• Buscar
Publicidad

Cinco patologías infantiles muy frecuentes en invierno

Cinco patologías infantiles muy frecuentes en invierno

Catarros, gripes, faringitis, otitis… Todos los que somos padres sabemos que el otoño y el invierno suelen ser las dos estaciones del año en las que nuestros hijos más enferman. Es la época en la que los niños vuelven a las aulas y el contacto entre los pequeños favorece la transmisión de algunas patologías. En este artículo nos vamos a detener en enfermedades infantiles frecuentes durante estos meses fríos y te ofreceremos también algunos consejos para prevenirlas.

Publicidad

Resfriado común o “catarro”. Causado por diferentes virus, es una patología común en estos meses. Todos los padres estamos acostumbrados a convivir con los catarros de nuestros hijos. Se estima que un mismo pequeño puede llegar a sufrir ocho 1 o más resfriados en una temporada. Sus síntomas suelen ser leves, aunque muy molestos: estornudos, tos, irritación de la garganta y malestar general.

Gripe. Es otra de las patologías más frecuentes en niños durante el periodo invernal. La gripe es bastante contagiosa y da lugar a síntomas variados que, a veces, se confunden con los del resfriado. Los más frecuentes3 son: fiebre, que puede ser elevada, tos, ronquera, dolor de garganta, obstrucción nasal, moqueo, e incluso vómitos y diarrea. Lo más habitual si se pregunta a los niños es que respondan que “me duele todo”. Los síntomas de la gripe pueden durar hasta una o dos semanas3, pero la fiebre no suele ser tan persistente.

Faringitis. A diferencia de la gripe, que tiene un origen vírico, las faringitis o inflamaciones de la faringe, un órgano de la garganta, pueden ser víricas o bacterianas. La faringitisse caracteriza por tener un comienzo brusco, con fiebre, sensación de malestar general y dolor de cabeza. En ocasiones se presenta también con dolor abdominal, náuseas y vómitos entre los más pequeños. Es aconsejable tratarla a tiempo para evitar que evolucione hacia patologías más graves.

Otitis. Se trata de una inflamación del oído que origina dolores muy intensos en esta zona. Es frecuente que aparezca tras sufrir un catarro o una faringitis. Sus síntomasmás frecuentes son: fiebre, dolor de oído muy intenso, otorrea o emisión de pus y vértigo. La enfermedad no suele revestir gravedad, pero es tremendamente molesta para los más pequeños.

Bronquiolitis. La bronquiolitis es una infección de los pulmones y del aparato respiratorio del niño, por lo general menor de 2 años, que puede ser causada por varias clases de virus. El más frecuente es el denominado Virus Respiratorio Sincitial, conocido comúnmente por sus siglas VRS. La enfermedad suele comenzar con los mismos síntomas6 de un resfriado, con mucosidad y tos durante dos o tres días y, a veces, también fiebre. La infección puede aparecer en cualquier época del año aunque es más frecuente que comience justo antes de la temporada de gripe. La mayoría de los niños se recuperan perfectamente en una semana, pero, en algunos, esta infección puede dar lugar a complicaciones respiratorias.

Te incluimos a continuación una serie de consejos para evitar, en lo posible, que estas patologías acaben afectando a tus hijos7:

- Abrígalos correctamente, ni muchísimo, ni muy poco. Es importante que les protejas bien la nariz y la boca, sobre todo, ante cambios bruscos de temperatura al pasar de un espacio caliente a uno frío. 

- Ayúdales a mantener unos hábitos de higiene saludables: evita que tus niños entren en contacto con personas enfermas o que compartan vasos, platos, cubiertos, toallas o chupetes con otros pequeños. Es importante que aprendan a lavarse bien las manos, sobre todo antes de las comidas, al entrar en casa o si han estado en contacto con otros niños. 

Ventila los espacios y evita que tus niños se congreguen en locales cerrados con muchas personas: se recomienda abrir las ventanas de las habitaciones al menos 10 minutos al día. Es suficiente para conseguir una buena ventilación.

Acostúmbrales a seguir una dieta saludable: incluye en la dieta de tus hijos los nutrientes necesarios para mantener fuerte su sistema inmune de forma que pueda protegerse de los ataques externos.


Glosario

Faringitis

Definición:

Inflamación de la mucosa faríngea en general de causa bacteriana o viral.

Síntomas:

Se caracteriza por dolor, dificultad para tragar y enrojecimiento de la mucosa, acompañada de exudados.

Tratamiento:

Administración de líquidos y reposo; analgésicos para la disfagia, antiinflamatorios para la inflamación y antitérmicos para la fiebre.

[1] Las infecciones. Resfriado común. Kids Health from Nemours. Disponible en: https://kidshealth.org/es/parents/cold-esp.html

[2] Resfriado común y moqueo. Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades. Disponible en: https://www.cdc.gov/antibiotic-use/community/sp/for-patients/common-illnesses/colds.html

[3] Gripe. En Familia. Asociación Española de Pediatría. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/gripe

[4] Familia y Salud. Faringoamigdalitis aguda. Disponible en: http://www.familiaysalud.es/sintomas-y-enfermedades/infecciones/de-la-la-g/faringoamigdalitis-aguda-tratamos-con-antibioticos-o

[5] Infección del oído (oído medio). Clínica Mayo: Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/ear-infections/symptoms-causes/syc-20351616

[6] InfoPadres. Bronquiolitis. Sociedad Española de Neumología Pediátrica. Disponible en: http://www.neumoped.org/senp_bronquiolitis.htm

[7] Seis maneras de evitar que tu hijo enferme con la llegada del frío. Hospital Sant Joan de Déu. Disponible en: https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/seis-maneras-evitar-tu-hijo-enferme-llegada-frio

Fecha de actualización: 18-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×