×
  • Buscar
Publicidad

Taquipnea transitoria del recién nacido

Taquipnea transitoria del recién nacido

Es un trastorno respiratorio que normalmente se resuelve solo a los pocos días del nacimiento, con lo que no requiere tratamiento

Publicidad

Taquipnea significa respiración rápida, por lo que esta alteración hace referencia a un aumento transitorio de la frecuencia respiratoria por encima de los valores normales de un recién nacido (frecuencias respiratorias entre 60-160 por minuto cuando la mayoría de recién nacidos toma de 40 a 60 respiraciones por minuto).

 

Los síntomas principales son jadeos, problemas para respirar, cianosis (coloración azul de la piel), respiración rápida y ruidosa (semejante a gruñidos), aleteo nasal o movimientos entre las costillas o el esternón conocidos como tiraje.

 

Generalmente este trastorno se presenta a la hora o dos horas del parto y es más frecuente en nacidos antes de las 38 semanas de gestación, cesáreas y madres diabéticas.

 

Tratamiento

 

Normalmente, no es necesario ningún tratamiento ya que se resuelve espontáneamente a los 3 o 4 días. Sin embargo, se le suele administrar oxígeno mientras esté en el hospital para mantener un nivel adecuado de éste en la sangre. En unas 12-24 horas se notará mejoría.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Si esta respiración agitada le impidiera alimentarse correctamente, se le pueden suministrar líquidos y nutrientes por vía intravenosa, pero solo si es necesario.

 

El pronóstico de estos bebés es muy bueno, y normalmente no tienen problemas posteriores asociados a este trastorno ni requieren cuidados especiales.


Te puede interesar:

La cantidad de leche para un bebé de 4 meses debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.


Fecha de actualización: 07-08-2013

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad