×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo afecta el coronavirus a los bebés y niños?

¿Cómo afecta el coronavirus a los bebés y niños?

La revisión sistemática de COVID-19 en niños muestra casos más leves y un mejor pronóstico que los adultos. Por lo tanto, si tienes hijos y te preocupa que se contagian de este nuevo coronavirus, estate tranquilo ya que, en general, pasarán esta enfermedad sin apenas darse cuenta.

Publicidad

No te puedes perder ...

Interrupción natural del embarazo ¿Se puede evitar?

Interrupción natural del embarazo ¿Se puede evitar?

Desgraciadamente, hay ocasiones en que se sufre un aborto espontáneo y se pierde al bebé antes de que nazca. A veces es imposible evitar que esto ocurra, pero otras sí que se puede, llevando a cabo una serie de hábitos saludables que ayudan al correcto desarrollo del feto. Conoce las causas y lo que puedes hacer para no tener que enfrentarte a un proceso tan duro

Y tambien:

Índice

 

¿Cuál es el porcentaje de niños afectados por coronavirus?

En diciembre de 2019 hubo un brote de una nueva enfermedad infecciosa en Wuhan (China). La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es causada por un síndrome respiratorio agudo llamado coronavirus 2 (SARS-CoV-2). De China se ha ido extendiendo al resto del mundo y ha afectado a cientos de miles de personas, causando miles de muertes, sobre todo en personas mayores de 65 años. Sin embargo, los datos sobre síntomas y pronósticos en niños son raros.

Se realizó una revisión sistemática de la literatura para identificar documentos sobre COVID‐19, que es causada por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS ‐ CoV ‐ 2), utilizando las bases de datos Medline y EMBASE entre el 1 de enero y el 18 de marzo de 2020.

La búsqueda identificó 45 artículos y cartas científicas relevantes. La revisión mostró que los niños hasta ahora han representado el 1‐5% de los casos diagnosticados de COVID‐19, a menudo tienen una enfermedad más leve que los adultos y las muertes han sido extremadamente raras.

La revisión con el mayor número de casos positivos de COVID-19 fue un documento chino realizado por un equipo chino de epidemiología de respuesta a emergencias de neumonía por coronavirus con 72.314 sujetos. De estos, alrededor del 2% de los 44.672 casos confirmados de COVID-19 fueron niños de 0 a 19 años 49. De estos, el 0,9% tenía menos de 10 años en el momento del diagnóstico.

Los datos italianos, por su parte, publicados el 18 de marzo de 2020, informaron que solo el 1.2% de 22.512 casos italianos con COVID-19 eran niños, sin ninguna muerte. De hecho, no se registraron muertes en menores de 30 años (hasta ese momento).

De los 4.226 casos de COVID-19 detectados en los EE. UU. hasta el 16 de marzo de 2020, el 5% eran niños. Además, los niños constituyeron menos del 1% de todas las hospitalizaciones en los Estados Unidos.

¿Qué síntomas causa el coronavirus en niños?

Los hallazgos diagnósticos han sido similares a los de los adultos, con fiebre y síntomas respiratorios prevalentes, pero parece que menos niños han desarrollado neumonía severa. Los marcadores inflamatorios elevados fueron menos comunes en los niños y la linfocitopenia parecía rara.

Por lo tanto, los síntomas de COVID-19 parecen ser menos graves en niños que en adultos. Un estudio que examinó a 2.143 niños que fueron identificados mediante pruebas de laboratorio como enfermos de COVID-19 confirma que el 34.1% tenía enfermedad confirmada por laboratorio, mientras que el resto tenía sospecha clínica de enfermedad. Sus síntomas eran típicos de infecciones respiratorias e incluyeron fiebre, tos, dolor de garganta, estornudos, mialgia y fatiga. Solo un número pequeño presentó dificultad respiratoria.

Otro estudio del hospital de niños de Wuhan revisó 171 niños con enfermedad confirmada y presentó síntomas más detallados. Los síntomas más comunes fueron tos (48.5%), eritema faríngeo (46,2%) y fiebre de al menos 37,5 grados C (41,5%). Los autores informaron que el 32.1% de los niños tenía fiebre por encima de 38 grados C y que la mayoría de ellos tenían 38.1-39.0 grados C. Otros estudios han sugerido que la fiebre en los niños generalmente es inferior a 39 grados. Otros síntomas fueron diarrea (8,8%), fatiga (7,6%), rinorrea (7,6%) y vómitos (6,4%). 4 de 171 niños (2.3%) tenían bajas saturaciones de oxígeno de menos del 92%.

Una proporción sustancial de niños demostró taquipnea (28.7%) y taquicardia (42.1%) en ingreso hospitalario.

En la serie de casos de niños más grande hasta ahora, más del 90% de los 2.143 niños diagnosticados con COVID-19 -19 verificado por laboratorio o clínicamente diagnosticado fueron asintomáticos, leves o moderados. Del resto, el 5.2% tenía enfermedad grave y el 0.6% tenía enfermedad crítica. Cuando se habla de enfermedad grave se refiere a disnea, cianosis central y una saturación de oxígeno de menos del 92%. Y los enfermos críticos tenían insuficiencia respiratoria, a veces con síndrome de dificultad respiratoria aguda, shock y signos de insuficiencia multiorgánica, como encefalopatía, insuficiencia cardíaca, coagulación anormal y fallo renal agudo.

En cuanto a la mortalidad, un niño murió en el grupo de edad de 10 a 19 años y ningún niño de edad murió en la franja de 0 a 9 años.

Por lo tanto, el COVID-19 también afecta a los niños, pero generalmente tienen un curso de enfermedad más leve y mejores pronósticos que los adultos. Las muertes en la población infantil han sido extremadamente raras.

¿Se transmite el COVID-19 a los recién nacidos?

Según datos de la Comisión Nacional de Salud de China, se notificaron tres casos neonatales hasta el 20 de febrero. El primer neonato tuvo fiebre y tos durante tres días y el segundo tuvo secreción nasal y vómitos durante una semana. El niño más pequeño, que fue diagnosticado a las 30 horas de edad, después de haber nacido de una madre infectada, tenía dificultad respiratoria, pero sin fiebre.

De 38 mujeres embarazadas infectadas, con 39 descendientes, 30 fueron analizadas para detectar COVID-19 y todas fueron negativas. Además, ninguna de las mujeres embarazadas había desarrollado neumonía grave o había muerto.

Por lo tanto, el embarazo no parecía ser un factor de riesgo para la enfermedad grave por COVID-1954. Sin embargo, padecer COVID-19 durante el embarazo aún puede tener un impacto en el resultado fetal, a saber, sufrimiento fetal, nacimiento prematuro potencial y dificultad respiratoria.

¿Cuál es el tratamiento de COVID-19 para niños?

El tratamiento sugerido incluyó proporcionar oxígeno, inhalaciones, soporte nutricional y mantener el equilibrio de líquidos y electrolitos.

Algunos investigadores, pero no todos, recomendaron tratamiento antiviral para casos graves, pero faltan datos sobre su eficacia en niños con COVID-19.

Los médicos chinos han recomendado que los niños diagnosticados con COVID-19 se sometan a un examen de rayos X de tórax, preferiblemente tomografía computarizada, un examen clínico extenso y pruebas de laboratorio.

En cuanto al alta, se aconsejaba darla cuando se aplicaran tres criterios: la temperatura corporal del niño había sido normal durante tres días, los síntomas respiratorios habían mejorado y las pruebas de SARS-CoV2 fueran negativas.

Respecto al confinamiento en los hogares para no transmitir el virus, los investigadores advirtieron de que esto puede tener efectos secundarios adversos, como más tiempo delante de las pantallas, sueño irregular, dietas menos saludables que resultaron en aumento de peso y pérdida de salud cardiorrespiratoria.

Asimismo, en un estudio que no estaba relacionado con la pandemia de COVID-19,se informa de que cuando los niños son puestos en cuarentena y aislados después de desastres relacionados con la salud podría aumentar el riesgo de trastorno de estrés postraumático.

Por lo tanto, el COVID-19 también afecta a los niños, pero generalmente tienen un curso de enfermedad más leve y mejores pronósticos que los adultos. Las muertes en la población infantil han sido extremadamente raras.


Fuente:

“Systematic review of COVID‐19 in children show milder cases and a better prognosis than adults”, Jonas F Ludvigsson. First published: 23 March 2020. https://doi.org/10.1111/apa.15270 Acta Pediátrica

Fecha de actualización: 31-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.