La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables
comparte

La vuelta a la rutina escolar puede convertirse en el momento ideal de dar un enfoque saludable a las rutinas de nuestros pequeños con cuatro sencillos pasos: sueño, alimentación, ejercicio y salud

Ya podemos contar los días que faltan para el inicio de los colegios y guarderías, un momento de vuelta a muchas rutinas…y de inicio de otras nuevas. Podemos aprovechar el momento de cambio de hábitos que supone el fin del verano para introducir y establecer nuevas rutinas beneficiosas para la salud y desarrollo de tu hijo.

 

Formar nuevos hábitos no siempre es fácil, especialmente cuando estos vienen después de los meses de diversión, sueño sin madrugones, comidas fresquitas y ricas y tiempo libre del verano. Pero por algo hay que empezar, y ¿qué mejor que aprovechar la vuelta al cole?

 

Rutina de sueño

 

Los horarios caóticos del verano se acabaron. Ahora es el momento de establecer unos hábitos claros de sueño que se cumplan a lo largo del curso. Las horas adecuadas de sueño de los niños varían en función de cada caso; hay niños que necesitan por naturaleza dormir más que otros. No obstante, estas deben estar siempre entre las 9 y 11 horas de sueño, para asegurar una buena higiene del sueño que impulse su crecimiento y aprendizaje.

 

Para esto es vital que establezcas una hora fija a la que irse a la cama. Esto no solo asegurará que duermen las horas que deben, sino que formará a tu hijo en la importancia de establecer una rutina de sueño. Puede que al principio tengas que insistir un poco y estar detrás de tu hijo para que se vaya a la cama, pero con el tiempo su propio cuerpo se irá condicionando a entrar en sueño a esa hora, por lo que ya tendrás el trabajo hecho.

 

Alimentación

 

Empezando por lo básico: el desayuno. Los profesionales sanitarios coinciden en que un buen desayuno debe incluir cereales, proteínas (avena, queso fresco, yogur griego…) y una ración de frutas para aportar el equilibrio ideal que sacie y aporte los nutrientes necesarios para el mejor rendimiento.

 

Este es también el momento de establecer una estrategia para su alimentación que asegure que es variada e ingiera todo tipo de alimentos para beneficiarse de sus nutrientes. Aquí tenéis cinco ideas. Puedes establecer los lunes para comer o cenar pescado, los martes para carne, los miércoles para legumbres… ¡Pronto se acostumbrará a la rutina e interiorizará la importancia de comer de todo!

 

Ejercicio

 

Con el comienzo del curso, la mejor manera de asegurar que tu hijo haga un ejercicio regular es apuntándole a una actividad extraescolar deportiva. Piensa en algo que le guste (correr, bailar, jugar a algún deporte…) para elegir la opción más acorde a tu pequeño.

 

Desde la Asociación de Pediatría Española (AEP) recuerdan que los niños en edad escolar deben realizar, al menos, 1 hora de ejercicio diaria. Apuntarle a una actividad extraescolar te asegurará que, junto con el deporte que practica en el colegio, cumple esa recomendación, asegurando un mejor rendimiento escolar y estado anímico y previniendo la obesidad.

 

Puedes, además, fomentar las actividades al aire libre de tu hijo, como jugar o ir en bici por el parque o ir andando al colegio.

 

Prevención sanitaria

 

Con la vuelta al cole o a la guardería es importante incidir en la importancia de las vacunas. Todos los padres sabemos cómo la reunión de un grupo más o menos grande de niños en un espacio común supone que ciertos gérmenes y virus encuentren un caldo de cultivo ideal, facilitando el contagio de enfermedades que se transmiten por el contacto o las vías respiratorias, como la conjuntivitis o el resfriado. Por eso es importante que los niños estén inmunizados frente a enfermedades infecciosas más graves, como la meningitis o el sarampión. La manera más efectiva de prevenir esto es teniendo al día el calendario vacunal.

 

También conviene incentivar hábitos sanitarios como lavarse las manos de vez en cuando o mantener la correcta higiene de los espacios comunes, como el aula.

 

Así que, aprovecha septiembre para instaurar unos positivos hábitos para tu hijo que le aseguren un curso con rutinas saludables y beneficiosas.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×