• Buscar
Publicidad

¿Qué pasa cuando a un niño le duele el pecho?

¿Qué pasa cuando a un niño le duele el pecho?

El dolor torácico o “de pecho” es un motivo de consulta poco frecuente en urgencias pediátricas, pero genera una gran preocupación debido al miedo a que esté relacionado con un problema de corazón. No obstante, el dolor de pecho pocas veces está causado por una enfermedad cardiovascular.

Publicidad

Índice

 

¿Cuáles son las causas más frecuentes de dolor torácico en niños?

El dolor torácico supone el 0,25-0,5% de las consultas en los servicios de urgencias pediátricos (1 de cada 200-400 niños). No obstante, rara vez el origen de este dolor es cardiovascular. Casi siempre se trata de un proceso benigno, aunque muchas veces es recurrente, prolongado y difícil de tratar. No tiene preferencia por un sexo y predomina en adolescentes.

Las causas principales de este dolor en el pecho son:

- Idiopáticas o desconocido (representan entre el 12 y el 85% de los episodios). Más frecuente en preadolescentes-adolescentes. Son episodios de dolor intenso, cortos y recurrentes, sin otros síntomas asociados. No se consigue reproducir el dolor a través de ninguna maniobra. Pueden causar una ansiedad importante, llegando a interferir con las actividades cotidianas, aunque no es lo habitual.

- Osteomuscular. Normalmente se debe a una inflamación leve de las articulaciones entre el esternón, la clavícula y las costillas (costoncondritis). Puede afectar a uno o más cartílagos costales. Suele ser unilateral aunque también puede ser bilateral. Cede con el reposo y la toma de antiinflamatorios (como el ibuprofeno). Suele estar provocado por un traumatismo o ejercicio físico intenso. Las molestias empeoran con los movimientos y con la respiración profunda, y el dolor se reproduce con la palpación. Puede persistir meses.

No obstante, el dolor osteomuscular también puede estar causado por otros problemas de medicina como el Síndrome de Tietze, una rara variante de la costocondritis. El Síndrome de pinzamiento precordial (o punzada de Teixidor), un dolor intenso de inicio brusco y duración breve (segundos o minutos) localizado en el borde esternal izquierdo que tiene carácter recurrente, su frecuencia y duración son muy variables, y no es reproducible. O el Síndrome de la costilla deslizante, un dolor en relación con las costillas 8.ª-10.ª, las deslizantes, que puede provocar un chasquido seguido de un dolor intenso en el borde costal inferior.

- Respiratorias: crisis de asma, neumotórax, neumonías. El asma y la tos son las principales causas respiratorias y generalmente están relacionadas con la sobrecarga muscular. La neumonía va acompañada de fiebre y otros síntomas respiratorios. El neumotórax es un dolor torácico brusco e intenso que se irradia a la espalda, acompañado de disnea. El derrame pleural es un dolor que empeora con movimientos respiratorios profundos y puede ir acompañado de fiebre o disnea.

- Digestivas: reflujo gastroesofágico, esofagitis, o ingestión de cuerpo extraño. El reflujo es la causa digestiva más frecuente; es un dolor retroesternal quemante ascendente tras las comidas que empeora en decúbito. La esofagitis es un dolor retroesternal intenso en relación con la ingesta que puede acompañarse de disfagia. La colecistitises un dolor pospandrial tipo cólico en el hipocondrio derecho.

- Psicológicas: estrés, ataques de ansiedad o crisis de pánico. Se asocia con otros síntomas como cefalea, mareos, dolor abdominal y crisis de ansiedad. Casi siempre pueden identificarse acontecimientos desencadenantes (separación paterna, fallecimiento de un familiar, conflicto escolar, etc.). Es más frecuente en mujeres adolescentes.

- Enfermedad del corazón: pueden producirse por arritmias como taquiarritmias o extrasistolia. Por anomalías estructurales como prolapso de la válvula mitral, obstrucción del tracto de salida ventricular izquierdo o arterias coronarias anómalas. O por fenómenos inflamatorios de cardiología como miocarditis. Pericarditis. Otras posibilidades son la Enfermedad de Kawasaki, vasoespasmo coronario/vasooclusión coronaria o problemas vasculares.

- Otras causas: mastalgia, que se da tanto en niñas como en niños. En niñas pospuberales suele deberse a lesiones quísticas. En edad puberal generalmente forma parte en ambos sexos del desarrollo normal.

- Herpes zoster: dolor muy intenso, unilateral, localizado en un dermatoma que precede en unos días a la erupción vesicular.
 

¿Cuáles son las características típicas de un dolor torácico benigno?

Los dolores benignos son los que no deben preocuparnos y suelen ser:

- de corta duración

- localizado

- de intensidad leve

- aparece en reposo, sin un traumatismo o golpe previo

- cesa de manera espontánea

- el niño se encuentra bien

- el dolor no va acompañado de otros síntomas como palpitaciones, taquicardia o algún signo de infección (fiebre)
 

¿Cuándo debo consultar al médico?

A pesar de que el dolor parezca benigno porque cumple las características antes indicadas, siempre que haya dolor en el pecho se ve consultar al experto en pediatría, especialmente si el dolor no cede de manera espontánea o persiste en tiempo. Mientras, se debe permanecer tranquilo y tranquilizar al niño, dejándole claro que lo más normal es que no sea nada grave.

Si tiene mucho dolor, puedes darle un antiinflamatorio como el ibuprofeno a la dosis indicada según peso.

El médico decidirá si hace falta hacerle pruebas complementarias o no. Primero hará una exploración física evaluando el tipo de dolor, dónde se produce, cuánto dura, si cede o no, si se acompaña de síntomas, si es mayor al respirar… y elaborará su historial clínico y, si lo ve necesario, puede pedir ciertas pruebas como analítica de sangre, radiografías, electrocardiograma… 
 

¿Cuándo se debe ir a urgencias?

- Cuando el dolor se acompaña de algún otro tipo de síntoma (fiebre, sudoración, pérdida de conocimiento, dificultad respiratoria, palpitaciones etc.).

- El dolor es intenso y opresivo (como un “gran peso” en el pecho).

- El dolor se desencadena durante el ejercicio.

- Si el niño presenta algún tipo de cardiopatía o enfermedad del corazón ya conocida o asma.

- Si en la familia existe algún antecedente cardiaco, como miocardiopatía, arritmia o muerte súbita.
 

¿Cómo se trata el dolor en el pecho?

En la mayoría de las ocasiones el dolor torácico va a ser idiopático u osteomuscular, por lo que será suficiente tratarlo con reposo y antiinflamatorios como el ibuprofeno.

En el resto, el tratamiento será el de la enfermedad desencadenante: asma, neumonía, neumotórax, reflujo…

Si la causa es psicológica, será necesario acudir a un profesional de psicología para controlar y tratar los ataques de ansiedad o de pánico.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×