Cómo enseñar a leer a un niño de 4 años

Cómo enseñar a leer a un niño de 4 años
comparte

Probablemente la mayoría de los niños a los cuatro años ya sabe leer, aunque no a la perfección, pero sí bastante mejor que nosotros a su edad. No obstante, hay que tener en cuenta que no será hasta los seis años cuando los niños adquieren por completo el aprendizaje de la lectoescritura.

Es cierto que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje para poder aprender a leer y a escribir, aunque antes han de haber conseguido un buen nivel de lenguaje oral y una coordinación de movimientos adecuada para ello. Y sí, no cabe duda de que la maternidad y la paternidad está llena de dudas en relación con el aprendizaje en general de los niños. Para muchos de ellos, cuanto antes comiencen a leer sus hijos, muchísimo mejor. Sin embargo, para otra parte de la población comenzar a leer y a escribir demasiado pronto no es en absoluto necesario, pero ¿por qué? ¿Es demasiado pronto con cuatro años?


Todos aquellos que apoyan que antes de los seis años los niños deben saber leer y escribir probablemente lo piensen así porque han leído y se han informado sobre ello en algún momento de su vida, pues son muchos los expertos que así lo creen. Sin embargo, hay otro porcentaje de expertos que considera que existen todavía muchos niños por debajo de los seis años que no han adquirido aún las habilidades motrices suficientes para tener un aprendizaje casi total sobre la lectura y la escritura y no pasa nada. Además, aseguran que forzarles a ello demasiado pronto podría acarrear algunas consecuencias como estas:

No te puedes perder ...


- el niño puede sufrir un rechazo y un bloqueo por lo que acabaría frenándose su aprendizaje natural.


- podría tener muchas más faltas de ortografía debido a un mal aprendizaje.


- puede incluso que llegue a sentir algo de frustración.


- el niño tendrá una autoestima mucho más baja y un sentimiento también de inferioridad frente a sus compañeros.


- pérdida de interés por la lectura y la escritura acompañada además de una gran desmotivación.


Y no, por supuesto que no se trata de niños que no tienen la capacidad de aprender ni tienen tampoco problemas de aprendizaje, sino que simplemente no están todavía preparados para comenzar a hacerlo. Como esto ocurre en la etapa infantil, en lo que se apoyan dichos expertos en que estos niños se encuentran precisamente en una etapa en la que tienen que explorar, jugar, fomentar su curiosidad y su creatividad, y también su descubrimiento, y no en leer y escribir. Y, aunque haya algún niño que siente una enorme curiosidad por leer y escribir antes de los seis años, sabemos realmente que no es lo más habitual.


Según un estudio de la Universidad Cambridge dirigido por Robin Alexander, “a los cuatro y a los cinco años los niños no están preparados para comenzar un aprendizaje estructurado en materias y aseguran que este debería estar basado sencillamente en mejorar sus habilidades a través del juego". Sin embargo, las políticas implantadas, los sistemas educativos, los planes de estudio, y también muchos padres, insisten actualmente en comenzar durante la educación con el aprendizaje de la lectoescritura mediante fichas y afirman a su vez que pueden aprender a leer y a escribir antes de los seis años, pero como si se tratara de un juego.

Eso sí, para todos aquellos que consideran que los cuatro y los cinco años no es una edad demasiado temprana para comenzar a leer han de tener claro previamente una serie de recomendaciones antes de enseñar a leer a sus hijos:


- buen manejo del lenguaje oral. Es necesario que antes de que aprendan a leer los niños tengan un buen manejo del lenguaje oral, pues cuanto más sencillo sea el desarrollo lingüístico más fácil será acceder al aprendizaje formal del código alfabético.


- desarrollo de la psicomotricidad. A estas edades es necesario que los niños hagan bastantes ejercicios de grafomotricidad, aunque en forma de juegos. Con dicha grafomotricidad serán capaces de aprender y también comprender algunos conceptos como “arriba” o “abajo”, también controlar sus manos y adquirir el gesto para escribir.


- motivación. Y, a pesar de que las anteriores recomendaciones sean fundamentales, es totalmente necesario también que los niños estén motivados y quieran aprender porque, de lo contrario, lo único que mostrarán será desinterés, rechazo y pondrán también todo tipo de impedimentos en el proceso de enseñanza y aprendizaje.


¿Qué es psicomotricidad?


La psicomotricidad es una disciplina que, basándose en la concepción integral del sujeto, se ocupa de la interacción que se establece entre el conocimiento, la emoción, el movimiento y de su mayor validez para el desarrollo del individuo. Es la técnica que ayuda a niños (aunque también a bebés) a dominar de una manera completamente sana su movimiento corporal mejorando su relación y comunicación con los demás. La psicomotricidad tiene como ventaja principal favorecer la salud física y también psíquica del niño. Por tanto, es necesario antes de enseñar al niño a leer.


Además, como todos sabemos la lectura no es una actividad innata, sino que debemos aprenderla y hacerlo bien. Este aprendizaje requiere la participación y la coordinación de diversos procesos cognitivos por lo que suele ser algo complicado en ocasiones. Por suerte, existen varios métodos que podemos utilizar para enseñar a leer los niños, aunque lo ideal es que sean métodos mixtos que favorezcan el reconocimiento de las letras y la comprensión del mensaje. Algunos ejemplos son:


- unir el conocimiento de las letras con la palabra. Unir las letras con las palabras es también una buena idea, y para ello pueden emplearse pictogramas de imagen y palabra en los que la letra está señalada con un tamaño mayor.


- lectura de frases. Una vez conozcan las letras es recomendable comenzar con la lectura de frases. Mezclar palabras y dibujos para construirlas es genial. Después, podéis optar también por practicar la comprensión literal y hacer algunas inferencias y preguntas.


- frases formadas por palabras. Es cierto que en un primer momento se podrán acompañar de un dibujo externo para facilitar la comprensión, pero poco a poco se deben ir eliminando para centrar solamente la comprensión en la frase.


- textos completos. Una vez puedan leer varias frases con sentido, ya podrán comenzar a leer textos completos, aunque es importante hacer hincapié en la importancia de la lectura comprensiva. Para ello podemos entonces comenzar a leer párrafo a párrafo, pero sin olvidarnos nunca de realizar las preguntas adecuadas que, por supuesto, favorezcan la comprensión.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un cuestionario de detección de altas capacidades con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fuentes:

Hay que fomentar la lectura https://enfamilia.aeped.es/noticias/hay-que-fomentar-lectura

 

Fecha de actualización: 05-04-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>