¿Cómo interpretar un análisis de sangre?

¿Cómo interpretar un análisis de sangre?
comparte

Cuando recoges un análisis de sangre, en seguida te pones a mirar si hay algún asterisco o señal que indique que alguno de los valores está por encima o por debajo de su nivel normal, lo que significaría que algo está mal en tu salud. No obstante, debes esperar siempre a la valoración del médico ya que la mayoría de las variaciones pueden ser insignificante o estar causadas por problemas relativamente menores. No obstante, estas pautas te ayudarán a saber un poco más sobre tus análisis.

Los análisis de sangre pueden hacerse por rutina, simplemente para comprobar si todo va bien, o como forma de saber la causa de algunos síntomas o molestias. Además, durante el embarazo se realizan tres análisis de sangre por protocolo, uno en cada trimestre, para confirmar que la salud de la madre está correcta.


Y es que una simple muestra de sangre puede decirnos mucho sobre nuestra salud.


Hemograma


Se analizan diversos valores:


1- Glóbulos rojos o hematíes, los encargados de transportar la hemoglobina y el oxígeno a través de la sangre. Se dividen en los siguientes:


HGB: Hemoglobina. Valor normal entre 12,5 y 17 g/l.

RBC: Número de hematíes. Valor normal entre 4.300.000 y 5.900.000/ml.

VCM: Volumen Corpuscular Medio. Valor entre 78 y 100 fl. Este parámetro indica el tamaño de los glóbulos rojos.

HCM: Hemoglobina corpuscular media. Valor normal entre 27 y 32 pg. Este valor indica la cantidad de hemoglobina que hay en cada glóbulo rojo.

No te puedes perder ...

VSG: Velocidad de Sedimentación. Valor normal por debajo de 20ml/h.


Si estos niveles están por debajo de su nivel normal pueden indicar anemia ferropénica o talasemia. Si están elevados puede deberse a una infección, insuficiencia respiratoria, déficit de vitamina B12 o de ácido fólico, patologías del hígado o enfermedades inflamatorias.


2- Glóbulos blancos o leucocitos, las células que nos protegen de las agresiones externas y que forman parte del sistema inmunitario. El valor normal está entre 3.500 y 11.000/ml y las siglas suelen ser WCC. Unos leucocitos ligeramente elevados pueden indicar que has sufrido una infección hace poco y se activaron para combatirla. Si la cantidad es ligeramente baja puede deberse al consumo de algunos medicamentos. Además, también pueden indicar un problema en la médula ósea.


Hay diversos tipos de glóbulos blancos:


- Neutrófilos. Valor normal entre 2.000 y 8.575/l. Si están altos, hay una infección o inflamación.

- Linfocitos. Valor normal entre 900 y 5.175/l. Están altos en el caso de infecciones por virus o parásitos, algunos tumores y leucemia.

- Monocitos. Valor normal entre 45 y 950/l. También implica que hay infecciones por virus o parásitos.

- Eosinófilos. Valor normal menos de 575/ml. Los niveles altos aparecen en caso de asma, alergias, infecciones parasitarias…


3- Plaquetas. Valor normal entre 130.000 y 450.000/m. Son las células encargadas de taponar los vasos sanguíneos cuando se produce una herida. Si están elevadas pueden indicar una hemorragia activa o enfermedades de la sangre. Si están bajas, infecciones graves.


Bioquímica


1- Glucosa. Valor normal en ayunas entre 70 mg/dl y 110 mg/dl o <140 mg/dl tras la comida. Si está por encima de estos valores, indican diabetes o posibilidad de desarrollarla. En el embarazo puede estar causado por una diabetes gestacional.


2- Colesterol. Valor normal entre 0 y 200 mg/dl. El colesterol es una grasa o lípido que circula por la sangre y otros tejidos del cuerpo. A la hora de valorarlo hay que tener en cuenta que existen dos tipos de colesterol:


- Colesterol LDL o 'malo', que debe estar por debajo de 100 mg/dl.

- Colesterol HDL o 'bueno', que debe estar al menos por encima de 35 mg/dl, aunque cuanto más alto, mejor.


El colesterol total es la suma de ambos, por eso si está por encima de 200 mg/dl hay que valorar si es porque el colesterol bueno está muy alto (lo que no implica ningún problema) o si es el malo (en cuyo caso sí hace falta tratamiento). En el embarazo también se elevan estos valores, pero es normal (debido al aumento de grasas para el desarrollo del feto) y no implica ningún problema.


3- Triglicéridos. Valor normal entre 0 y 150 mg/dl. Son otro tipo de grasas que circulan en la sangre. Si están altos indican sobrepeso o una dieta rica en grasas y hay que bajarlos ya que pueden causar enfermedades cardiovasculares.


4- Valores relacionados con el riñón. El valor más importante es la creatinina, una proteína muscular que circula por la sangre y que se elimina a través de la orina. También sirven para valorar el estado de los riñones la urea y el sodio.


- Creatinina. Valor normal entre 0.6 y 1.2 mg/dl. Si está elevada, significa que los riñones no funcionan bien y hay cierta insuficiencia renal. Si está baja, puede indicar desnutrición.


- Urea. Valor normal entre 10 y 40 mg/dl. Está elevado cuando hay deshidratación o insuficiencia renal, y bajo en personas con poca masa muscular.


- Sodio. Valor normal de 135 a 146 mmol/l. Si está alto puede indicar deshidratación.


- Potasio. Valor normal de 3,5 a 5,1 mmol/l. Si está alto puede deberse a la toma de diuréticos.


5- Valores relacionados con el hígado. La alteración en algunos valores indica que el hígado no está bien.


- Transaminasas, enzimas que se encuentran en el interior de las células hepáticas (hepatocitos) que pueden ser de tres tipos:


GOT/ALT: Valor normal entre 0 y 37 U/L.

GPT/AST: Valor normal entre 0 y 41 U/L.

GGT: Valor normal entre 11 y 50 U/L.


Las transaminasas altas indican que hay inflamación del hígado, hepatitis víricas, hígado graso, algunos tumores o, simplemente, la ingesta de ciertos medicamentos.


- Fosfatasa Alcalina. Valor normal entre 40 y 129 U/L. Si está baja indica desnutrición, si está alta puede indicar un problema de vías biliares.


- Bilirrubina. Valor normal entre 0,2 mg/dl y 1 mg/dl. La bilirrubina es un pigmento que se almacena en la vesícula y se elimina por la bilis. Si está alta puede indicar cálculos en las vías biliares, hepatitis o cáncer de hígado o de páncreas.


No obstante, antes de alarmarte ten en cuenta que el médico debe valorar todos los niveles en conjunto y teniendo en cuenta tu estado ya que la edad, el sexo o el embarazo cambian algunos niveles sin implicar ninguna enfermedad. A veces, unos valores alterados son un simple desajuste transitorio. También hay que tener en cuenta que los valores normales varían ligeramente de unos laboratorios a otros. 


Te puede interesar:
El peso durante el embarazo es una de las variables que el obstetra controla periódicamente con el fin de que la madre gestante adquiera más peso del debido. Tanto la madre como el bebé pueden sufrir importantes problemas de salud si se adquieren más kilos de los precisos.


Fecha de actualización: 08-06-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>