×
  • Buscar
Publicidad

Los niños y la televisión

Los niños y la televisión

El abuso de la mayoría de niños de la televisión es preocupante. Algunos estudios afirman que, de media, los niños españoles pasan casi 4 horas al día viendo la televisión. Contando las horas que dedican al sueño y al colegio, es prácticamente todo su tiempo libre. ¿Qué hacer ante esto? ¿Hay que prohibirles ver la televisión o es beneficiosa en su justa medida?

Publicidad

Pros y contras de “la caja boba”


A la televisión no se le llama la “caja boba” por nada. Y es que este aparato aboba a la gente si se pasa el día sentado delante de ella viendo cualquier cosa que echen, sin importar lo que sea.


Esto mismo puede pasar con los niños si se les permite estar horas y horas delante de la televisión viendo cualquier contenido, aunque no sea infantil. El primer problema de esto es que en televisión, a pesar de que los contenidos están protegidos de 6 de la mañana a 22 de la noche, se pueden encontrar contenidos violentos, sexistas, de contenido sexual, etc. Nada apropiado para niños, sobre todo si ven la televisión solos y sin nadie que les explique lo que están viendo.


De hecho, muchos estudios realizados sobre cómo afectan este tipo de contenidos al desarrollo de los niños confirman que los niños se vuelven más agresivos y se vuelven impasibles ante imágenes violentas y agresiones; aceptan, justifican y pueden llegar a imitar contenidos violentos; se vuelven pesimistas y pasivos, etc. Asimismo, el consumo excesivo de televisión también afecta físicamente ya que fomenta el sedentarismo, provoca cefaleas, problemas para dormir…

No te puedes perder ...

¿Qué hacemos con los niños durante las fiestas?

¿Qué hacemos con los niños durante las fiestas?

Llegan las vacaciones navideñas y cada vez es más difícil saber qué hacer con los niños, ya que ellos tienen dos semanas sin colegio, pero la mayoría de los padres apenas si tienen un par de días de vacaciones, por lo que es imposible cuidarlos. Las nuevas necesidades, tras la incorporación de la mujer al trabajo, han hecho que cada vez sean más los colegios que abren en las fiestas y los centros que organizan campamentos y talleres infantiles para cuidar de los niños durante la jornada de trabajo

Y tambien:


No obstante, la televisión tampoco es un monstruo que haya que evitar o prohibir, incluso puede resultar beneficiosa para el niño si se usa con cabeza. La televisión infantil, adaptada y adecuada a su edad, puede, además de entretenerle, fomentar su vocabulario, potenciar su creatividad, enseñarle cosas interesantes sobre países y costumbres diferentes, etc.

 

Consejos para un uso racional

 

- Limita su uso a una hora al día.


- Controla también el contenido que ve tu hijo. Nada de programas para adultos.


- Cuando se acabe el programa que estaba viendo, se apaga la televisión.


- No coloques una televisión en su habitación, debe estar en el salón para que controles lo que ve y cuánto tiempo lo ve.


- Nada de tener la televisión de fondo en las comidas. Aprovechad ese momento para hablar y fomentar la comunicación en familia.


. No uses la televisión como recompensa o castigo.


- Si está aburrido y quiere encender la televisión, proponle actividades como bajar al parque, jugar a un juego de mesa, hacer manualidades, leer…


- Los canales infantiles y los DVD os ayudarán a controlar el contenido y saber que es adecuado para niños.


- La televisión no es un canguro. Debéis ver la televisión con él para controlar lo que ve y explicarle lo que aparezca que no sea adecuado.


- Busca contenidos que fomenten valores positivos como la amistad, la tolerancia, la solidaridad, el respeto por todos, etc.

 

Foto: Created by Peoplecreations - Freepik.com


Fuentes:

638 Impact of Watching Tv/Playing Games on Mental Health and Learning of Uae Children https://adc.bmj.com/content/97/Suppl_2/A185.2

Fecha de actualización: 21-02-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.