• Buscar
Publicidad

¿Por qué los adolescentes abandonan la escuela?

¿Por qué los adolescentes abandonan la escuela?

Nuestros hijos crecen a un ritmo muy rápido, antes de que nos demos cuenta han pasado de la guardería al colegio y, en otro abrir y cerrar de ojos, están en el instituto, donde el nivel de exigencia es mayor y sus intereses individuales empiezan a florecer. La rebeldía, la falta de motivación o el estrés pueden provocar que nuestro hijo quiera abandonar la escuela antes de lo que nos gustaría. ¿A qué pueden deberse estas ganas de dejar de estudiar?

Publicidad

Índice

 

Principales causas de abandono

El abandono escolar es un problema que lleva presente en nuestra sociedad durante muchos años. Según un estudio llevado a cabo en Inglaterra, aquellos niños que empiezan a saltarse clases a espaldas de sus padres tienen más probabilidades de acabar dejando la escuela.

Muchas veces los padres no son capaces de evitar esto dado que se enteran del problema muy tarde, cuando su ayuda ya no puede calar tanto en el hijo.

Estos son algunos de los problemas y causas por los que los adolescentes abandonan la escuela:

- Bullying: este problema lleva en las aulas mucho tiempo y no siempre se detecta a tiempo. Es peligroso dado que puede marcar la vida de un niño para siempre. Sufrir bullying dsde la educación primaria te hace más proclive a querer abandonar la escuela o a sufrir problemas de confianza y socialización.

- Estrés debido a las expectativas de los padres o la carga de trabajo: la vida escolar de los niños está llena de expectativas, competición por destacar, miedo al fracaso… Todo este combo provoca en el niño un estrés que puede llegar a dificultar la concentración y desmotivarlo, hasta el punto que quiera buscar una vía de escape rápida: el abandono escolar. También, la carga de trabajo o responsabilidad que recibe tu hijo puede no ser la indicada para su edad. Ayudarles a organizarse el trabajo puede serles de gran ayuda.

- Temas económicos: por desgracia, no todas las familias se encuentran en un estado económico favorable, por lo que pueden necesitar que los hijos ayuden a meter ingresos en casa. La pobreza suele ir ligada a menos estudios. 

- Pérdida de interés: el hecho de que no puedan elegir muchas asignaturas acorde a sus gustos puede hacer que pierdan el interés en aprender. Se sienten aburridos, desmotivados y empiezan a ver el estudio como una obligación. A veces el problema no está en el contenido de la asignatura, sino en el método que se utiliza en clase. Es importante que hables con el profesor de tu hijo si notas que el método no es el mejor para él.

- Abuso de alcohol o drogas: la falta de supervisión y el aumento de libertad que se les va dando a los hijos con los años puede hacer que empiecen a abusar de sustancias nocivas que, sin duda, afectarán a su rendimiento académico.

- Problemas en el núcleo familiar: normalmente, los niños que están expuestos a violencia familiar, los que pertenecen a familias rotas o han vivido hace poco la separación de sus padres, tienen menos capacidad de atención y concentración.
 

¿Por qué es importante que obtengan el graduado escolar?

Hoy en día, en un mundo de sobrecualificación, incluso para trabajos que no necesitan de experiencia previa, se exige haber acabado la educación secundaria obligatoria.

Cuanto más cualificados estén tus hijos, más se aseguran un trabajo en un futuro cada vez más especializado y en el que no sabemos cuáles serán los requisitos mínimos para trabajar.

Además, puede que en el futuro cambien de opinión respecto a estudiar y necesiten una titulación mínima para acceder a un curso o grado, por lo que si ya están en posesión del título de la ESO, tendrán más posibilidades de entrar.
 

¿Qué influye en la educación de los hijos?

- Nivel de estudios del padre y la madre: la influencia de los padres juega un papel crucial. Hoy en día es normal que los estudios de los hijos superen a los de los padres, por lo que a mayor estudios tengan, más probable será que su hijo vaya completando las distintas etapas de la educación.

- La escuela y los profesores: el método utilizado, la relación con el profesor y los compañeros…Elegir una escuela para tu hijo que cumpla con tus requisitos es fundamental.
 

Cómo motivar a tu hijo para que continúe estudiando

Muchos padres se quejan de que cada vez encuentran más difícil conectar con sus hijos. La comunicación en casa es esencial para el correcto desarrollo del niño.

Interesarte por sus gustos, dar pie a su creatividad, preguntar más a menudo cómo se encuentran anímicamente… son algunos tips que pueden ayudar a que te encuentres más en sintonía con el pequeño.

Empatizar con él y entender cómo se siente. Hay épocas que son más sensibles que otras. ¿Cómo te sentías tú a su edad? Hablar e intentar entenderse el uno al otro, poniendo en común puntos de vista, te ayudará a entenderlo mejor.

A veces decir las cosas no es suficiente. Los niños aprenden por imitación, si ven que tú estás trabajando, probablemente te imiten. Otra opción puede ser que juntos preparéis el espacio de trabajo y permanezcas ahí un rato hasta que empiece a desenvolverse solo. ¡Siempre con actitud positiva!

Aunque a veces se pierdan los nervios, gritar y discutir puede provocar el efecto contrario que buscamos. Trata de hablarle de forma calmada, preguntándole qué le resulta difícil y si necesita ayuda.

Ten cuidado con las expectativas. Ponerles retos y metas es necesario para su motivación, pero que éstas sean demasiado altas puede provocarles mucha presión.

Acuérdate de que las actividades complementarias son necesarias. Es algo que eligen libremente, les permite explorar de forma más profunda aquello que les gusta y les ayuda a definir sus gustos. ¡Si las actividades son creativas mucho mejor!


Fuentes:

Instituto Nacional de Estadística

Comisión de las Comunidades Europeas

Fecha de actualización: 03-06-2021

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×