¿Cómo ayudar a mi hija bulímica?

¿Cómo ayudar a mi hija bulímica?
comparte

La bulimia es un trastorno alimenticio psicológico que provoca en las personas que lo padecen ansiedad y ganas de comer mucho, pero luego se sienten mal por haber comido tanto y buscan perder las calorías consumidas vomitando o haciendo ejercicio de manera extrema. Este tipo de trastorno es muy habitual en la adolescencia, época de cambios y presiones que no siempre se saben llevar, por lo que debemos estar atento a sus síntomas para detectar en nuestra hija cuanto antes este problema y poderla ayudar de la mejor manera posible.

La bulimia suele ser más fácil de detectar que la anorexia debido a que las personas que la padecen se meten al baño después de darse un atracón para vomitar o hacen ejercicio de manera excesiva, sin embargo, los padres solemos tener una venda en lo que respecta a las cosas malas de nuestros hijos, por lo que es posible que seamos los últimos en darnos cuenta y poner remedio a este problema, lo cual puede ser muy peligroso ya que la bulimia conlleva una serie de complicaciones muy graves:


- Debilidad y cansancio continuados

- Dolor de cabeza

- Hinchazón en la cara debido al aumento de las glándulas salivales

- Mareos

- Problemas dentales a causa de los ácidos de los vómitos

- Caída del cabello

- Irregularidades en la menstruación o amenorrea

- Malnutrición y deshidratación

- Desbalance electrolítico

- Daños en la garganta y la voz

- Roturas gástricas debidas a los vómitos

No te puedes perder ...

- Irritación, inflamación o incluso rotura del esófago

- Úlcera péptica o pancreatitis

- Uñas frágiles

- Atrofia muscular y pérdida de masa ósea

- Aparición de lanugo por el cuerpo

- Problemas hormonales

- Desarrollo de diabetes o hiperglucemia

- Cáncer de garganta o cuerdas vocales

- Infección y fallo renal

- Fallo hepático

- Fallo cardíaco

- Comportamientos violentos

- Hiperactividad

- Depresión y baja autoestima

- Insomnio

- Cambios de humor constantes

- Ansiedad


En los casos más graves, la bulimia puede acabar en fallecimiento del paciente ya que los desórdenes alimenticios tienen una de las tasas de mortalidad más altas de todas las enfermedades mentales.


Por eso, es importante conocer las señales que indican que una persona puede padecer bulimia para ponerle freno y buscar ayuda lo antes posible. Algunos de los síntomas que presentan las personas bulímicas son:


- Miedo a engordar y obsesión por el peso, la imagen y el aspecto físico.


- Baja autoestima.


- Insatisfacción con el propio cuerpo.


- Busca de excusas para más comer para poder ir al baño (y así vomitar a escondidas). Si sospechas que tu hija padece bulimia, ve silenciosamente al baño cuando ella lo haga y escucha si vomita.


- Preocupación por la alimentación, baja en grasas y azúcares excepto cuando se da atracones, en cuyos momentos consume de manera compulsiva comida basura, fritos, bollos, etc.


- Hace ejercicio de manera compulsiva.


- Evita quedar con amigos en fiestas en las que haya comida.


Mi hija tiene bulimia… ¿qué puedo hacer?


Lo primero que tienes que hacer es hablar con tu hija con calma y sinceridad. Probablemente niegue los hechos ya que las personas con este tipo de trastornos no reconocen que tienen un problema, ni lo aceptan, por lo que puede ser complicado hacerles entrar en razón y que acepten buscar ayuda. Por eso, lo primero es conseguir que se dé cuenta del grave problema que tiene y quiera superarlo. Nunca lo ocultes ni te avergüences de ello, es una enfermedad como cualquier otra y hay que afrontarla para superarla.


Debes llevarla al médico para que evalúe su estado de salud general y vea cómo ha afectado la bulimia a su salud. Cuanto más tiempo lleve con este problema, mayores serán las consecuencias. Después, deberéis buscar también la ayuda de un psicólogo ya que, al ser un trastorno mental, requiere tratamiento y terapia psicológica.


El apoyo y la ayuda de los familiares y los amigos es fundamental para superar este trastorno, que muchas veces se cronifica o se sufren recaídas, por lo que suele ser un proceso largo y complicado. Puede que sea necesario que los parientes más cercanos también acudan a terapia ya que convivir con una persona bulímica puede resultar complicado y hay que saber cómo actuar para poder ayudarla. Y, por supuesto, es fundamental apoyar al paciente y escucharle, mostrando siempre amor y comprensión.


Busca información sobre la enfermedad para saber cómo actuar, entender qué es exactamente esta enfermedad y por qué se puede originar. No debes sentirte culpable ni responsable, tan solo estar al lado de tu hijo y buscar una solución.


Hay que evitar hablar todo el rato de lo mismo o vigilarle cada vez que come, ya que puede sentirse presionada, lo que podría dificultar la recuperación. Intenta llevar una vida normal y seguir con las actividades que solías hacer antes. No dejes que este trastorno controle tu vida y te haga dejar de lado tu trabajo, tu pareja o a tus otros hijos.


Los grupos de apoyo son una herramienta muy útil que funciona muy bien en estos casos ya que permite conocer a otras personas que han pasado o están pasando por lo mismo, y comprobar que se puede superar.


Te puede interesar:
El percentil del bebé, tanto en talla como en peso, es una variable que utilizan los pediatras para evaluar cómo se está desarrollando un bebé.


Fecha de actualización: 27-07-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>