• Buscar
Publicidad

Preguntas y respuestas sobre la vacunación COVID en adolescentes

Preguntas y respuestas sobre la vacunación COVID en adolescentes

¿Tu hijo tiene más de 12 años y aún no le has vacunado? ¿Tienes muchas dudas, preguntas y miedos acerca de la vacunación en adolescentes? Te las resolvemos todas.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué vacunar a mi hijo?

La principal duda es si vacunar o no a nuestros hijos adolescentes, ya que la vacunación en España no es obligatoria y el hecho de que la infección por COVID en esta franja de edad, en general, sea leve hace que muchos padres se planteen la necesidad de vacunar a sus hijos.

Para aquellos que tengan dudas, estos son los principales beneficios de vacunarnos, incluidos a los chicos y chicas de entre 12 y 19 años:

Disminuir la gravedad y mortalidad de los grupos vulnerables, protegiendo no solo al vacunado, sino a sus convivientes y al resto de la población en general. Cuanta más gente vacunada haya, menos probabilidad habrá de que el resto se expongan al virus o, al menos, a altas cargas víricas. También, cuantos más inmunizados, menor circulación del virus y menor probabilidad de nuevas mutaciones y aparición de nuevas variantes.

Es decir, la vacuna es, por el momento, la única esperanza de acabar con el coronavirus y volver a nuestras vidas anteriores. Y, para ello, es importante que nos vacunemos los más posibles, incluyendo a los adolescentes. Si no, no servirá de nada.
 

¿A partir de qué edad puedo vacunar a mi hijo?

A partir de los 12 años cumplidos (personas nacidas en 2009 o antes). Por el momento, no hay estudios sobre la seguridad y la eficacia en niños menores, aunque se están haciendo. Por eso, puede que dentro de unos meses se pueda vacunar también a menores de esta edad, pero, por el momento, solo a mayores de 12 años, incluidos.
 

¿Qué vacunas se usan en los adolescentes?

En la Unión Europea se dispone de dos vacunas autorizadas para usar a partir de los 12 años:

- Comirnaty (Pfizer & BioNTech)

- Spikevax (Moderna)

Es decir, las vacunas creadas a partir del ARN mensajero. La vacuna de Astrazenca no está autorizada para personas de esta edad.
 

¿Cuántas dosis son y cómo se ponen?

Ambas vacunas deben administrarse en pauta de dos dosis:

- Comirnaty: segunda dosis 21 días (3 semanas) después de la primera.

- Spikevax: segunda dosis 28 días (4 semanas) después de la primera.

Además, ambas vacunas se inyectan en el músculo deltoides del hombro. Se puede hacer en cualquier brazo, pero por si produce dolor, se recomienda el brazo que no se use habitualmente.

Por otra parte, es recomendable ajustarse a estos tiempos y no retrasar ni adelantar la segunda dosis. No obstante, el intervalo mínimo entre dosis es de 19 días para Comirnaty y 25 para Spikevax; si se adelanta más, quedará invalidada la primera dosis y habrá que repetir su administración.

La demora de algunos días de la segunda dosis no afecta a su efectividad, siguen siendo totalmente válidas.
 

¿Y si mi hijo ya ha pasado la infección?

Si tu hijo ya ha pasado la infección, se debe administrar una sola dosis, preferentemente 4-8 semanas después del diagnóstico.

Si la infección se produce después de la primera dosis y antes de la segunda, se aconseja administrar la segunda dosis 4-8 semanas después del diagnóstico.
 

¿Qué síntomas se pueden notar después de la vacunación?

Las vacunas basadas en ARNm son muy seguras, pero, como todos los medicamentos, pueden provocar efectos secundarios. La mayoría de estos son leves y de corta duración y no todas las personas vacunadas los padecen. Los efectos secundarios más comunes solo duran uno o dos días y son:

- Dolor y sensación de pesadez en el hombro y el brazo donde se ha inyectado la vacuna.

- Sensación de cansancio, malestar general y escalofríos.

- Dolor de cabeza y fiebre de bajo grado.

- Raramente, se puede notar inflamación de los ganglios de la axila o el cuello del mismo lado de la inyección, que puede durar 7-10 días

Si los síntomas son intensos y el malestar importante se puede tomar paracetamol (un comprimido de 500 mg o equivalente en suspensión) y, si es necesario, repetir a las 6-8 horas. No se debe tomar paracetamol antes de la vacunación ya que no se evitarán los efectos secundarios.

En casos muy, muy raros, se han notificado algunos casos de miocarditis y pericarditis (inflamación del corazón) después de la vacunación de la COVID-19. Estos casos se han observado sobre todo en adolescentes varones y pocos días después de la segunda dosis. La buena noticia es que la gran mayoría se ha recuperado en pocos días sin apenas tratamiento.

Por si acaso, debes vigilar si tu hijo sufre estos síntomas:

- Dolor en el tórax (el pecho)

- Dificultad para respirar

- Sensación de latidos cardiacos muy rápidos o fuertes

Y acudir al médico.
 

Me da miedo el riesgo de miocarditis… ¿Qué hacer?

Como decíamos, el riesgo de miocarditis o pericarditis es muy pequeño y, además, es menor que si el adolescente se contagia de COVID-19 de manera natural. Por lo tanto, el balance riesgo-beneficio de la vacunación es claramente favorable a la vacunación.
 

¿Tienen contraindicaciones las vacunas de la COVID-19?

Las vacunas Comirnaty y Spikevax están contraindicadas en las personas con antecedentes de haber tenido reacciones alérgicas graves (por ejemplo, anafilaxia) a una dosis previa de la propia vacuna o a algún componente de las misma. El polietilenglicol (PEG) es el componente (excipiente) más frecuentemente implicado en la alergia a estas vacunas

La vacunación no está contraindicada en personas con alergias a alimentos, a animales, insectos, alérgenos del ambiente, látex u otras alergias.

No se ha comprobado interacciones con medicamentos.
 

Tras la vacunación, ¿puede mi hijo hacer vida normal?

Sí, no es necesario interrumpir las actividades normales (acudir al instituto, actividad física, etc.) mientras no se encuentre mal. No obstante, puede ser razonable evitar el ejercicio físico intenso y la exposición prolongada al sol si las temperaturas ambientales son elevadas.
 

¿Se puede contraer la covid-19 estando vacunado?

Las vacunas han demostrado ser muy efectivas en la prevención de la enfermedad, sobre todo de las formas más graves. También en personas jóvenes y adolescentes. Pero, efectivamente una persona vacunada puede contagiarse de COVID-19, sobre todo en el periodo hasta que la inmunización está completa, unas 2 semanas después desde la segunda dosis.

Asimismo, en las personas completamente vacunadas que se infectan, la enfermedad suele ser, en general, más leve que en los no vacunados.

Las personas vacunadas que se infectan también pueden contagiar, aunque probablemente menos que los no vacunados ya que tienen menor carga viral.
 

¿La vacuna es eficaz con la variante Delta?

Sí. Estudios recientes (López-Bernal J. et al. 2021) han mostrado que dos dosis de las vacunas de ARNm mantienen una efectividad similar a la demostrada cuando la variante Alfa era la predominante.
 

¿Qué hacer si la vacunación de la COVID-19 coincide con otras vacunas?

Por ejemplo con las de los 12 años (meningitis ACWY, virus del papiloma humano, y varicela, si no está vacunado antes) o la de los 14 años (tétanos-difteria o tétanos-difteria-tosferina), o con cualquier otra vacuna que esté indicada (gripe).

En este caso, no hay estudios disponibles sobre la coadministración de vacunas con las de la COVID-19. A pesar de ello, no se espera que haya ninguna interferencia entre estas vacunas y las de la COVID-19 (siendo estas vacunas inactivadas).

No obstante, la recomendación oficial actual es separarlas una semana.
 

¿Y si yo quiero vacunar a mi hijo y mi ex no?

Los adolescentes que tienen 16 o más años de edad tienen capacidad legal para aceptar o rechazar la vacunación por sí mismos, por lo que serían ellos los que decidieran en caso de discrepancia entre los padres separados.

En el caso de padres separados, independientemente de la situación de custodia (la ostenta uno de los padres, compartida o en trámites judiciales), oído el propio adolescente, bastaría el consentimiento verbal de uno de los padres (normalmente el custodio) si no consta fehacientemente la oposición del otro. Los servicios sanitarios no tienen la obligación de recabar el consentimiento de ambos padres.

Si uno de los padres se opone a la vacunación, es su obligación hacer constar personal e inequívocamente su posición para poder ser tenida en cuenta.

En ese caso, deberá ser la autoridad judicial quien decida finalmente, a instancias de la parte favorable a la vacunación.

En el caso de que ambos padres rechacen la vacunación, los servicios sanitarios, si entienden que esta decisión comporta riesgos extraordinarios al adolescente, por sus circunstancias clínicas individuales y la situación de riesgo de exposición al virus, pueden solicitar una decisión judicial.


Fuentes:

AEPED: https://vacunasaep.org/profesionales/noticias/vacuna-covid-adolescentes-preguntas-y-respuestas#:~:text=A%20partir%20del%2030%20de,8%20semanas%20despu%C3%A9s%20del%20diagn%C3%B3stico.

MSCBS: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/covid19/docs/Vacuna_COVID_adolescentes_PreguntasyRespuestas.pdf

Frenck RW, et al. Safety, Immunogenicity, and Efficacy of the BNT162b2 Covid-19 Vaccine in Adolescents. N Engl J Med. 2021;385:239-50. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2107456

López-Bernal J, et al. Effectiveness of Covid-19 Vaccines against the B.1.617.2 (Delta) Variant. N Engl J Med. 2021;385:585-94

Fecha de actualización: 29-09-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×