×
  • Buscar
Publicidad

Embarazo con endometriosis

Embarazo con endometriosis

Se calcula que una de cada diez mujeres sufre de endometriosis. Se trata de una enfermedad tan dolorosa como desconocida y de difícil diagnóstico. La endometriosis está muy relacionada con la infertilidad, pero si se consigue el embarazo, este es considerado de alto riesgo debido a las complicaciones que pueden darse.

Publicidad

La endometriosis es una patología en la que el endometrio, que es el tejido que reviste la pared interior del útero, crece en sitios donde no debería crecer, principalmente en los ovarios, trompas de Falopio y la pared pélvica, pero también en el tracto intestinal, el trato urinario, la vagina o incluso en el tórax. Este crecimiento afecta a la fertilidad ya que puede comprometer la capacidad de implantación del embrión y el posterior desarrollo placentario.

Aunque se desconoce la causa exacta de esta patología, hay factores genéticos que predisponen a ciertas mujeres a padecerla.

El tratamiento para la endometriosis se basa en medicamentos hormonales, como la píldora anticonceptiva. El objetivo es “bloquear” el ciclo menstrual y, por tanto, el crecimiento atípico del endometrio. De esta forma no se eliminan las causas de la patología, pero al menos se consigue detener su evolución y tener bajo control los síntomas.

Si la endometriosis se detecta a tiempo y el tejido cicatricial aún no ha extendido mucho, se puede practicar una laparoscopia y limpiar todos los tumores y el tejido dañado, pudiendo este ser extirpado o quemado.

En muchos casos, tras esta intervención, se logra fácilmente el embarazo, antes de que la enfermedad vuelva a crear tejido dañado que dificulte la concepción. Pero en estados más avanzados, será necesario recurrir a las técnicas de reproducción asistida y transferencias embrionarias para que puedan lograr un embarazo.

Aunque las posibilidades son inferiores, no es imposible que una mujer que sufre endometriosis se quede embarazada. Dependiendo de la situación y de si se ha realizado algún tratamiento previo, la técnica que más posibilidades ofrece es la Fecundación In Vitro (FIV), ya que en muchas ocasiones las trompas se ven afectadas. Cuando el grado de endometriosis es muy severo y el acceso a los ovarios para la punción ovárica resulta imposible, no queda más remedio que recurrir a ovocitos de donante.

Al considerarse un embarazo con endometriosis un embarazo de alto riesgo, se requieren controles más frecuentes para poder conocer con antelación las posibles complicaciones. Estas complicaciones pueden ser:

- Sangrado en el primer trimestre.

No te puedes perder ...

Embarazo con Crohn, riesgos y consejos

Embarazo con Crohn, riesgos y consejos

Hace ya unos años se consideraba que una enfermedad como la de Crohn empeoraba los síntomas en una parte de las pacientes embarazadas. Sin embargo, y gracias a todos los avances y tratamientos disponibles, se puede controlar adecuadamente la sintomatología y el embarazo puede desarrollarse perfectamente con la enfermedad de Crohn, salvo algunas excepciones.

Y tambien:

- Preeclampsia.

- Amenaza de parto prematuro.

- Restricción del crecimiento intrauterino.

Pero aún con esto, si el embarazo se ha producido, no se deben tomar más medidas cautelares que las que tomaría cualquier mujer embarazada. Además, las hormonas producidas en el embarazo, como el aumento de progesterona, ayuda a mantener a raya la endometriosis y que esta no se extienda. Algunas mujeres ven incluso mejorados sus síntomas durante la gestación.

Las señales que alertan de una endometriosis pueden variar de una mujer a otra, pero las más frecuentes son:

- Dolor durante las relaciones sexuales.

- Flujo menstrual anormal o pesado.

- Fatiga y cansancio.

- Dolor y calambres menstruales intensos en el abdomen o en la parte inferior de la espalda.

- Dolor al ir al baño durante el periodo menstrual.

- Otros problemas gastrointestinales como la diarrea, el estreñimiento o las náuseas.

Para diagnosticar la endometriosis, además de sus síntomas, los profesionales pueden utilizar los siguientes métodos:

- Examen pélvico: mediante el cual se examinan las zonas de la pelvis para detectar anomalías, como quistes en los órganos reproductivos o cicatrices detrás del útero. Aunque en ocasiones no se puede detectar la endometriosis debido a que no se ha provocado la formación de un quiste.

- Ecografía: en este caso se buscan los quistes o el aumento del tejido mediante ondas de sonido de alta frecuencia para producir las imágenes. Se puede realizar de dos formas, mediante un dispositivo llamado transductor presionado sobre el abdomen (como las ecografías que se practican durante el embarazo) o mediante una ecografía transvaginal, en la que se introduce en la vagina. Este método permite saber de forma definitiva si se padece endometriosis.

- Resonancia magnética. Este método utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes detalladas de los órganos y tejidos dentro del cuerpo.


Fuentes:

- Endometriosis y Embarazo. Por Ginefiv. https://www.ginefiv.com/blog/endometriosis-embarazo.html

- Cuidados en el embarazo tras endometriosis. Por Instituo Bernabeu de reproducción asistida. https://www.institutobernabeu.com/foro/cuidado-del-embarazo-tras-endometriosis/

Fecha de actualización: 27-02-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.