¿Cuándo puede ir un niño en elevador en el coche?

¿Cuándo puede ir un niño en elevador en el coche?
comparte

Una de las principales causas de mortalidad infantil en nuestro país son los accidentes de tráfico. De ellos, casi la mitad están relacionados con un mal uso de los sistemas de retención infantil, bien porque carecían de ellos o bien porque estaban mal colocados. Además, muchos padres se preguntan hasta qué edad es necesario que sus hijos usen elevador. 

Las sillitas de coche, llamadas técnicamente Sistemas de Retención Infantil, son vitales para desplazarse en coche con niños. No solo se recomienda su uso sino que es obligatorio para todos los menores con estatura inferior a 1,35 metros. Su incumplimiento supone una infracción grave y, lo más importante, pone en riesgo la vida de tu hijo ya que, en caso de accidente, un niño tiene muchas más posibilidades de salir despedido fuera del coche o sufrir un golpe fuerte que cause graves traumatismos e incluso la muerte.

 

Para que los SRI cumplan su función de seguridad es fundamental que esté perfectamente instalado y anclado al vehículo y sea el adecuado para el peso y tamaño del niño.



¿A qué edad puede un niño ir en elevador?


Los elevadores pueden utilizarse a partir de los 4 años más o menos. Pero antes conviene diferenciar y conocer los dos grupos en los que se dividen los mismos, teniendo en cuenta siempre que la elección debe realizarse de acuerdo a la talla. Hasta hace poco se tenía en cuenta el peso, pero desde la entrada en vigor en mayo de 2014 de la Nueva Ley de Tráfico, solo se tiene en cuenta la talla.

No te puedes perder ...

¿Cuándo puede ir un niño en el asiento delantero de un coche?

¿Cuándo puede ir un niño en el asiento delantero de un coche?

Desde la entrada en vigor de la última modificación del Reglamento General de la Circulación, aprobada el 17 de julio de 2015, los menores de estatura igual o inferior a 135 cm, salvo que el vehículo solo cuente con asientos delanteros, deben viajar en los asientos traseros.

 

El grupo 2 es semejante a la silla infantil de coche del grupo 1, pero se diferencian principalmente de estas en que no requiere de arnés propio sino que están especialmente diseñadas para ser utilizadas con el cinturón de seguridad del coche, colocando al niño a la altura idónea. Este elevador, o silla del grupo 2, está indicado para niños de entre 3 y 6 años aproximadamente o para aquellos menores que tengan un peso de 18 a 25 kg

 

Para los niños más grandes existen asientos elevadores con respaldo independiente. Sería el grupo 2-3, que abarca desde los 4 a los 12 años de edad (de 18 a 36 kg).

 

El grupo que corresponde a los cojines elevadores es el 3, y están dirigidos a niños de entre 6 y 11 años, con un peso entre 22 y 36 kg. En estos casos el niño es demasiado grande para una silla pero aún no tiene el tamaño suficiente para que el cinturón de seguridad de un adulto le proteja debidamente. Como su nombre indica, el elevador, eleva al niño hasta la altura adecuada para que el cinturón le ajuste correctamente y cumpla su función. De este modo la parte diagonal debería pasar por encima de la clavícula y el hombro, sin tocar el cuello y la banda horizontal inferior del cinturón tendrá que apoyarse sobre las caderas y los muslos y nunca sobre la tripa. Este asiento elevador se coloca siempre en la parte trasera del coche, mirando hacia el sentido de la marcha.
 

Nueva normativa

En enero de 2017 entraron en vigor algunos cambios correspondientes a las dos normativas que están en vigor actualmente: la R44/04 y la R129 (i-Size). Algunos de estos cambios afectan a los elevadores. Así, actualmente “los elevadores que se fabriquen a partir de ahora sin respaldo sólo podrán ser utilizados por niños de más de 125 cm. Los niños de menos de esta altura no podrán viajar con un elevador sin respaldo”. Y, aunque los modelos antiguos se siguen vendiendo y se pueden usar, se recomienda no hacerlo ya que son mucho menos seguros.

Además, los menores de 135 cm deben viajar obligatoriamente en los asientos traseros y con un sistema de retención infantil adecuado a no ser que todos los asientos traseros están ocupados por niños. Si no hay más remedio y se sienta en el copiloto, hay que desactivar el airbag frontal y colocar al niño a contramarcha si todavía usa sillas de estas.


Por último, la DGT recomienda el uso de sistemas de retención hasta que el niño mida 150 cm, aunque solo es obligatorio hasta los 135 cm.

 

¿Cómo sé si está homologado el sistema de retención infantil?

Si no quieres poner en peligro la vida de tu hijo o que te pongan una multa, el sistema de retención infantil de tu niño debe estar homologado. Para saber si el sistema que tienes está homologado debes revisar si presenta una etiqueta naranja (normalmente en la parte trasera del sistema de retención infantil).

 

Esta pegatina garantiza que el sistema ha sido homologado después de haber sido sometido a una serie de pruebas como son los choques frontales o los laterales y esta avala la seguridad y la fiabilidad de esta.

 

Además, con que una silla tenga esta pegatina (o en su defecto una etiqueta cosida) no basta, para que un sistema de retención infantil sea efectivo, además se debe seguir fielmente las instrucciones de montaje y anclaje que facilita el fabricante.

 

Consejos a la hora de comprar un sistema de retención infantil

-Primero pide que te enseñen las instrucciones de uso y consulta el manual de propietario de tu coche para comprobar si es compatible.

-Vete con tu vehículo a la tienda donde pienses comprar el sistema de retención infantil y pide que te hagan una demostración de montaje. Después de que lo haga el vendedor, intenta hacerlo tú mismo para ver si no se te hace muy complicado.

-Lleva a tu hijo a la tienda para comprobar el sistema que quieres adquirir. Si le gusta no tendrá problemas en usarlo, es algo que va a usar mucho así que debe poder sentarse cómodamente y con total seguridad.

 

¿Qué lesiones son frecuentes en los niños?

-Lesión en el cuello: los niños hasta 2 años debido al tamaño de la cabeza respeto al cuerpo y la fragilidad de su columna vertebral.

-Lesión en la cabeza: niños entre 2 y 4 años, las vértebras no son los suficientemente fuertes para soportar los frenazos fuertes.

-Lesiones de abdomen: niños de 4 a 10 años, hemorragias internas o lesión abdominal ya que los órganos no se encuentran suficientemente fijos a la estructura muscular.

 


Te puede interesar:
Muchas personas se preguntan "¿cómo calcular la altura futura de un bebé?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fuente:

Dirección General de Tráfico, http://www.dgt.es/es/

Seguridad Vial, https://www.seguridad-vial.net/conductor/seguridad-infantil/55-sistemas-retencion-infantil?gclid=Cj0KCQiAk7TuBRDQARIsAMRrfUY1a2lItHbhDG7DB5b6UN46hCmxglfvunQorF20VmyZZFYT8U28sv8aAsKkEALw_wcB

 

Fecha de actualización: 14-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Lola Merino Marquez

    "Mi pregunta es sobre el peso del niño tiene casi 5 años pero no llega a los 18 kilos, ¿Puede usar el alzador?".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    */?>