Cómo criar a un niño de 7 años

Cómo criar a un niño de 7 años
comparte

A los 7 años los niños se encuentran en la niñez media, que va de los 6 a los 8 años. Con 7 años sus capacidades cognitivas han evolucionado mucho y ya son capaces de entender del tiempo, resolver problemas matemáticos sencillos o ser más conscientes de los sentimientos de los demás. Todo esto hace que sea un año clave para implantar en él valores básicos y enseñarle a comportarse de manera adecuada en todos los ámbitos.

El crecimiento de los niños de 7 años suele ralentizarse y no crecen más de 6 cm al año y ganan unos 3 kg de peso, aunque depende de cada niño. A esta edad se le siguen cayendo los dientes de leche, que son reemplazados por los permanentes.


Su desarrollo lógico y mental (mayor atención y memoria) les permite entender el tiempo y las fracciones del mismo (segundos, minutos, horas, semanas…), resolver problemas matemáticos sencillos, leer y escribir, describir sus experiencias, sus ideas y sus sentimientos, etc. Esto hace que las exigencias académicas aumenten y que ya empiece a tener deberes y exámenes, por lo que deberá dedicar más tiempo al estudio, aunque el juego debe seguir siendo su actividad principal por las tardes.


En cuanto al desarrollo emocional, se vuelven más sensibles y empáticos, crean amistades duraderas, muestran una mayor independencia de sus padres, comienzan a pensar en el futuro, la aceptación y el cariño de sus amigos se vuelve más importante para ellos y entienden mejor el lugar que ocupan en el mundo.

No te puedes perder ...

"A un niño de AA. CC. no diagnosticado se le niega su derecho: Desarrollar su potencial al máximo"

Paulina Bánfalvi Kam, fundadora del Blog "AA.CC., La Rebelión del Talento", un proyecto para desmitificar las altas capacidades y transformar la sociedad para que el talento de todos los niños sea respetado y potenciado, nos habla en esta entrevista sobre su proyecto, cómo identificar a los niños de Altas Capacidades, por qué es tan difícil su identificación y cómo podemos los padres y profesores ayudarles.


También continúan teniendo algunos miedos que tenían en el pasado, y surgen nuevos. Con 7 años es normal que tengan miedo a la oscuridad, a los seres imaginarios y a los animales, miedos que vienen del pasado, pero también es habitual que surja uno nuevo: el miedo a hacer el ridículo al mostrar sus habilidades escolares, sociales o deportivas, lo que puede hacer que evite ciertas actividades en grupo. Y es que, como hemos dicho, a esta edad ya les importa mucho lo que sus amigos y compañeros piensen de ellos.


Su lenguaje debe haberse desarrollado lo suficiente como hablar perfectamente, aunque es posible que confunda algunos sonidos en palabras más complejas como “vomitar”, que suelen decir “gomitar”. Leen mejor, pero todavía pueden hacerlo de manera lenta o liarse con algunos fonemas o palabras más largas.


Su mayor independencia no solo es emocional, sino también física, por lo que son capaces de vestirse solos, atarse los cordones, abrocharse y desabrocharse la camisa, prepararse el desayuno… por lo que deberás estar menos pendiente de esas actividades básicas.


Consejos para criar a tu hijo de 7 años


- Demuéstrale afecto a diario. Aunque te parezca que ya es mayor para besos y abrazos, todavía es un niño que necesita sentir que sus padres le quieren, así que no dudes en seguir dándole besos y diciéndole te quiero todos los días.


- Reconoce sus logros, avances y sus comportamientos positivos. No hay mejor manera de educar a un niño y lograr que se porte bien que elogiando sus conductas positivas e ignorando las negativas. Con 7 años, la mayoría de los niños han interiorizado las normas principales de comportamiento y ya saben cómo deben comportarse en casa y en el colegio o cosas tan básicas como que no se debe pegar, por lo que lo normal es que se porte mejor que en años anteriores.


- Ayúdalo a desarrollar su responsabilidad y autonomía dejándole que os ayude en las tareas de la casa más sencillas o tomando decisiones poco complicadas.


- Involúcrate en su rendimiento escolar y habla a menudo con su tutor o profesores para saber cómo le va, ya que, desde esta edad, el curso comienza a complicarse y es importante detectar cualquier problema antes de que empiece a suspender y sacar malas notas. 


- Enséñale a ser paciente y saber esperar. La tolerancia a la frustración sigue siendo un problema para muchos niños de esta edad.


-  Con 7 años pueden empezar los primeros casos de acoso escolar o bullying, por lo que debes fomentar en él la empatía para que no se convierta en acosador ni deje que otros niños sean acosados. Igualmente debes estar atento a las posibles señales que indiquen que otros niños se burlan de él o le humillan o pegan a menudo para cortar cuanto antes el problema.


- Aunque tenga que dedicar más tiempo a los deberes o los estudios, debe seguir teniendo todas las tardes para jugar en el parque con los amigos, leer, pintar, jugar en casa o cualquier otro hobby. El juego y el ocio es fundamental para su desarrollo, así que no le agobies con muchas actividades extraescolares.


- Además, es importante que hagáis cosas divertidas todos juntos en familia para fomentar vuestro vínculo y crear una relación sólida y sincera.


- Pregúntale cada día cómo le ha ido en el colegio, con sus amigos y qué problemas ha tenido para estar al tanto de lo que le preocupa y le ocurre. Cuéntale también cosas tuyas.


- Continúa con las reglas claras y firmes y ve adaptándolas a su edad, circunstancias y madurez.


- Evita que pase mucho tiempo delante de las pantallas, ya sea móvil, televisión, ordenador o tablet.


- Ayúdalo a enfrentarse a nuevos retos y resolver solo sus problemas para que sea más resiliente y seguro de sí mismo.


- Ya tiene edad para conocer medidas de seguridad básicas para evitar accidentes, por lo que debes enseñarle las normas básicas de seguridad vial, cómo comportarse en la piscina o el mar, cómo evitar accidentes en casa, etc.


- Fomenta una alimentación saludable y el deporte regular para ayudarle a instaurar hábitos de vida saludables que eviten problemas de salud a largo plazo como la obesidad o el colesterol alto. Asegúrate también de que duerme las horas suficientes de noche (unas 9-10 horas) y que sigue hábitos básicos de higiene (lavarse los dientes, lavarse las manos antes de comer, después de ir al baño o de venir de la calle, etc.).


Te puede interesar:
La detección de altas capacidades en niños es importante que se haga lo antes posible ya que de esta manera se podrán tomar las medidas precisas para que puedan alcanzar todo su potencial.


Fuentes:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Domènech, Montse (2015), Edúcame bien, Ed. Plaza & Janés.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>