Disfruta de la televisión en familia

Disfruta de la televisión en familia
comparte

Los niños pasan cada vez más tiempo delante de la televisión y, a pesar de que existen leyes que regulan los contenidos de las cadenas en horario infantil para proteger a los menores de imágenes inadecuadas, lo cierto es que la mayoría se saltan las normas. Como solución a este problema, en los últimos años han surgido canales especializados sólo con programación para los más pequeños de la casa

Homeschooling La educación en casa

Homeschooling La educación en casa

"La escolarización con tres añitos se le hizo a mi hijo insufrible y la crisis fue brutal, arrastrando a todos los miembros de la familia con él. A partir de ahí se inició por nuestra parte un largo proceso de búsqueda. Al final, viendo y sintiendo que si se continuaba en la educación oficial iba a acabar aborreciendo el proceso de aprendizaje tan sano, natural e inherente al ser humano, decidimos que la opción de la educación en casa se hacía mucho más respetuosa, empática, dulce y tierna con nuestros hijos, sobre todo en edades tan tempranas, y así nos decidimos a probar este otro camino".

Demasiadas horas delante de la “caja boba”

Los últimos estudios revelan que los niños y niñas españoles pasan, delante del televisor, una media diaria de 218 minutos (3 horas y 40 minutos). Así, el consumo de televisión por parte de la infancia supera al de cualquier otro bien o servicio. Además, en los últimos años han aparecido “nuevas pantallas”: el ordenador, las videoconsolas, el móvil... que han modificado sustancialmente los hábitos de juego y ocio de los más pequeños.

Si el consumidor infantil debe ser objeto de una especial protección, esta necesidad es aún más exigible frente a la televisión y las nuevas tecnologías. Por un lado, el usuario (el niño) está más indefenso por la complejidad del producto audiovisual y de las leyes que lo regulan y, por otro, son múltiples los derechos a proteger: a la información, a la seguridad y a la privacidad, incluso, a sus intereses económicos.

El consumo excesivo de televisión también tiene consecuencias sobre la salud del niño, ya que fomenta el sedentarismo. Es responsabilidad de los padres que el niño desarrolle hábitos saludables en cuanto a horas de sueño, alimentación y ejercicio físico.


¿La televisión es buena para los niños?

La respuesta es sí, siempre que sea de calidad y en su justa medida. Es cierto que, hoy en día, se pueden ver programas televisivos de dudosa calidad incluso a horas en las que el público infantil está en casa y puede tener acceso a contenidos inadecuados para su edad. Sin embargo, si se opta por una programación especialmente estudiada y creada para los pequeños, y si se les acompaña mientras ven los contenidos para aclararles sus dudas y mitigar sus posibles inquietudes, no hay ningún problema en que los pequeños vean la televisión.

El objetivo de la televisión infantil de calidad está claro: enseñar y contribuir a fomentar su creatividad, además de entretener y divertir.


Quejas a la programación infantil

El tercer informe de la Comisión Mixta de Seguimiento del Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos e Infancia señala que entre marzo de 2007 y el mismo mes de 2008, se han presentado 216 quejas ante este Comité, referidas a programas emitidos por las cadenas generalistas de ámbito estatal en las llamadas franjas de protección reforzada (de 8 a 9 de la mañana y de 5 a 8 de la tarde), más que en años anteriores. De estas quejas, 71 de ellas han sido admitidas, lo que supone un 33% del total de las presentadas, frente al 9% del segundo año y el 10% del primero. Estos datos confirman que este Código está dejando de ser un mero documento de buenas intenciones y se va tomando en serio.

Por cadenas, se distribuyen del modo siguiente: laSexta (38), Telecinco (15), Antena 3 (11) y Cuatro (7).

Los contenidos de carácter sexual pasan a ser en el tercer año los que generan un mayor volumen de reclamaciones, por delante del comportamiento social (especialmente el uso de un lenguaje malsonante), el tratamiento inadecuado de temas conflictivos (problemas personales y familiares) o los contenidos violentos.

Guía práctica de la televisión para los más peques

Muchas veces, los padres no tienen un criterio claro sobre el tipo de televisión que deben ver sus hijos. Asimismo, se suelen tener dudas sobre si es preferible que los pequeños vean únicamente películas de vídeo seleccionadas por los padres, o bien sobre la cantidad de tiempo que un niño puede permanecer delante de la pequeña pantalla, por ejemplo.

Para resolver estas y otras muchas cuestiones, te ofrecemos una completa guía sobre los requisitos que debe cumplir la televisión de calidad dirigida al público infantil.

•    El niño siempre debe ver la televisión en compañía. La televisión nunca debe convertirse en el “canguro” del niño. Por el contrario, debe representar otra actividad para compartir y disfrutar entre padres e hijos.

•    Otra de las cuestiones importantes es el tiempo que el niño puede pasar delante del televisor. Como en todas las cosas, la tele debe verse en su justa medida; nunca debe sustituir a otras actividades. Lo ideal es establecer un tiempo adecuado de uso y procurar que el niño no lo sobrepase.

•    Respecto a los contenidos de los programas infantiles, hay que tener muy en cuenta la edad a la que el programa en cuestión va dirigido. Además, la programación infantil debe ser segura y educativa, debe estar exenta de contenidos violentos y debe emplear un vocabulario apropiado. Otra de las cuestiones fundamentales es que la programación infantil no debe contener publicidad.

•    Además de su función de entretenimiento, la televisión de calidad es una gran herramienta para hacer que el niño descubra y se interese por el mundo que le rodea. Es importante que se fomente una diversidad de valores, como la amistad, el saber compartir y el respeto por la naturaleza.

•    La implicación del niño es clave para conseguir que la televisión, además de entretenerle, le resulte útil. Los contenidos deben provocar la interactividad con el niño a través de programas donde aprenda a la vez que se divierte.

•    La televisión debe potenciar la imaginación del niño y fomentar el desarrollo de sus capacidades en aspectos tan importantes como el psicológico, el emocional, el social, el creativo o el ético.

•    Para crecer sanos, los niños y los jóvenes deben leer, hacer deporte y entretenerse con juguetes convencionales que cumplen importantes funciones educativas. Los adultos deben compartir con los niños y jóvenes estas aficiones. En general, un niño prefiere pasar el rato participando en cualquier actividad con sus padres que ninguna otra cosa.


Canales especializados

Para cubrir la demanda de programación infantil, que las cadenas de televisión en abierto apenas si cubren a pesar de las leyes de protección infantil que regulan la programación en horario protegido (de 6 a 22 horas), han surgido canales especializados dedicados única y exclusivamente a programas aptos para niños. Uno de estos canales es Playhouse Disney.

Este canal es el único dedicado a los niños en edad preescolar (2-6 años). Su filosofía es que los más pequeños aprendan divirtiéndose y su programación se basa en unos contenidos adecuados, seguros y educativos, especialmente pensados para los niños, que dan confianza a los padres.

Playhouse Disney se inspira en los valores de Disney: calidad, magia, imaginación y confianza. Sus programas están pensados para potenciar la creatividad del niño y desarrollar sus habilidades. Se trata de programas con los que los peques aprenden y se divierten al mismo tiempo, mientras escuchan cuentos, cantan y realizan manualidades.

Además, Playhouse Disney ofrece una atractiva propuesta televisiva exenta de contenidos violentos y de lenguaje inapropiado, y con una clara vocación educativa. El objetivo del canal es colaborar con las mamás y los papás en la difícil tarea de educar a sus hijos, proporcionándoles ideas y materiales para apoyar su labor.


Imagen: FreeDigitalPhotos.net
 

Fuente: CEACCU (Confederación Española de organizaciones de amas de casa, consumidores y usuarios). Disney Channel.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×