Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?
comparte

La endometriosis, enfermedad que afecta a un 10% de las mujeres en edad reproductiva, se caracteriza por la presencia del tejido que reviste el interior de la matriz fuera de su lugar habitual y que tiene como consecuencia, entre otras, dolor pélvico, fatiga, calambres menstruales y en el 40% de los casos, según los expertos, las pacientes sufrirán infertilidad

 

Enfermedad celiaca y fertilidad

Enfermedad celiaca y fertilidad

La relación entre enfermedad celiaca y fertilidad ha sido objeto de estudio desde hace tiempo. En la literatura podemos encontrar múltiples estudios acerca de este tema en los que se muestran opiniones contradictorias. Esto hace que existan dudas sobre si merece la pena hacer un cribado sistemático de enfermedad celiaca a todas las parejas que acuden a una clínica de fertilidad.

Síntomas de la endometriosis

 

Las señales que alertan de una endometriosis pueden variar de una mujer a otra, pero los más frecuentes son:
 

- Dolor y calambres menstruales intensos en el abdomen o en la parte inferior de la espalda.

- Dolor durante el coito.

- Infertilidad.

- Flujo menstrual anormal o pesado.

- Fatiga y cansancio.

- Dolor al orinar en los periodos menstruales.

- Defecaciones dolorosas durante la menstruación.

- Otros problemas gastrointestinales como la diarrea, el estreñimiento, y/o las náuseas.

 

Hay que destacar que la cantidad de dolor que una mujer experimenta puede no estar directamente relacionada con la severidad de la enfermedad, algunas presentan, además, dolor pélvico continuo, pero otras, por el contrario, carecen de síntomas. “Es una enfermedad de complejo diagnóstico y es habitual que las pacientes vean a varios especialistas hasta dar con la afección, requiriendo hasta 6-8 años para realizar el diagnóstico”, asegura la Dra. Mónica Alarcón, ginecóloga de la Clínica de Reproducción Asistida Ginefiv.

 

Para detectarlo, el ginecólogo realizará un examen físico y pélvico de la paciente, una ecografía abdominal o vaginal, en ocasiones se necesitará un TAC (Tomografía Axial Computerizada) y/o una resonancia magnética que permitirá observar de forma bidimensional los órganos o estructuras internas. “Sin embargo, es la laparoscopia la principal vía de diagnóstico, ya que permite valorar la pelvis, identificar los depósitos endometriósicos, tomar biopsias, eliminar los quistes en el ovario y tratar, en algunos casos, las zonas afectadas con láser”, afirma la Dra. Alarcón.

 

La endometriosis, además de a mujeres en edad reproductiva, puede afectar a “aquéllas que han dado a luz después de los 30 años; a quienes tienen un familiar de primer grado con la misma enfermedad; a mujeres con útero anómalo o con ligadura tubárica; o a mujeres adolescentes y postmenopáusicas con restitución hormonal”, señala la Dra. Alarcón.

 

Endometriosis e infertilidad

 

Una de las causas principales de infertilidad y, por tanto, de visita de las mujeres a los centros de reproducción asistida es la endometriosis. Y es que aunque el tratamiento en estados iniciales de la enfermedad permitirá recobrar prácticamente la capacidad de embarazo, “en casos avanzados, son las técnicas de reproducción asistida y cuidadas transferencias embrionarias, las que permiten a muchas de estas mujeres cumplir su sueño de ser madre, proporcionando tasas de éxito del 45-50%. Sin embargo, en algunos casos será necesario sustituir el gameto de la paciente y realizar una fecundación con los de una donante (recepción ovocitaria), lo que asegura una tasa de éxito del 58-60%”, confirma la Dra. Alarcón. 

 

El tratamiento

 

Aunque no existe una cura definitiva para esta patología, hay tratamientos que atenúan los síntomas, cirugías próximas a erradicarla totalmente o el propio embarazo que silencian la afección durante varios meses…

 

Si la paciente presenta síntomas leves se tratarán con analgesia simple. “Se utilizarán, en otros casos, tratamientos hormonales que frenarán o bloquearán temporalmente la función ovárica como la píldora combinada, la hormona liberadora de gonadotropina o bien progesterona oral o vaginal. En casos sin respuesta se aplicarán técnicas quirúrgicas como la laparoscopia, para extirpar zonas más extensas de endometriosis, o la histerectomía, en la que se extraen el útero y los ovarios si la mujer no tiene deseos reproductivos”, explica la doctora de Ginefiv.  

 

Consejos sencillos

 

Para aliviar el dolor provocado por la endometriosis, la Dra. Mónica Alarcón recomienda algunas sencillas técnicas. “La relajación, la meditación, los baños tibios, prevenir el estreñimiento y practicar ejercicio de manera habitual ayudan a la paciente a sentirse mejor y a calmar los molestos síntomas. Además, podrá servir de ayuda la medicina tradicional china, las terapias nutricionales y la homeopatía, combinadas con otras terapias convencionales”, concluye la Dra. Alarcón.

 

La homeopatía y la acupuntura son especializaciones sanitarias que no han demostrado su eficacia terapéutica a través de la evidencia científica y que nunca deben emplearse de manera aislada, dejando de lado los tratamientos convencionales. Si tienes algún problema, debes consultar al médico y seguir sus indicaciones.


Fuente: Clínica de Reproducción Asistida Ginefiv

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar