Internet y las nuevas tecnologías

Internet y las nuevas tecnologías
comparte

Hoy los niños pasan más tiempo delante de la televisión, del ordenador o con el teléfono móvil que en el centro escolar. Las nuevas tecnologías han irrumpido en la vida de la nueva generación desde su más tierna infancia. Así, la relación que se establece entre éstos y los medios de comunicación, especialmente Internet, está adquiriendo cada vez mayor protagonismo y generando un debate entre padres, educadores e instituciones administrativas respecto a la seguridad de la navegación para los niños.

 

Dentro de este marco, la fundación Auna ha publicado recientemente un estudio titulado “Los menores en la Red: comportamiento y navegación segura”, donde además de analizar las ventajas e inconvenientes del uso de Internet para el desarrollo de los menores, expone las diferentes medidas de protección con las que pueden contar los padres ante los posibles riesgos.


Riesgos y oportunidades

 

El estudio de la Fundación Auna, parte de la premisa de que Internet en sí mismo no es ni bueno ni malo para los niños, sino que depende del uso que hagan de él. Igualmente, destaca que es, ante todo, una oportunidad educativa para los pequeños, ya que es un elemento clave en la educación que iguala las clases sociales al permitir el acceso a las mismas informaciones, posibilita la interrelación con personas de otros países y culturas, sirve como herramienta integradora para los discapacitados y aumenta las posibilidades de ocio, entre otras muchas ventajas. Además, la red es ya –señala el citado estudio- una realidad que ni niños ni mayores pueden dejar al margen o, de lo contrario, quedarán excluidos del futuro mercado laboral y en clara desventaja a la hora de comunicarse e interactuar con la tecnología.

No te puedes perder ...

La motivación: Elemento clave en la vuelta al cole

La motivación: Elemento clave en la vuelta al cole

Tras un verano distendido, repleto de actividades de ocio y diversión, la vuelta al colegio no siempre resulta fácil, tanto para los padres como para los niños. Kumon, red de centros de enseñanza, cuyo programa está diseñado para alcanzar el máximo rendimiento del alumno, recomienda la motivación como un elemento clave a tener en cuenta para ayudar a los hijos a iniciar un nuevo curso escolar e incorporarse a la rutina de la realización de los deberes.


Beneficios de Internet para los niños: La oportunidad educativa

 

Una de las preguntas claves a este respecto que plantea la Fundación Auna en su informe es: ¿Mejora el acceso a Internet el rendimiento escolar? Aunque no es fácil separar los efectos del acceso en sí mismo de otros factores, hay fuertes indicios de que el acceso a Internet desde el hogar fortalece y acelera el aprendizaje. Numerosos estudios han demostrado que los estudiantes con acceso tanto en casa como en la escuela tienen mejores resultados académicos que sus compañeros con acceso únicamente en la escuela. Ya en nuestro país, y a pesar de que prácticamente todas las escuelas tienen acceso a Internet, muy pocas están rentabilizando al máximo ese gran potencial ilimitado integrando el ordenador en el aula.


Además, a nadie se le escapa las ventajas de estudiar de manera interactiva: gracias a la informática y a Internet, los niños aprenden de una forma más dinámica y lúdica, empleando la memoria visual y la auditiva. Por otro lado, la red puede ayudar a involucrar más a los padres en la escuela con iniciativas como la desarrollada por el Liceo Europeo de Madrid, donde los padres de los alumnos, por ejemplo, pueden acceder a las notas de sus hijos, mantener un contacto más directo con los profesores a través de tutorías, foros… y, en definitiva, implicarse en el proceso educativo de sus hijos.


Posibles riesgos

 

Con carácter general, los riesgos que generan mayor preocupación para los padres – según el informe de la Fundación – son los que pueden tener un fuerte impacto en la vida social, emocional y física de los menores. Así, según la existencia de situaciones que pueden ser constitutivas de un riesgo para el niño, se ha optado por dividir el peligro potencial en 3 categorías:

 

1. La navegación por páginas web: la fuente del daño son los contenidos inapropiados como los violentos, pornográficos o racistas.

 

2. Los servicios interactivos (chat, e-mail, foros…): el peligro es el contacto potencial con desconocidos como posibles pederastas o personas que pretendan inducir a la comisión de delitos.

 

3. El tiempo de navegación: el sector más crítico hacia Internet denuncia la paulatina “subordinación” de los menores a la pantalla.



¿Cómo evitar los peligros de internet?

 

Existen una serie de herramientas tecnológicas para proteger a nuestros hijos frente a los posibles riesgos del uso de Internet. Las más importantes son: la monitorización, que registra los comportamientos del menor en la red permitiendo realizar un rastreo de las páginas visitadas y del tiempo de navegación; el control de Spam, que evita el correo electrónico no deseado; y los filtros de contenidos, la herramienta más utilizada que ofrece una serie de servicios adicionales, entre los que destacan:

 

- Denegar el acceso a algunos servicios de Internet como pueden ser los chats. 

- Bloquear la información saliente (Nº de teléfono, datos personales, etc.)

- Limitar el tiempo de conexión, incluso determinando el número de horas. 

- Mantener un registro de las tentativas de acceso a los materiales inapropiados.

- Bloquear el acceso a Internet en función del número de intentos repetidos a páginas no permitidas.

Hay multitud de filtros comerciales: CyberPatrol, CyberSitter, Net Nancy, Smartfilter, Surfcontrol, o el español Optenet.

 

A pesar de la eficiencia de los sistemas tecnológicos, en España sólo el 14% de los menores accede a Internet desde ordenadores con sistemas de filtrado. En EE.UU más de la mitad (54%) de las familias conectadas a Internet utiliza filtros. 

Sin embargo, como padres, debemos recordar que la tecnología no es infalible; siendo necesario compatibilizar su uso con otro tipo de estrategias, fundamentalmente de tipo educativo.

 

En casa: la estrategia educativa

 

Existe un amplio consenso en que la mejor forma de proteger a los niños de los riesgos en Internet es la educación, la supervisión y la implicación directa de los padres. Así, desde casa, lo mejor es cumplir con recomendaciones como las siguientes: 

 

- Coloca el ordenador en un lugar común de la casa, nunca en la habitación de los niños. Intenta navegar con ellos para que aprendan a hacer un uso responsable y seguro de Internet.


- Establece una serie de normas para la utilización de Internet, como cuándo y cómo navegar por la red, qué páginas web son apropiadas para ellos y cuáles no. Y controla que cumplan estas reglas metiéndote en el “Historial” (Listado de las últimas páginas web visitadas, que aparecen ordenadas cronológicamente pinchando en la flechita de la derecha).


- Pon límites al tiempo de navegación. 


- Coloca una página de inicio (la primera que aparece al iniciar la sesión de Internet) que sea apropiada para la edad y madurez de tus hijos, con contenidos y servicios adaptados al mundo infantil y que sean de confianza (como páginas de sus cantantes favoritos, de programas para niños, páginas lúdicas con juegos, canciones, etc.) 



- Infórmate sobre las herramientas tecnológicas y los programas de navegación segura.


-  Para los niños más mayores que ya son capaces de meterse en chats, foros o de enviar correos electrónicos, es fundamental hablarles de la importancia de no contestar e-mails o cualquier otro tipo de comunicación que sea inapropiado, de no facilitar nunca datos personales como nombres, teléfonos o direcciones y que abandonen inmediatamente las páginas web, los foros o los chats que les haga sentir incómodos o que contengan informaciones desagradables o inapropiadas.


- Por último, lo más importante es hablar con tus hijos acerca de qué páginas han visitado en Internet. Pídeles que te muestren cualquier comunicación que hayan recibido que les resulte rara o desagradable, en un tono de confianza, haciéndoles ver que ellos no tienen ninguna culpa. La comunicación entre padres e hijos respecto al uso de Internet es fundamental para que éste sea seguro para los niños.


Internet y los menores en cifras

 

- Según el Eurobarómetro, el porcentaje de niños españoles que accede a Internet es del 46%, incluyendo el intervalo de 0 a 10 años. Encontrándose España en la decimoquinta posición de la Europa de los 25, por debajo del promedio, situado en un 50%.

 

- El país con mayor porcentaje de niños internautas es Eslovenia con un 70%, seguido de Dinamarca con un 66%, siendo el último Grecia con un 16%. En EE.UU las cifras de menores internautas se sitúan en un 85%.

 

- En España el 94% de las escuelas tienen Internet. Y, por parte de las familias, el principal motivo de compra de un PC y de suscribirse a Internet es la educación de los hijos.



- Páginas con recomendaciones sobre la navegación de menores: http://navegacion-segura.red.es, www.protegeles.com; Asociación contra la Pornografía infantil: www.asociacion-acpi.org

 

 


Te puede interesar:
Los pediatras utilizan la talla y peso de bebés para comprobar cómo se están desarrollando en comparación con otros de su misma edad.


Fuente: “Los menores en la Red: comportamiento y navegación segura”, sexto número de los Cuadernos de la Sociedad de la Información de la Fundación AUNA al que se puede acceder gratuitamente a través de su página web www.fundacionauna.org.

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>