×
  • Buscar
Publicidad

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

La colelitiasis es una enfermedad muy común que implica la presencia de piedras en la vesícula. Provoca cólicos, vómitos y dolores muy fuertes. En la mayoría de casos es necesaria la cirugía para tratar el problema.

Publicidad

La colelitiasis es la aparición de cálculos biliares en la vesícula o en los conductos biliares que comunican este órgano del aparato digestivo con el resto de órganos del mismo. Si los cálculos están en en el conducto colédoco (el que transporta la bilis desde la vesícula hasta el intestino), se le llama coledocolitiasis.


Normalmente, estos cálculos están formados por colesterol y se producen cuando el colesterol que secreta el hígado es superior a la capacidad de la bilis para disolverlo. No tienen nada que ver con los niveles de colesterol en sangre.


Esta enfermedad metabólica se desarrolla en tres etapas:


1- Se produce un fallo en la secreción de lípidos biliares que da lugar a una sobresaturación biliar de colesterol.


2- Se produce una precipitación de cristales de colesterol.


3- Estos cristales se asocian con otros que forman la bilis, formando los cálculos.


A veces estos cálculos son pigmentarios y se forman cuando los glóbulos rojos se descomponen, produciendo bilirrubina en exceso que la bilis no puede disolver.

No te puedes perder ...

Síntomas de la enfermedad de Pompe

Síntomas de la enfermedad de Pompe

La enfermedad de Pompe es una enfermedad rara neuromuscular que produce la pérdida progresiva de las funciones motoras. En su variante infantil aparece a los pocos meses de nacido y muestra una progresión rápida signos y síntomas que incluyen debilitamiento muscular, lengua agrandada, cardiomegalia, etc.

Y tambien:


El tamaño de los cálculos puede variar desde un grano de arena hasta una pelota de golf en los casos más graves, y se puede tener uno o más de uno.


Causas de la colelitiasis


Algunos de los factores de riesgo que pueden provocar la aparición de estas piedras son:


- Ser mujer.

- Tener más de 40 años.

- Padecer sobrepeso.

- Factores hereditarios.

- Diabetes.

- Cirrosis hepáticas o infecciones de los conductos biliares.

- La ingesta de determinados fármacos hipolipemiantes que reducen los niveles plasmáticos del colesterol aumentando la secreción biliar pueden dar lugar a condiciones de riesgo para el desarrollo de la patología.

- Algunas enfermedades como el Crohn pueden causar una mala absorción de las sales biliares que implican un fallo en la síntesis hepática.

- Conlangiocarcinoma en el conducto biliar.


Síntomas de las piedras en la vesícula


No siempre es sintomática, pero en los casos en los que sí produce molestias, estas son:


- Dispepsia biliar: intolerancia a las comidas grasas, flatulencias, inflamación abdominal y vómitos.

- Cólicos biliares: dolor fuerte en la parte superior derecha del abdomen.

- A veces van acompañados de fiebre e ictericia.

- Colecistitis aguda o crónica: es la inflamación de la vesícula causada principalmente por la obstrucción de los cálculos biliares. La colelitiasis puede causar colecistitis aguda si se produce de manera puntual o crónica si los problemas se repiten. También puede causar colangitis si se produci infección en el conducto biliar.


¿Cómo se trata?


Una vez se diagnostica el problema, si no hay síntomas se puede no hacer nada y simplemente revisar cada cierto tiempo por si las piedras crecen. No obstante, se recomienda tratar aunque no dé molestias ya que lo normal es que vaya a más, pudiendo causar incluso una colecistectomía (inflamación aguda de la vesícula por obstrucción total de los conductos que conectan la vesícula con el intestino delgado).


En algunos casos se puede recurrir a medicamentos para disolver la colelitiasis, pero no suelen ser muy efectivos.


Lo normal es la cirugía, la extracción de la vesícula o colecistectomía, ya sea abierta o mediante laparoscopia.


Otra forma de tratamiento es la litotricia por ondas de choque de la vesícula biliar, sobre todo en los pacientes que no pueden someterse a una cirugía.


Y una técnica innovadora es la extracción de vesícula vía transumbilical o transvaginal. Se realiza también mediante laparoscopia con la principal diferencia que en el caso de la transumbilical tan sólo se realiza una incisión en el fondo del ombligo y en la transvaginal se extrae la vesícula por el fondo de la vagina. En ambas, las cicatrices son invisibles tras la recuperación.


¿Se puede evitar?


En la mayoría de personas los cálculos no pueden prevenirse, pero sí en personas obesas que consumen muchas grasas y llevan una vida sedentaria.


En estos casos se recomienda bajar de peso gradualmente, evitar las grasas y hacer ejercicio moderado y regular.


Fecha de actualización: 01-09-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.