Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje

Consejos para padres con hijos con dificultades de aprendizaje
comparte

Las dificultades o problemas de aprendizaje son trastornos que impiden que el niño puede aprender a la misma velocidad que el resto de los niños porque presenta dislexia, disgrafía, discalculia, TDAH u otros. En estos casos, es importante que los padres entiendan bien las limitaciones de sus hijos y sepan cómo ayudarles para que puedan tener éxito en el colegio.

Los principales problemas de aprendizaje que presentan los niños son:


- Dislexia: es un trastorno que implica problemas para leer y escribir porque el cerebro invierte o modifica la información que recibe de los ojos, por lo que es normal que confundan letras como la b y la d o números como el 6 y el 9. Otras veces tardan más en relacionar la palabra que ven escrita con su significado, por lo que son más lentos al leer y comprender textos.


- Disgrafía: generalmente unida a la dislexia, es la dificultad de escribir a causa de una coordinación motora deficiente o problemas para interpretar el espacio. Eso hace que escriban mal o con una letra ilegible.


- Discalculia: es un problema para comprender conceptos matemáticos y hacer cálculos.


- Disfasia: es un desorden del desarrollo del lenguaje que provoca problemas de comprensión y expresión.

No te puedes perder ...


- Discapacidad de la memoria y el procesamiento auditivo: problemas para comprender y recordar palabras o sonidos. La memoria no almacena de manera normal los recuerdos. Además, puede tener problemas al escuchar palabras complejas o frases largas si hay ruido de fondo, por lo que los sonidos típicos de una clase pueden interferir en el aprendizaje y la memoria.


- Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA): es una alteración del sistema nervioso central que causa dificultades para mantener la atención y conductas hiperactivas y/o impulsivas, lo que afecta al rendimiento académico.


¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas de aprendizaje?


Normalmente, son los profesores los que detectan en el niño problemas a la hora de escribir, leer, hacer cálculos y concentrarse en clase, lo que los lleva a hablar con los padres para solicitar una revisión médica especial que confirme si el niño tiene algún problema o no. Esto suele pasar en torno a los 5 o los 6 años, cuando comienza el aprendizaje de la lectura y la escritura. Otras veces, son los padres los que sospechan que su hijo tiene algún problema o incluso piensan que así puede ser ya que uno de los dos padres sufre un trastorno de este estilo, que suelen ser hereditarios.


Algunas señales que indican que un niño tiene trastornos del aprendizaje son:


1- Problemas para leer en voz alta

2- Dificultades a la hora de escribir

3- Problemas para entender los números y las operaciones matemáticas

4- Dolores de cabeza habituales

5- Mal comportamiento en clase y problemas para estar quieto mucho rato

6- Faltas de ortografía y errores al escribir

7- Problemas para recordar cosas que se han visto en clase


Ante cualquier de estas señales es conveniente que se lleve al niño al pediatra o a un psicólogo experto en trastornos de aprendizaje para que le realicen una serie de pruebas y puedan confirmar si tiene un problema o no y de cuál se trata.


Consejos para los padres


- No es necesario que el niño asista a clases especiales, puede seguir el curso normal siempre que cuente con apoyo y ayuda extra para solucionar sus pequeños problemas.


- Los padres deben conocer bien las limitaciones de su hijo, en qué consiste su trastorno y cómo solucionarlo para poder darle el mejor apoyo.


- Explica a tu hijo qué le pasa y que no es su culpa, sino que es un trastorno como otros muchos que padecen muchas personas. Debe saber qué le pasa para que entienda que no es que sea tonto, sino que tiene dificultades para realizar algunas tareas, pero con ayuda, podrá sacer el curso con buenas notas.


- Háblale de personas famosas que han llegado lejos a pesar de sufrir este tipo de trastornos para que vea que no es hándicap para tener éxito.


- Apóyale y muéstrate orgulloso de todo lo que logra.


- Fomenta su autoestima para que sus problemas no afecten a otras áreas de su vida como las relaciones sociales.


- Refuerza las rutinas diarias. Los horarios y la regularidad ayudan especialmente a los chicos con este tipo de trastornos y pueden ayudarles a organizarse y reducir el estrés.


- Ayuda a tu hijo a estudiar y hacer los deberes, pero nunca los hagas por él. Es conveniente que dividáis las tareas en trabajos más cortos de unos 15 minutos para ayudarle a mantener la concentración ya que requiere más esfuerzo para cada tarea.


- No te olvides de los descansos para ayudarle a seguir con los deberes y estudios.


- Elimina las distracciones para que pueda centrarse mejor y trabajar más rápido. Si tarda mucho en completar la tarea, puede frustrarse o dejarlo.


- Establece una relación cercana con los profesores de tu hijo para saber cómo va, qué problemas presenta, dónde requiere más ayuda, qué más se puede hacer, etc.


- Fomenta los puntos fuertes y las actividades en las que tu hijo destaca.


- Habla con padres que tengan hijos con el mismo problema para que te cuenten sus experiencias y te den consejos.


- Ten mucha paciencia con tu hijo y nunca le digas frases como “pareces tonto” o “qué lento eres”. Debes ser consciente de que todo le cuesta más, por lo que necesita más tiempo y apoyo.


- Si estos problemas afectan al estado emocional del niño o le causan depresión, debes pedir ayuda psicológica de inmediato.


Te puede interesar:
Los niños con altas capacidades precisan que la escuela y la familia trabajen en conjunto para crear el entorno preciso para que puedan alcanzar su potencial.


Fuentes:

Orjales Villar, Isabel (2012), TDAH. Elegir colegio, afrontar los deberes y prevenir el fracaso escolar, Madrid, Ed. Pirámide.

U.S. Department of Education. Helping Your Child Become a Reader: If You Think There's a Problem. First published in September 2000. Revised 2002 and 2005. http://www.ed.gov/parents/academic/help/reader/part7.html

Fecha de actualización: 08-11-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>