×
  • Buscar
Publicidad

Cómo enseñar decimales en Primaria

Cómo enseñar decimales en Primaria

Dentro de la enseñanza de las Matemáticas, una de las partes más complejas para muchos niños de Primaria son los decimales porque no acaban de entender qué son y para qué sirven, ni cómo se relacionan con las fracciones. Por eso, es importante saber cómo enseñar decimales a los niños para que puedas ayudarles en casa si tienen problemas con este tema.

Publicidad

No te puedes perder ...

Cómo enseñar decimales en Primaria

Cómo enseñar decimales en Primaria

Dentro de la enseñanza de las Matemáticas, una de las partes más complejas para muchos niños de Primaria son los decimales porque no acaban de entender qué son y para qué sirven, ni cómo se relacionan con las fracciones. Por eso, es importante saber cómo enseñar decimales a los niños para que puedas ayudarles en casa si tienen problemas con este tema.

Y tambien:

¿Qué son los números decimales?

Los números decimales son aquellas que representan cantidades más pequeñas que la unidad. Se escriben a la derecha de los números enteros, después de una coma. Es decir, el orden correcto sería:

Centenas   Decenas   Unidades, Décimas   Centésimas   Milésimas

Por ejemplo: 123,567

Estos números decimales implican las partes en las que está dividida un o más unidades enteras. Por ejemplo, en el número arriba escrito, hay 123 unidades completas y 567 centésimas de otra unidad. O dicho de otra forma, para tener una unidad completa más y llegar a 124, faltarían 433 centésimas.

Por lo tanto, una décima es la unidad dividida en 10 partes iguales. La centésima es la unidad dividida en 100 partes iguales y la milésima es la unidad dividida en 1000 partes iguales.

Además, hay que entender que los decimales están muy relacionados con las fracciones e intentar que el niño entienda ambos conceptos juntos para que no tenga problemas a la hora de resolver problemas matemáticos con decimales y/o fracciones. Y es que 1/10 es igual que 0,1 décimas.

Cómo enseñar los decimales paso a paso

1- Enséñale qué son los números enteros y qué son los decimales. Necesita comprender que un número decimal es una parte de una unidad, es decir, que es más pequeño que 1. Una buena manera es decirle que los decimales son números intermedios, es decir, que no son números enteros y que se encuentran a caballo entre dos números enteros. Por ejemplo, 5,4 significa que ese decimal, el 4, está entre el 5 y el 6.

2- Explícale el valor posicional de los números enteros para que comprenda qué son y dónde se colocan las decenas y las centenas, así como las décimas o las centésimas. Al igual que con los números enteros, hay valores posicionales a la derecha de la coma decimal, por lo que primero se colocan las décimas, luego las centésimas, luego las milésimas, etc. Enfatiza las palabras décimas y centésimas para diferenciarlas de sus contrapartes en los valores enteros, que son las decenas y las centenas, respectivamente. Es importante que no confundan unas con otras.

3- Una vez que entienda qué son los decimales y que sepa cómo se escriben (detrás de la coma), llega el momento de realizar las primeras operaciones matemáticas con decimales. Lo normal es empezar por las sumas, ya que suelen ser las más sencillas y las que los niños mejor dominan.

4- Explícale la relación entre las fracciones y los decimales para que comprenda que son dos formas diferentes de representar lo mismo, es decir, esos números intermedios entre dos unidades. Además, debe saber que las fracciones pueden pasarse a decimales y al revés.

5- Para que todo resulte más sencillo, es importante apoyarse mucho en la parte visual y explicar cada concepto con su número correspondiente y con un ejemplo. Por ejemplo, puedes dibujar una cuadrícula y dividirla en 10 partes para mostrar cada uno de los decimales y decirle que cada parte es el 0.1 o 1/10 parte de la cuadrícula.

6- Además de realizar operaciones con decimales, es conveniente que practiques la lectura en voz alta de fracciones y decimales para que sepa cómo escribirlos y leerlos correctamente. Anota en una pizarra o cuaderno varios números decimales y léelos en voz alta. Por ejemplo, 1,5 se lee "uno coma cinco". O 14,56 se lee ·catorce con cincuenta y seis centésimas”.

7- Para saber si un número decimal es mayor que otro, explícale la diferencia de los valores posicionales de los números enteros y de los decimales. Es decir, si bien las centenas son mayores que las decenas, las décimas son mayores que las centésimas. En los decimales, los números más altos se quedan más a la izquierda y no la derecha. Y ponle un ejemplo para que lo vea claro. ¿Qué número es mayor: 4,567 o 4,678? En este caso, sería 4,678 porque 6 es mayor que 5. Tiene que ir comparando cada número desde el inmediatamente posterior a la coma, no desde el último.

8- Explícale que los ceros a la derecha del número decimal no añaden valor. Es decir, 3,5 es igual que 3,50.

Consejos para ayudarle en su aprendizaje

- Usa cuadrículas o divide una figura en partes iguales para que comprenda que un decimal es una parte de una unidad o de un todo. Las cuadrículas con 10 a 100 espacios son muy útiles para mostrar qué es un número decimal y cómo compararlo con otros números.

- Colorea parte de esa cuadrícula y explícale a qué corresponde. Por ejemplo, si has coloreado cuatro partes, es igual que 0,4 o que 4/10 (cuatro décimas).

- Dibuja rectas numéricas para comparar los valores. Las rectas numéricas son una línea horizontal con rayas verticales a cada extremo que sirven para crear decimales, como una regla.

- Utiliza dinero para explicar los números decimales. Los céntimos son una buena forma de explicar que 5 céntimos son 0,05 euros o que 50 céntimos son 0,5 euros. Es una forma sencilla de entender qué son y para qué sirven los decimales.

- Ten mucha paciencia al explicarle los conceptos y no le grites ni le regañes si no lo entiende. Hay que ir poco a poco, respetando el ritmo y las capacidades del niño. Es mejor alabarle y mostrarte orgulloso cuando avance en su aprendizaje y mejore en cualquier aspecto. La motivación es la mejor arma para que un niño se sienta seguro y quiera seguir aprendiendo y mejorando. Nada de insultarle ni llamarle tonto o decirle que no es capaz.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.