Embarazo con líquido preseminal

Embarazo con líquido preseminal
comparte

Son muchas las mujeres que piensan que no pueden quedarse embarazadas con el líquido preseminal, es decir, el que sale antes de la eyaculación, por lo que consideran que la marcha atrás es un método eficaz de anticoncepción. Pero lo cierto es que, aunque es más complicado, este semen puede arrastrar espermatozoides, por lo que el embarazo podría producirse.

Los métodos anticonceptivos son aquellos que evitan un embarazo no deseado. Hace muchos años, la mayoría de la gente recurría a métodos naturales con el método Ogino (calcular los días fértiles del ciclo para evitar tener relaciones en ellos) o la marcha atrás (evitar la eyaculación dentro e la vagina). Sin embargo, ninguno de estos dos métodos es totalmente eficaz, ya que son muchas las cosas que pueden fallar en ambos casos. Por eso, desde hace tiempo se recurre a métodos cuya eficacia ronda el 97-99% si se emplean adecuadamente, como los preservativos, la píldora, el DIU, los parches, etc.


A pesar de que se sabe que la marcha atrás no es eficaz y puede acabar en un embarazo no deseado, son muchas las parejas que los siguen usando porque piensan que en el líquido preseminal, es decir, el que sale antes de eyacular, no hay espermatozoides. Pero es una creencia falsa en parte porque, si bien este líquido no contiene espermatozoides como tal, sí puede entrar en contacto con esperma que se haya quedado de eyaculaciones previas y llevarlos consigo dentro de la vagina.

¿Puede un niño bañarse con varicela?

¿Puede un niño bañarse con varicela?

La varicela es una infección causada por el virus de la varicela zoster; la mayoría de los casos se da en niños menores de 15 años de edad. El síntoma más típico de esta enfermedad es una molesta erupción en la piel que causa picazón. Esta erupción se transforma en ampollas con líquido que luego forman costras.


Por lo tanto, el líquido preseminal o fluido preeyaculatorio, secretado por las glándulas de Cowper y Littre, que se localizan bajo la próstata, es una secreción viscosa e incolora que se expulsa en pequeñas cantidades durante la excitación sexual y antes de la eyaculación para ayudar a neutralizar el ambiente ácido de la uretra, pero también para proteger al esperma y lograr que alcance su objetivo, que no contiene espermatozoides, pero que sí puede arrastrar consigo espermatozoides residuales. Por eso, las posibilidades de embarazo mediante la marcha atrás son mínimas, pero existen.


De hecho, no es tan raro que los espermatozoides queden retenidos en la uretra tras la primera eyaculación y, posteriormente, salgan con el líquido preseminal al excitarse el hombre de nuevo, por lo que estas posibilidades aumentan si se mantienen relaciones sexuales varias veces seguidas. Para evitarlo, los expertos, además de usar métodos anticonceptivos eficaces, recomiendan orinar entre una y otra eyaculación para expulsar los espermatozoides que se hayan podido quedar en la uretra. No obstante, sigue siendo más eficaz el usar métodos anticonceptivos como los preservativos, que también evitan el contagio de una enfermedad de transmisión sexual. 


No todas las eyaculaciones son iguales


Además de saber que el líquido preseminal puede arrastrar semen de eyaculaciones anteriores, es importante saber que la primera eyaculación es la que mayor recuento de espermatozoides y mayor movilidad de estos tiene y, por tanto, la mejor para la fecundación. Por lo tanto, la que más restos de esperma puede dejar en la uretra.


Esto se explica por una cuestión biológica y de supervivencia: la primera finalidad de la eyaculación es fecundar el óvulo; la segunda, que otro varón no pueda hacerlo. Por eso, esta primera eyaculación siempre presenta más esperma y de mejor calidad que la segunda. Además, cuenta con componentes como fosfatasa ácida, ácido nítrico, magnesio y zinc, que protegen a los espermatozoides y les aportan mayor movilidad para lograr llegar al óvulo. Mientras que la segunda fase de la eyaculación tiene un menor volumen puesto que su objetivo es que otros espermatozoides que entren después no fecunden al óvulo, por lo que ese líquido contiene secreciones con componentes negativos para las características seminales y los espermatozoides.


En resumen, aunque no es fácil, es posible quedarse embarazada con el líquido preseminal, sobre todo si mantienes relaciones sexuales sin protección en los días fértiles, es decir, aquellos en los que el óvulo es liberado de uno de los dos ovarios y espera a la posible llegada de un espermatozoide. Esos días, el flujo vaginal tiene una consistencia especial que ayuda a los espermatozoides a llegar hasta el óvulo a través de las trompas de Falopio, por lo que todo el organismo favorece la fecundación. Por eso, si mantienes relaciones sin usar anticonceptivos eficaces en esos días, y recurriendo solo a la marcha atrás, tienes muchas más posibilidades de quedarte embarazada.


Y, aunque seas muy regular, el estrés o alguna variación hormonal pueden hacer que ovules antes o después, por lo que tampoco debes fiarte del método Ogino para evitar un embarazo. Si no quieres quedarte embarazada, lo mejor es que uses un método anticonceptivo de barrera u hormonal eficaz.


Fuentes:

Organización Mundial de la Salud “La salud sexual y su relación con la salud reproductiva” http://www.who.int/reproductivehealth/publications/sexual_health/sh-linkages-rh/es/

“Introducción a la sexología de las ciencias de la reproducción humana” http://campus.usal.es/~sexologia/attachments/081_Anticoncepcion%20general.pdf

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar