×
  • Buscar
Publicidad

Desarrollo del niño de 10 años

Desarrollo del niño de 10 años

A los 10 años comienza la etapa de la preadolescencia (aunque en algunos niños puede empezar un poco antes y, en otros, un poco más tarde). Esto significa que comienzan una serie de cambios, tanto físicos como emocionales, bastante acusados y que pueden dificultar las relaciones con los hijos.

Publicidad

En torno a los 10 años, especialmente en las niñas en las que este cambio suele darse antes, comienza la preadolescencia con sus cambios psicosexuales. Las hormonas empiezan a revolucionarse, provocando cambios físicos y emocionales que empiezan a marcar las diferencias entre ambos sexos.


Estos cambios también producen que el niño se aleje de la infancia y se acerque más a la adolescencia y la madurez. Ya no piensa como un niño, aunque aún puede tener comportamientos infantiles. Está a medio camino entre niño y hombre o mujer, lo que hace que sea un poco complicado entenderle y tratar con él.


Aumenta de igual modo la distancia entre la familia y los amigos, que se vuelven más importantes. Es habitual que a esta edad surja la figura del “mejor amigo” y que los grupos de amigos o pandillas se definan mejor. Generalmente, estos grupos suelen ser todavía del mismo sexo, es decir, los chicos y las chicas aún no comparten pandilla, aunque estén juntos en clase o realicen a veces actividades todos juntos.


Los cambios que empiezan a producirse en su cuerpo (crecimiento del vello, de las mamas en las chicas) pueden hacerles sentir vulnerables y preocupados, por lo que es importante que hables con él y le expliques claramente lo que va a pasar y por qué, especialmente si tienes una niña ya que debe prepararse para su primera menstruación.

No te puedes perder ...

Desarrollo del niño de 10 años

Desarrollo del niño de 10 años

A los 10 años comienza la etapa de la preadolescencia (aunque en algunos niños puede empezar un poco antes y, en otros, un poco más tarde). Esto significa que comienzan una serie de cambios, tanto físicos como emocionales, bastante acusados y que pueden dificultar las relaciones con los hijos.

Y tambien:


Con 10 años ellos ya no se consideran unos niños, aunque todavía lo sean en muchos aspectos, por lo que hay que tratarles de una manera menos infantil y prepararse para los conatos de rebeldía. Ya no aceptan las normas con la misma facilidad y se muestran muy independientes, lo que no significa que no necesiten todavía el afecto de sus padres, que debes mostrarle a diario con gestos y palabras de amor.


También es posible que se muestren más irascibles y agresivos, o que estallen sin motivo aparente. Es algo normal a esta etapa que se volverá más frecuente cuando entre de lleno en la adolescencia.


A nivel intelectual son capaces de razonar mucho mejor, incluso sobre sus propios actos y sentimientos. Se vuelven más reflexivos e introspectivos. Realizan operaciones mentales más complejas, lo que se nota en sus materias escolares, y desarrollan su propio sentido del humor.


Les gusta coleccionar cosas y sus intereses cambian. Ya no les gustan los mismos juegos ni los mismos libros. Buscan actividades y lecturas más complejas y profundas.


Consejos para padres de niños de 10 años


- Los cambios hormonales pueden afectar a su apetito y su aspecto físico. Cuida su alimentación e incúlcale hábitos saludables. Vigila que no caiga en problemas como la anorexia.


- El sedentarismo a partir de los 10 años en las niñas es muy frecuente. Fomenta el gusto por el ejercicio y el deporte en tus hijos, especialmente en las niñas para que no abandone las prácticas deportivas.


- Cuida su higiene corporal ya que los cambios de la pubertad pueden hacer que necesite usar desodorante al empezar a sudar más o ducharse más a menudo.


- Las asignaturas se vuelven más complejas y le quedan solo dos cursos para empezar el instituto, por lo que no debe aflojar en los estudios, al contrario, debe tomárselo más en serio.


- Aunque quiera pasar cada vez más tiempo con sus amigos y menos contigo, debéis seguir sacando tiempo para realizar actividades divertidas en familia y hablar mucho para fomentar la comunicación.


- Prepara a tu hijo para todos los cambios que se avecinan. Habla claramente con él de temas delicados como el sexo, las drogas, el alcohol o el amor. La confianza es esencial para evitar males mayores. 


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado un cuestionario de detección de altas capacidades con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 26-10-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad