• Buscar
Publicidad

¿Afecta el coronavirus al embarazo?

¿Afecta el coronavirus al embarazo?

La locura causada desde hace meses por la llegada de un nuevo coronavirus, el llamado COVID-19 que ha creado una pandemia, puede que te haya pillado en medio de tu embarazo y te preguntes si este virus puede afectar al desarrollo y crecimiento del feto o causar algún problema como aborto espontáneo o parto prematuro. Resolvemos las dudas.

Publicidad

Índice

 

¿Afecta el COVID-19 al embarazo?

En este momento, se sabe muy poco acerca de COVID-19 o SARS Co-V 2, particularmente relacionado con su efecto en mujeres embarazadas y lactantes, por lo que no hay recomendaciones específicas para mujeres embarazadas con respecto a la evaluación o manejo de COVID-19.

Con los datos de que se dispone hasta el momento en medicina a través de los casos ya confirmados y ejemplos de casos de coronavirus previos (SARS-CoV y MERS-CoV), se cree que las mujeres embarazadas pueden tener un mayor riesgo de enfermedad, morbilidad o mortalidad severas en comparación con la población general, pero se debe al hecho de que, a causa de los cambios fisiológicos del embarazo, las mujeres embarazadas tienen mayor vulnerabilidad ante infecciones virales respiratorias.

También se han informado resultados adversos en los lactantes (por ejemplo, parto prematuro) entre los recién nacidos de madres positivas para COVID-19 durante el embarazo. Sin embargo, esta información se basa en datos limitados y no está claro que estos resultados estén relacionados con la infección materna. Actualmente no está claro si esta enfermedad puede cruzar la ruta transplacentaria hacia el feto. Ha habido algunos informes no confirmados de bebés que dieron positivo para el virus poco después del nacimiento, pero se requieren datos validados para comprender cómo se infectaron estos bebés y si el virus puede transmitirse o no durante el embarazo. En series de casos recientes de bebés nacidos de madres infectadas con COVID-19, ninguno de los bebés ha dado positivo.

No obstante, recuerda que los bebés no son población de riesgo y que, aunque se contagien, no suelen desarrollar más síntomas que los de una gripe leve o incluso pueden ser asintomáticos. Además, el índice de mortalidad de bebés por este problema es de 0.
 

¿Pueden las embarazadas recibir tratamiento?

Por el momento, no se dispone de una vacuna que prevenga el contagio ni de un tratamiento específico para el virus, aunque hay muchos en pruebas, pero sí que existe un tratamiento recomendado para los síntomas. Las mujeres embarazadas que han contraído o pueden haber contraído el virus deben recibir los tratamientos de apoyo recomendados por la OMS para los pacientes adultos, teniendo siempre en cuenta los consejos de sus obstetras ginecólogos.

 

Prevención y control de infecciones en entornos de atención obstétrica

Los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) han publicad consideraciones provisionales para la prevención de infecciones y el control de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en entornos de atención obstétrica para pacientes hospitalizados. Estas consideraciones se aplican a los centros de atención médica que brindan atención obstétrica a pacientes embarazadas con COVID-19 confirmado o personas embarazadas bajo investigación (PUI) en entornos de atención obstétrica para pacientes hospitalizados, que incluyen triaje obstétrico, trabajo de parto y parto, recuperación y entornos posparto para pacientes hospitalizados.

Los puntos clave de las recomendaciones incluyen:

1. Los profesionales de la salud deben notificar de inmediato al personal de control de infecciones en sus instalaciones sobre la llegada anticipada de una paciente embarazada que ha confirmado COVID-19 o es un PUI.

2. Colocar a un paciente con COVID-19 conocido o sospechado (es decir, PUI) en una sala de aislamiento de infección en el aire (AIIR) que se haya construido y mantenido de acuerdo con las pautas actuales. Si no hay un AIIR disponible, los pacientes que requieren hospitalización deben ser transferidos tan pronto como sea posible a un centro donde haya un AIIR disponible.

3. Los bebés nacidos de madres con COVID-19 confirmado deben considerarse PUI. Como tal, estos bebés deben aislarse de acuerdo con la Guía de prevención y control de infecciones para PUI.

4. Para reducir el riesgo de transmisión del virus que causa el COVID-19 de la madre al recién nacido, las instalaciones del hospital deben considerar la posibilidad de separar temporalmente (por ejemplo, habitaciones separadas) a la madre que ha confirmado el COVID-19 o es un PUI de su bebé hasta que la madre las precauciones basadas en la transmisión se suspenden.

5. El alta para las mujeres posparto debe seguir las recomendaciones descritas en las Consideraciones provisionales para la disposición de pacientes hospitalizados con COVID-19.

6. Durante el parto, se limitarán las visitas para evitar que el virus puede entrar al hospital. Solo se dejará que esté con la madre el acompañante al parto.

 

¿Y durante la lactancia materna? ¿Puedo la leche trasmitir el virus?

Los CDC han desarrollado también una guía provisional sobre la lactancia materna para una madre confirmada o bajo investigación para COVID-19. Hay raras excepciones en las que no se recomienda amamantar o alimentar con leche materna extraída. Actualmente, la principal preocupación no es si el virus puede transmitirse a través de la leche materna, sino más bien si una madre infectada puede transmitir el virus a través de gotas respiratorias durante el período de lactancia. Una madre con COVID-19 confirmado o que tiene un PUI sintomático debe tomar todas las precauciones posibles para evitar transmitir el virus a su bebé, incluso lavarse las manos antes de tocar al bebé y usar una máscara facial, si es posible, durante la lactancia. Si se extrae leche materna con un extractor de leche manual o eléctrico, la madre debe lavarse las manos antes de tocar las piezas de la bomba o el biberón y seguir las recomendaciones para una limpieza adecuada después de cada uso. Si es posible, es mejor que otra persona se encargue de amamantar al bebé con la leche extraída mientras dure la infección en el organismo.

Por el momento, no se ha encontrado evidencia de virus en la leche materna de mujeres infectadas con COVID-19; sin embargo, aún no se sabe si COVID-19 puede transmitirse a través de la leche materna (es decir, virus infecciosos en la leche materna), por lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda continuar con ella. 


Fuentes:

“Practice Advisory: Novel Coronavirus 2019 (COVID-19)”, American College of Obstetricians and Gynecologists’ Immunization, Infectious Disease, and Public Health Preparedness Expert Work Group in collaboration with Laura E. Riley, MD; Richard Beigi, MD; and Denise J. Jamieson, MD. https://www.acog.org/Clinical-Guidance-and-Publications/Practice-Advisories/Practice-Advisory-Novel-Coronavirus2019?IsMobileSet=false#.XlakRkJjdPs.twitter

Comunicado UNFPA, el organismo de las Naciones Unidas que se encarga de la salud sexual y reproductiva: https://www.unfpa.org/es/press/comunicado-del-unfpa-sobre-el-nuevo-coronavirus-covid-19-y-el-embarazo

Fecha de actualización: 20-05-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×