×
  • Buscar
Publicidad

Ideas para fiestas de cumpleaños en el parque

Ideas para fiestas de cumpleaños en el parque

Los primeros cumpleaños de los más pequeños de la familia se celebran con mayor intensidad pues van descubriendo poco a poco todo lo que les rodea. Al cumplir su primer año de vida hay una máxima expectación de todos los familiares. Su primera tarta de cumpleaños, los regalos o el intento de soplar las pequeñas velas son algunos de los recuerdos que se graban en vuestras memorias. Suelen ser cumpleaños más íntimos, en familia y en vuestras propias casas. Sin embargo, a medida que van creciendo, que ya van al cole y tienen unos cuantos amigos, algunos padres sienten la necesidad de hacer algo diferente por el cumpleaños de sus hijos. 

Publicidad

La idea de los conocidos parques de bolas suena muy bien, pero no todo el mundo puede o quiere gastar tanto dinero. Por eso, existen otras alternativas que pueden sorprender tanto a tus hijos como a todos los amigos que ha invitado al que será, sin duda, su mejor cumpleaños. Además, ahorraréis algo de dinero ya que muchos parques de bolas terminan ofreciéndote diferentes packs, que van aumentado su precio y acabáis gastando más dinero del que os podíais permitir, casi sin daros cuenta.


En ocasiones, pensamos que una buena alternativa a estos parques de bolas es vuestra propia casa. Sin embargo, llegáis a la conclusión de que es demasiado pequeña o no hay suficiente espacio para todos los niños y padres. Por eso, necesitáis un espacio más amplio en el que todo el mundo esté cómodo y pueda disfrutar de una divertida tarde en el cumpleaños de vuestro hijo.


La gran alternativa: el parque. A la gran mayoría de niños les encanta pasar el día en el parque. Estoy segura de que la idea les gustará. Además, probablemente todos los padres se sentirán más cómodos. Los parques son lugares públicos, y ya sean más grandes o más pequeños, tendréis uno muy cerca de casa.

No te puedes perder ...

Y tambien:


La idea de celebrarlo en el parque puede quitaros más de un quebradero de cabeza, pues podéis hablar con los padres de los demás niños y ofrecerles la idea de llevar diferentes platos. Por supuesto, la organización es mucho más sencilla de lo que imagináis y podéis conseguir un gran cumpleaños con muy poco.


Aquí te ofrecemos algunas pistas para que sea un cumpleaños original y divertido:


1. Fecha y lugar: si decides celebrar el cumpleaños en verano, sería aconsejable hacerlo a última hora de la tarde evitando así las horas más fuertes de calor. Lo más adecuado es hacerlo al terminar las clases o en fin de semana, ya que la mayoría de los padres tendrán más tiempo libre. Procurad escoger un parque cercano al colegio de vuestro hijo, que sea amplio, para poder delimitar la zona con pequeñas banderas. Esto hará que todos los padres encuentren mejor el lugar escogido y podáis tener mayor control de los peques.


2. Invitados: una de las cosas más importantes en un cumpleaños son los invitados. Al celebrarlo en el parque, podéis invitar a todos los padres y niños que queráis. Los problemas de espacio son mínimos, así que aprovechad. No todas las tareas tenéis que hacerlas vosotros, como padres del cumpleañero, ya que vuestro hijo también puede colaborar si quiere que sea un cumpleaños completamente chachi. Él mismo puede hacer sus propias invitaciones con algunas cartulinas de colores. Bastará con unos cuantos rotuladores y un poco de imaginación. Seguro que serán muy pero que muy originales.


3. Decoración: compra algunos elementos decorativos como guirnaldas, serpentinas o globos. No es necesario gastar mucho dinero en ello, pues con un poco de todo bastará. Recordad que llama más la atención algo poco recargado pero original que muchos elementos decorativos juntos que pueden llegar a aturdir.

Vuestro peque también puede preparar algunos adornos originales que haya aprendido en el cole y entre los tres podéis preparar una piñata casera y muy divertida. Coged una caja de cartón y recortarla para que vuestro hijo pueda dibujar en ella, por ejemplo, a su dibujo animado favorito. Después, acordaros de meter chuches y caramelos de todos los sabores para que pueda disfrutarla con sus amigos ¡Le encantará!


4. Catering: ¡A comer! No os preocupéis si no hay mesas en la zona del parque que habéis elegido, bastará con llevar una mesa plegable o bien utilizar un banco del parque para colocar toda la comida.

Pero, ¿cuáles son las mejores opciones? Parece complicado pero en realidad no lo es. Será suficiente con la preparación de unos sándwiches y bocadillos para los peques y algunos platos típicos como la tortilla o las croquetas para los mayores. Además, puedes comprar unas cuantas bolsas de frutos secos y patatas para el picoteo previo. Antes del gran postre, puedes ofrecer bandejas de plástico con diferentes frutas troceadas. ¿Y la tarta? Por supuesto. Algo tan imprescindible como la tarta no puede faltar en el cumpleaños de tu hijo. Además, podéis preparar en casa algunas originales bolsitas con chuches o galletas para repartir a los demás peques.


5. Juegos: si celebras el cumpleaños en verano y hace mucho calor, puedes proponer a los más pequeños hacer una divertida fiesta del agua con globos o con pistolas. Seguro que tanto niños como adultos lo pasarán en grande. Pero tranquilos, hay miles de juegos que podéis organizar en otras épocas del año para poder pasar un rato divertido. Carreras de sacos o el juego del pañuelo serán las excusas perfectas para que los más pequeños no paren de jugar.


Al terminar el cumpleaños, es importante recoger todo y depositar cada cosa en su correspondiente contenedor. Respetar las zonas verdes es la tarea principal.  


Y ahora, ¡a disfrutar del cumpleaños!

Foto: Creado por Nensuria - Freepik.com


Fecha de actualización: 16-11-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.