La primera fase de la eyaculación, la más eficaz

La primera fase de la eyaculación, la más eficaz
comparte

No toda la eyaculación es igual. Así lo demuestra un estudio de la clínica de fertilidad española Ginemed, que establece que el primer impulso del eyaculado es el que mayor eficacia reproductora tiene; una conclusión que tiene importantes efectos en la reproducción asistida.

La expulsión de semen o eyaculación se podría dividir en tres fases: la preeyaculatoria, en la que se expulsa el líquido preseminal sin espermatozoides, y dos fases de eyaculación. De estas, la primera es la que mayor recuento de espermatozoides y mayor movilidad de estos tiene y, por tanto, la mejor para la fecundación.

Esto se explica en una cuestión biológica: la primera finalidad de un eyaculado es fecundar el óvulo; la segunda, que otro varón no pueda hacerlo. Por esto, la fase inicial de la eyaculación se dirige a completar el objetivo de implantarse en el óvulo. Para ello, presenta mayor recuento de espermatozoides en una menor cantidad de eyaculado respecto a la segunda. Además, cuenta con componentes como fosfatasa ácida, ácido nítrico, magnesio y zinc, que protegen a los espermatozoides en su “odisea” y les aportan mayor movilidad para lograr llegar al óvulo.

En cambio, la segunda fase de la eyaculación, de mayor volumen que la primera, está orientada a asegurarse que otros posibles espermatozoides que entren después no fecunden el óvulo. Para eso este líquido contiene secreciones con componentes negativos para las características seminales y los espermatozoides.

¿Qué ocurre durante la fase de expulsivo?

¿Qué ocurre durante la fase de expulsivo?

Es la segunda fase del parto y la más anticipada por madres y padres. En ella el bebé gestado durante tantos meses sale por fin al exterior. ¿Qué ocurre en el cuerpo de la mujer en esta fase? ¿Qué posturas se pueden adoptar? 

Mayor eficacia en la fecundación in vitro

Los resultados de este estudio no producen ningún cambio en la fecundación natural humana (a través del coito), ya que esa primera fase de la expulsión de semen sigue llegando primero al óvulo. En cambio, sí que tiene una implicación muy importante en la reproducción asistida.

A raíz de este estudio, se ha cambiado el protocolo de recogida de semen en los centros dedicados a la reproducción asistida. Antes, la recogida del esperma se hacía en un solo bote, lo que reducía la calidad de esa primera fase de la eyaculación. Con estos datos se demuestra que es mejor recoger el líquido separando la primera y la segunda fase de la eyaculación. Así, aumentan las probabilidades de fecundación al preservar la mejor calidad de la primera.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×