Enseña a tus hijos a usar Internet

Enseña a tus hijos a usar Internet
comparte

Las nuevas tecnologías han cambiado radicalmente la sociedad, la educación, la comunicación… y en tan sólo unos años. Como consecuencia de este cambio se ha abierto una brecha entre los padres -que no saben usar las nuevas tecnologías e incluso les tienen miedo- y sus hijos –jóvenes hiperadictos a la red y sus posibilidades.

No te puedes perder ...

Enseñar a los niños desde pequeños a usar Internet adecuadamente es fundamental para que aprovechen al máximo esta vasta red de información, sin caer en los peligros que la web conlleva. Pero para lograrlo, los padres deben también aprender a manejarla

Internet, cada vez más pronto

Según un estudio de Panda Software Spain, la edad a la que se produce el primer contacto con Internet ha ido descendiendo en los últimos tiempos, pasando de los 16 a los 5 años. Para Alejandro Arranz, director general de Innovación y Tecnología del Ayuntamiento de Madrid, “la web es una realidad que está ahí, de la que los niños pequeños son nativos y los inmigrantes digitales son los adultos, que no comprenden ni saben utilizarla. Situarse en contra de ella es equivocarse, por mucho miedo que se tenga de los peligros de Internet”.

Esta diferencia entre los pequeños, que nacen y crecen con las nuevas tecnologías, y sus padres y profesores, para los que todas estas “modernidades” no son necesarias, ha abierto una gran “brecha digital” entre ambos grupos, haciendo más difícil la comunicación y más peligrosa la red, que queda lejos del control paterno. Los hijos se aprovechan de que sus padres no conocen nada de ordenadores ni de Internet para manejarlo a su antojo.

Por eso, instituciones y asociaciones se han puesto manos a la obra para eliminar esta brecha y mostrar la cara positiva de Internet a los adultos. La web es una amplia red de comunicación e información que puede ayudar a los niños a hacer sus deberes, a estudiar, a relacionarse con amigos que están lejos… Pero es fundamental que padres y profesores accedan a ella y sepan manejarla, siguiendo unas normas básicas de seguridad.


Los peligros de la Red

El informe “Seguridad infantil y costumbres de los menores en Internet”, presentado por el Defensor del Menor y realizado por ACPI (Acción contra la Pornografía Infantil) y Protégeles, presentaba datos preocupantes sobre la seguridad de los más pequeños en la web:

- El 56% de los menores no ha recibido información alguna sobre las normas básicas de seguridad.

- El 30% de los menores que habitualmente utiliza Internet ha facilitado ya su número de teléfono en alguna ocasión.

-Un 16% ha facilitado su dirección en sus conexiones.

-El 14,5% de los encuestados ha concertado una cita con un desconocido a través de Internet.

-Un 18% de menores ha visitado alguna vez un foro o chat sobre sexo, y un 44% ha sufrido acoso en la red.

Además, un estudio de la consultora GFK denuncia que la pornografía y los casinos virtuales abarrotan la publicidad de las webs de intercambio de archivos P2P (para descargarse música y películas, para hablar a través de Internet, etc.). Estas webs son las más visitadas por los menores, con el peligro que ello conlleva cada vez que saltan estos banners de publicidad.


Normas básicas de seguridad

Para aprovechar las posibilidades de Internet y evitar los peligros, es necesario inculcar a los niños una serie de reglas a la hora de navegar por la red. La Asociación Española de Madres y Padres Internautas (AEMPI) ha publicado en su página web alguna de estas reglas:

- No des nunca información personal sobre ti, tu colegio o tu casa. No envíes fotografías sin el permiso de tus padres.

- No respondas nunca a mensajes o tablones en los que se incluyan textos agresivos, obscenos, amenazantes o que te hagan sentir mal.

- Mucho cuidado cuando alguien te ofrezca algo gratis por Internet y te dé una dirección a la que acercarte a recoger el regalo. Si vas, debe ser con tus padres.

- Cuando encuentres o recibas una información que te haga sentir incómodo, díselo inmediatamente a tus padres.

- No  quedes con un desconocido sin el permiso de tus padres y sin su presencia.

- Recuerda que la gente que navega por Internet no es siempre como dice ser, porque no puedes verles ni oírles. Puede decir que es de tu cole y tiene 6 años, y tener en realidad 45.

- Conoce a tus amigos de Internet de la misma forma que conoces a los otros. No les permitas cosas que no dejas a tus amigos de ahora.


Aulas Madrid Tecnología

El Ayuntamiento de Madrid ha creado sus Aulas Madrid Tecnología para orientar a niños, padres y profesores en el uso educativo, seguro y divertido de Internet y las nuevas tecnologías. En este programa, probado ya con una experiencia piloto en varios centros, el Ayuntamiento ofrece orientación y recursos para apoyar y guiar la tarea de educar a los niños en el buen uso de las tecnologías.

En opinión de Alejandro Arranz, “creemos que este tipo de actividades son un buen paso para hacer efectivo Internet como un nuevo canal que permita estrechar la colaboración entre los padres y los centros educativos y mejorar la educación de los niños”.


InternetEsta iniciativa trata de dar respuesta a la inquietud manifestada por padres y educadores ante el uso que los niños hacen de Internet y de las aplicaciones informáticas. Se pretende que los padres conozcan el funcionamiento de las nuevas herramientas de comunicación y disminuir, así, los riesgos y amenazas, superando a la vez la “brecha digital”.

El taller “Aprender a hacer deberes con Internet” dura 4 horas repartidas en dos sesiones de 2 horas, con una parte práctica dirigida a los niños y otra a sus padres. Las familias interesadas en inscribirse en estos talleres de forma totalmente gratuita pueden hacerlo contactando con su Aula Madrid Tecnología más cercana o en el número de teléfono 010.


Decálogo de buenas prácticas

1. Un mundo lleno de oportunidades. Tanto para los padres como para los niños Internet es una puerta abierta a un mundo lleno de oportunidades que resulta imprescindible: comunicación, información, ocio… Por ello padres e hijos deben formar un equipo: tú les orientas dándoles pautas mientras navegan, y ellos te pueden enseñar a utilizar la red, mostrarte las páginas web que visitan y lo que hacen cuando navegan.

2. Conocer para orientar. Practicar por Internet y saber cómo funcionan los aparatos con los que tus hijos interactúan (mp3, ordenador, consolas…) es fundamental para orientarles en el buen uso de la red. Las nuevas tecnologías constituyen un entorno en constante evolución; mantente informado e informa a tus hijos.

3. Normas básicas de uso. Especialmente cuando se trate de ocio, es importante establecer de antemano en qué momentos se puede y cuánto tiempo se dedicará a ello. Puede ser bueno utilizar una alarma al final del tiempo para avisarles.

4. Inculcar una navegación responsable. Los problemas que pueden ocasionar páginas con virus o programas-espía suponen como mínimo una gran pérdida de tiempo, cuando no problemas mayores en el ordenador. Por ellos hay que inculcar una navegación responsable.

5. Usar las posibilidades técnicas. La mayoría de los programas pueden personalizarse para que el uso de los menores esté de acuerdo con los criterios paternos. Utiliza un antivirus o un programa de seguridad y actualízalos de forma regular. También existen programas para filtrar el contenido de las páginas a las que se puede acceder, de tal manera que pueden negar el acceso a lugares de contenido poco adecuado o a información inconveniente: pornografía, sectas, grupos racistas, páginas pro-anorexia, páginas violentas…

6. Colocar el ordenador en una zona común. No lo tengas en la habitación del menor donde no sabes que está haciendo, mejor en el salón o el cuarto de estar, donde puedes controlar lo que hace.

7. Equilibrar el uso de los canales de comunicación. Los menores han interiorizado las nuevas tecnologías en sus relaciones por lo que el uso del móvil o el chat forma parte natural de las mismas. Lo que es importante es que no terminen dedicándole más tiempo a esos modos virtuales de relación que no implican un contacto directo, pues es en éstos donde se produce un intercambio real, no exagerado, de emociones.

8. Conocer a las ciberamistades. Que te presenten a sus ciberamigos, del mismo modo que te presentan a otros amigos. Y si quieren quedar con alguien que hayan conocido a través de Internet, que lo hagan primero con tu compañía y en un lugar público.

9. Educar sobre la privacidad. Que no faciliten nunca los datos personales ni sus contraseñas a nadie por Internet, menos a desconocidos como, de hecho, no harían en la vida real.

10. Bases de confianza. Recuerda que el ordenador confluyen muchas utilidades: música, deberes, juegos, información, charlas con amigos… Si, para racionalizar algunos de los usos, adoptas la postura de restringir el uso del aparato, estarás cortando el acceso al resto de utilidades. Lo mejor es negociar el tiempo que se dedica a cada cosa con conocimiento de lo que significa cada cosa y sobre la base de la confianza.

11. Consigue que tus hijos tengan cuentas de correo gratuitas, así no tendrán que facilitar datos personales que revelen su identidad.

 


Te puede interesar:
En la primera revisión, los pediatras calculan los percentiles del recién nacido para así poder posteriormente realizar un seguimiento continuo de su desarrollo.


Fuentes: Asociación Española de Madres y Padres Internautas (AEMPI), www.aempi.com. Alejandro Arranz, director general de Innovación y Tecnología del Ayuntamiento de Madrid. Área de Gobernación Económica y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid.

Fecha de actualización: 04-07-2007

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>