Ovulación y días fértiles

Ovulación y días fértiles
comparte

Los días fértiles son aquellos en los que hay más posibilidades de quedarse embarazada puesto que hay un óvulo a la espera de ser fecundado. Estos días, por lo tanto, coinciden con el periodo de ovulación y saber cuándo se producen es fundamental para aumentar las posibilidades de logar el embarazo.

Aunque el óvulo solo vive unas 24 horas, los espermatozoides viven entre 3 y 5 días, por lo que los días fértiles son aquellos en los que los espermatozoides tienen posibilidades de encontrarse en las trompas de Falopio con el óvulo, lo que supone un par de días antes de la ovulación y mientras esta se produce, hasta que el óvulo muere. En definitiva, unos 3-4 días en los que las posibilidades de lograr un embarazo aumentan, por eso se los conoce como días fértiles.

 

En un ciclo ovulatorio regular de 28 días, los días fértiles son los que se encuentran a la mitad del ciclo, es decir, del día 12 al 16 del mismo. No obstante, dure lo que dure el ciclo, los días de fertilidad se situarán a la mitad del mismo. Es decir, en un ciclo de 35 días, por ejemplo, los días fértiles irán del 15 al 19.

 

Para calcular tus días fértiles solo tienes que anotar cuántos días dura tu ciclo y, los dos días anteriores y posteriores a la mitad del mismo serán los días fértiles. Si no sabes bien cómo calcularlo puedes usar nuestra calculadora de días fértiles que te dirá qué días debes mantener relaciones en el siguiente mes.

 

Si eres irregular es más complicado calcular los días fértiles ya que varían dependiendo de lo que dure el ciclo. En estos casos puede ser más complicado saber cuándo se produce la ovulación, aunque hay muchas señales que nos indican que está se está produciendo o va a ocurrir, solo hay que estar atento:

 

- Aumento de la temperatura basal: la temperatura basal, la que tiene una persona en reposo tras haber dormido un mínimo de 5 horas, es más baja durante toda la primera parte del ciclo menstrual y aumenta una vez se produce la ovulación. Por lo que si anotamos nuestra temperatura cada día podremos saber cuándo se ha producido la ovulación.

 

Para medir tu temperatura basal debes hacerlo acostada, nada más despertarte, usando, si es posible, un termómetro basal especial, mucho más preciso que los normales. Tómate la temperatura siempre en el mismo sitio, durante 5 minutos. Intenta que sea siempre a la misma hora y con el mismo termómetro. Anota la temperatura cada mañana durante al menos tres ciclos. La temperatura puede aumentar entre 0,4 y 1 grados en los días de la ovulación. Ese pico de temperatura indica el final de la ovulación, por lo que los días fértiles son unos 3 días antes.

 

 - Cambios en el flujo vaginal: el flujo vaginal varía a lo largo del ciclo menstrual. Así, días después del periodo suele ser más escaso, pegajoso y blanquecino. Cuando comienzan los días fértiles, la mucosidad es mayor y se vuelve transparente y elástica, como clara de huevo. Una vez pasan estos días, se vuelve más escaso y opaco. Por lo tanto, cuando notes que tu flujo es más abundante y lubricado, estás en los días fértiles y debes mantener relaciones sin protección.

 

- Otros síntomas: el pecho está más tenso y duele; la líbido aumenta; aparece dolor y calambres en el bajo vientre, especialmente en el lado del ovario que está ovulando; etc.

 

Estos cambios no siempre se notan igual en algunas mujeres, por lo que habrá algunas que sepan con seguridad que están ovulando y otras que no noten nada. En este caso lo mejor es acudir a los test de ovulación.

 

Estos test de ovulación se pueden comprar en cualquier farmacia y su funcionamiento es muy sencillo: detectan el aumento de la hormona luteinizante (LH) que se produce en la ovulación ya que esta hormona es la encargada de liberar el óvulo del folículo. Los test de ovulación detectan ese pico de LH, indicando que la ovulación se va a producir en los siguientes 3 días. Por lo tanto, debes mantener relaciones sin protección en esos días.

 

La mayoría no debe usarse con la primera orina de la mañana ya que la concentración de hormonas es más alta y puede dar un falso positivo. Lo mejor es entre las 10 de la mañana y las 8 de la tarde, y cada día a la misma hora. Además, debes empezar a usarlos un poco antes de la mitad del ciclo para controlar los niveles de LH. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×