia y otras condiciones de las distintas pólizas de seguros, ya que varían de una a otra.
 

- Haz cuentas y analiza tu situación económica. Un recién nacido supone un coste medio de 6.000 € el primer año. Cantidad que va en aumento a medida que crece el niño. Ahora bien, la llegada de un bebé también implica un cambio de hábitos y renunciar inevitablemente a otros gastos que tenías con anterioridad (salidas nocturnas, comidas, cenas, viajes, etc.) por lo que lo que gastes en él lo ahorrarás de otro lado. En cualquier caso, no está de más que comiences a ahorrar y a reducir gastos superfluos. Así como empezar a pensar en formas de disminuir el desembolso inicial que supone tener un hijo (personas cercanas que puedan dejarte ropa y equipamiento del bebé, tiendas de segunda mano, regalos, etc.).
 

- Revisa tu salud. Visita a tu médico y coméntale tus planes de concebir. Es importante examinar tu estado y hábitos así como empezar a tomar un suplemento vitamínico que contenga ácido fólico al menos un mes antes de quedarte embarazada. Tu doctor o ginecólogo también convendrá la necesidad de vacunarte, descartar enfermedades, suspender tratamientos, etc.
 

- Es fundamental asimismo ver al dentista y hacer una última revisión oral previa al embarazo con el objetivo de tratar cualquier dolencia o tomar medidas de prevención. Muchos tratamientos y rutinas dentales (rayos X, anestesias, medicación...) están contraindicados durante la gestación por riesgo fetal.
 

- ¿Cómo te organizarás en el trabajo? Tienes derecho a una baja de maternidad, también tu pareja, así como a una reducción de jornada por lactancia. Infórmate además de otros posibles permisos a los que tengas derecho en tu empresa. Recuerda que durante el embarazo necesitarás ausentarte del trabajo para los exámenes médicos o las clases de preparación al parto.
 

- Ponte en forma. Cuanto más sana y en forma física estés más posibilidades tendrás de concebir y de llevar el embarazo de la mejor manera. Si tienes sobrepeso, el deseo de tener un hijo puede ser un gran aliciente para reducir esos kilos de más. Igualmente conviene no dejar de lado la actividad física y cuidar especialmente la nutrición. Una buena alimentación sana y equilibrada es ahora más importante que nunca. Del mismo modo es una oportunidad excelente para dejar de fumar y evitar hábitos poco saludables.
 

- Piensa en todos los grandes planes o proyectos que tienes en marcha o a punto de comenzar y sopesa su aplazamiento o compatibilidad con un embarazo. Hablamos de cambios de trabajo, mudanzas, obras en casa, viajes, etc. Trata de concluir todo aquello que tengas empezado, porque después tu bebé ocupará la mayor parte de tu tiempo.
 

- Comprueba que el entorno doméstico sea seguro tanto para una mujer embarazada como para el futuro bebé.

 

Un último consejo: Habla o pasa tiempo con amigos o familiares que tengan hijos pequeños o bebés observando cómo es un día normal en la vida de unos padres, para hacerte una idea.


Te puede interesar:
Una de las primeras inquietudes que tiene la futura madre es "¿cómo saber qué tiempo de embarazo tengo?". Para saberlo de manera orientativa puede contar las semanas que han pasado desde la última regla siendo el resultado las semanas de gestación. Cuando se visite al obstetra éste podrá dar una cifra exacta a través de la primera ecografía que se le realiza al feto.


Fecha de actualización: 12-12-2014

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>