×
  • Buscar
Publicidad

Juegos al aire libre para cumpleaños

 Juegos al aire libre para cumpleaños

Cumplir años en verano no es tan malo como parece, puesto que en las fiestas se puede aprovechar para jugar al aire libre. Tenéis que utilizar vuestras dotes imaginativas para lograr que en el cumpleaños de vuestro hijo los niños se diviertan y pasen ratos inolvidables. 

Publicidad

Lo primero que tienes que pensar cuando organizas una fiesta de cumpleaños infantil es que los niños se diviertan y que estén entretenidos todo el tiempo, no sea que te vuelvan loca. Para ello, la mejor opción es realizar juegos al aire libre aprovechando el buen tiempo de la pirmavera, el verano y el otoño.


Además, deberás pensar en el resto de detalles para que la fiesta de cumpleaños salga perfecta y sea inolvidable para tu hijo: la temática de la fiesta, la decoración, la tarta de cumpleaños, las invitaciones para los invitados, etc.


Asimismo, los juegos al aire libre no son solo divertidos, sino que también conllevan un sinfín de beneficios como:
 

- Practicar ejercicio, que ayuda a prevenir la obesidad infantil ante el sedentarismo presente en la sociedad.

No te puedes perder ...

Y tambien:


- Ayuda a la socialización de los más pequeños, fortaleciendo sobre todo las habilidades sociales de los más tímidos.


- Favorece su creatividad e imaginación cuando se enfrentan al factor sorpresa de los juegos.


- Los niños que juegan al aire libre tienden a ser más independientes y sabrán cómo enfrentarse a los problemas y encontrarle solución en un futuro.


Ejemplos de juegos al aire libre


1. Hacer un circuito con obstáculos. Para este juego hay que diseñar un circuito que sea acorde a la edad de cada niño. Por ejemplo, un tramo puede ser saltar a la pata coja, otro saltar a la comba, etc.


2. Búsqueda del tesoro. En este juego, hay que esconder varios tesoros con pequeños regalos para los niños. Podéis jugar en un recinto de arena o dibujarle un pequeño mapa del tesoro para que lo encuentren en el parque.


3. Penaltis. Dibujar una portería con tiza en una valla de madera o pared y dibujar dentro otras más pequeñitas con diferentes puntuaciones. Después, los jugadores se ponen en fila, y el que en tres tiros consiga más puntos, gana.


4. La zapatilla por detrás. Al ritmo de la canción “a la zapatilla por detrás, tris tras, ni la ves ni la verás tris tras. Mirad arriba, que caen judías; mirad abajo, que caen garbanzos”, los niños tienen que estar sentado en un corro y uno de ellos corre alrededor. Al terminar la canción, el que corre alrededor deja la zapatilla detrás de uno de los niños, y este tiene que salir corriendo para pillarle antes de que le quite el sitio.


5. Pisar globos. En este juego hay que atarle un globo en el tobillo a cada niño y tiene que intentar explotar el globo del contrario y salvar el suyo propio. Ganará el último que consiga conservar su globo.


6. Guerra de agua. Como el calor ya está acechando, qué mejor manera de divertirse que jugar con las pistolas de agua, pero que no se os olvide poneros el bañador. Otra opción es hacer guerras de globos de agua.


7. El juego de la silla. Coloca sillas en círculo, pero con una menos de los participantes del juego. Al ritmo de la música hay que bailar o andar alrededor de las sillas y, cuando se pare, hay que intentar conseguir un asiento. El juego se repite hasta que sólo queden dos jugadores y gane el primero que consiga la última silla.


8. Carreras de carretillas. Se divide a los niños en parejas y se marca el espacio de la carrera. Cada niño cogerá al otro de su pareja como una carretilla (cogido de los pies, el niño apoya las manos en el suelo) y tendrá que conseguir llegar el primero a la meta. 


Te puede interesar:

La calculadora de peso de bebés permite realizar un seguimiento de cómo se está desarrollando un bebé en relación a otros de su misma edad.


Fecha de actualización: 31-05-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad