• Buscar
Publicidad

¿Por qué los adolescentes le dan tanta importancia al físico?

¿Por qué los adolescentes le dan tanta importancia al físico?

La adolescencia está caracterizada por ser una etapa llena de altibajos e inseguridades. El cuerpo de los niños empieza a sufrir una transformación tanto física como psicológica, que les llevará a la etapa adulta. En este proceso de cambio los adolescentes dan un mayor peso a ciertos aspectos como el físico o las amistades.

Publicidad

Índice

 

La adolescencia y el físico


La adolescencia comienza aproximadamente a los 12 años de edad y trae consigo una serie de cambios y novedades para el nuevo adolescente.

El vello empieza a crecer, los chicos experimentan cambios en la voz, las chicas empiezan a desarrollar los pechos… Pueden ser momentos de shock para el adolescente, que se da cuenta de que su cuerpo cambia a pasos agigantados.

La pubertad también trae consigo cambios psicológicos, igual o más importantes que los físicos. Es el principio de una etapa en la que la consciencia de uno mismo es mayor. El adolescente es consciente de que es un ser individual y único, y como consecuencia quiere crear una personalidad propia para diferenciarse de los demás, pero a la vez busca la aceptación de un grupo del que quiere formar parte.

Sabiendo esto, el físico de una persona no lo componen solamente las características de su cuerpo: estatura, peso, color de piel, largura de pelo… sino también el sentimiento de esa persona hacia su propio físico.

Tener un sentimiento positivo hacia las propias características corporales, aceptarse como uno es, es esencial para la salud psicológica y el impacto que esta puede tener en la física.
 

Las influencias en la adolescencia


La imagen corporal de tu hijo adolescente está influenciada por muchos factores. Cada sociedad tiene sus propios cánones de belleza que la mayoría de las personas quiere cumplir. 

Estos factores incluyen el entorno familiar, la capacidad o discapacidad, las actitudes de los compañeros, las redes sociales, la sociedad, los antecedentes culturales y más.

En esta etapa es esencial que el entorno del adolescente sea positivo y seguro. Las inseguridades se adueñarán de su mente en muchos momentos, pero si las personas que lo rodean lo influencian bien y aconsejan adecuadamente cuando sea necesario, el camino del adolescente será menos duro y le beneficiará de cara a definirse como persona.

Es necesario que los adolescentes empiecen a distinguir entre malas y buenas influencias y empiecen a trabajar en ellos mismos, para de la misma manera, ser una buena influencia para su propio entorno.

Hacerse preguntas de uno mismo como: ¿Hice algo mal de lo que me arrepiento? ¿Cuál es mi punto débil? ¿Cómo puedo hacer para cambiar esto que no me gusta de mí?, ayudan a replantearse la línea que se está siguiendo.

De igual manera, el adolescente deberá hacerse preguntas parecidas sobre su entorno: ¿Esta persona se preocupa por mí o es puro interés? ¿Mi grupo de amigos se alegra de mis logros? ¿Me siento apoyado en casa?

Darse cuenta de los problemas en uno mismo y en las influencias es el primera paso para empezar a trabajar en la persona adulta que va a ser.
 

¿Por qué es tan importante el físico para los adolescentes?


La importancia que los adolescentes dan al aspecto físico está relacionado con lo explicado en los párrafos anteriores. Llegan a la edad en que las comparaciones, las inseguridades y las influencias son mayores. Quieren parecerse a esa persona que siguen en redes sociales y que muestra una imagen limpia y perfecta, sin darse cuenta de que no todo lo que se muestra en internet es real.

Relacionan un buen aspecto físico con la aceptación dentro de uno o varios grupos. Intentan vestir a la moda para intentar dejar así atrás su faceta de la niñez y demostrar que han crecido.

Otra razón por la que le dan más importancia a su aspecto físico es por los cambios que sufren a nivel hormonal: acné, vello… y que hacen que en muchos casos se vean más inseguros que antes a la hora de mostrar ciertas partes de su cuerpo.

El aspecto físico es importante en medida a tener un cuerpo saludable, dentro de los parámetros de edad, sexo y altura correspondientes. Hacerles entender que estar sano es lo más importante es esencial.
 

Riesgos de un trastorno relacionado con la apariencia


Por desgracia, la importancia que los adolescentes dan al aspecto físico puede volverse en su contra si lo convierten en una obsesión o tienen una imagen distorsionada de la realidad. Algunos problemas de psicología a los que se pueden enfrentar los adolescentes, relacionados con el aspecto físico son:

- Depresión

- Anorexia

- Bulimia

- Fobia social

- Trastorno de ansiedad generalizada

- Trastorno por atracón
 

¿Qué puedo hacer como padre?


Como padre o responsable de un hijo adolescente es necesario primeramente que mantengas una buena relación con él y que la comunicación sea fluida. Reservar cierto momento del día o de la semana para hablar de sus sentimientos, de aquello que le ha sucedido o de los miedos que le plantea el futuro representa una buena oportunidad para detectar problemas de falta de autoestima o sentimientos depresivos.

Se trata de elogiar a tu hijo por quién es y lo que puede hacer, más que por su altura o apariencia. Puedes decirle a su hijo que estás orgulloso de él por cosas que no están relacionadas con la apariencia. Esto puede incluir el sentido del humor, el esfuerzo en la escuela u otras habilidades especiales. También puedes animarle a dedicar tiempo a otros intereses y actividades que lo hagan sentir bien.


Fuente:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Fecha de actualización: 20-09-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×