×
  • Buscar
Publicidad

Remedios naturales para hemorroides en el embarazo

Remedios naturales para hemorroides en el embarazo

Las hemorroides son una molestia que algunas personas sufren más que otras, y que son bastante frecuentes en el embarazo, por ello es bueno conocer algún remedio natural para su tratamiento en estos meses.

Publicidad

No te puedes perder ...

Por qué las náuseas en el embarazo son positivas

Por qué las náuseas en el embarazo son positivas

Son una molestia recurrente en el embarazo y muchas mujeres las sufren, especialmente durante el primer trimestre. De hecho, en muchos casos son uno de los primeros síntomas de embarazo. Aunque no son nada agradables, un reciente estudio establece que pueden ser una buena señal. 

Y tambien:

Índice

Nadie quiere tener hemorroides, y mucho menos aún que los demás noten que las tienes, por lo que es probable que evites tener que sentarte delante de otros para que noten tu dolor e incomodidad.

Muchas mujeres no habían tenido este problema hasta el embarazo, incluso es posible que pensaran que no era cierto que fueran más frecuentes en esta etapa, pero lamentablemente, así es.

¿Qué son las hemorroides?

Siempre es necesario conocer a fondo un problema para saber cómo solucionarlo, por ello debes saber a fondo qué son las hemorroides, qué las causa y cómo tratarlas cuando aparezcan.

Cuando hablamos de hemorroides nos referimos a una inflamación que ocurre en los vasos sanguíneos que se encuentran en el área del ano, ya sea dentro o fuera de esta zona, por lo que en pocas palabras se trata de venas inflamadas que se ubican al final del tracto digestivo.

El ano tiene dos músculos que contienen una red de venas que se pueden dilatar cuando se les ejerce presión, así que cuando estás dejan de ser presionadas pueden regresar a su forma natural, pero cuando la presión es continua van a inflamarse, convirtiéndose en hemorroides.

El tamaño de una hemorroide puede llegar a medir lo que una pasa, además puede existir una sensación de comezón, dolor al estar sentado y sangrado en caso de reventarse.

Las hemorroides pueden ser externas cuando se encuentran en la apertura del ano, se pueden sentir como un pequeño bulto, que provocan comezón y dolor, pero también pueden llegar a sangrar.

Las hemorroides son internas cuando se encuentran dentro del canal del ano, pero estas sólo causan comezón y pueden sangrar.

Si tienes hemorroides es probable que tus evacuaciones salgan con sangre, que el papel higiénico se manche cuando te limpies, que tengas dolor al evacuar o que experimentes comezón y ardor.

Otro síntoma de tener hemorroides es que sientas ganas de ir al baño de manera continua, aunque ya hayas ido.

¿Por qué salen hemorroides en el embarazo?

Son varias las situaciones que causan hemorroides en el embarazo, pero al final todo se puede atribuir a los demás síntomas que ocurren durante esta etapa.

La hormona progesterona causa un ablandamiento sobre los músculos del tracto digestivo, así que al haber presión sobre las venas ubicadas en el ano es probable que salgan hemorroides con mayor facilidad.

El tamaño del útero es lo que causa mayor presión sobre esta zona, por lo que durante el último trimestre es cuando más se experimenta esta molestia.

Ahora que eres consciente de que las hemorroides son normales durante el embarazo es importante que sepas cómo remediar esta situación:

1.- Toma un baño. En una tina coloca la parte inferior de tu cuerpo en agua tibia, esto ayuda con la desinflamación de las venas.

2.- Aplica té de manzanilla. Prepara un té de manzanilla, pero sólo para colocar el sobre el área afectada.

3.- Aplica tomate. Corta una rodaja de tomate para luego colocarla en la zona afectada.

4.- Evita estar sentada. No te quedes sentada por mucho tiempo, si vas a descansar hazlo recostada y usa un cojín especial que alivie la presión sobre esa zona. Sentarse ejerce presión en las venas del ano y del recto. En cuanto puedas, acuéstate de un lado o ponte de pie. Si debes sentarte, toma descansos frecuentes.

5.- Cuida tu alimentación. Evita platillos condimentados que puedan provocar estreñimiento.

6.- Si las hemorroides son externas, se pueden reducir compromiéndolas con un suave masaje.

¿Qué tratamiento se debe seguir?


- Limpia bien siempre la parte afectada después de defecar con el fin de evitar posibles infecciones.

- Las cremas y pomadas antiinflamatorias resultan muy beneficiosas, se deben aplicar sobre la zona varias veces al día. También se pueden utilizar toallas específicas, que alivian el trastorno y mantienen la zona limpia.

Habla con tu ginecólogo, él será el que te prescriba el tratamiento más adecuado, así como su dosificación.

Una vez finalizado el puerperio, las hemorroides no desaparecen, por eso es necesario consultar a un especialista. Antes de plantearte una intervención quirúrgica, se pueden intentar algunos tratamientos ambulatorios:

- Escleroterapia: esta está indicada sobre todo en caso de sangrado. La escleroterapia consiste en inyectar una sustancia en la base de las hemorroides. De esta forma las hemorroides se endurecen y dejan de sangrar. Esta técnica es indolora y funciona en el 70% de los casos.

- Ligadura elástica: está indicada en las situaciones en las que, además de sangrar, las hemorroides sobresalen temporalmente del ano (prolapso). En la ligadura elástica se aplica una goma elástica en la base del tejido hemorroides, con el fin de que se “muera” y se caiga. Tiene la misma eficacia que la escleroterapia, pero puede tener algunos efectos secundarios como dolor y sangrado.

¿Se pueden prevenir las hemorroides en el embarazo?

Las hemorroides se pueden prevenir mediante la adopción de unos hábitos de vida saludables. Algunos ejemplos de estos pueden ser:

- Sentir una alimentación rica en frutas, verduras y cereales. La fibra puede llegar a obstaculizar la aparición del estreñimiento.

Bebe un mínimo de dos litros de agua al día: además, puedes añadir a tu dieta zumo de arándanos, que es muy beneficioso. Sin embargo, debes evitar los zumos de manzana o de limón ya que son astringentes. También debes evitar los alimentos picantes o que son muy grasos, como los embutidos, ya que son difíciles de digerir.

- Practica ejercicio cada día: los paseos al aire libre, la natación y la gimnasia son muy recomendables durante el embarazo.

- No permanezcas demasiado tiempo de pie o sentada con el fin de prevenir problemas circulatorios. Tampoco se recomienda levantar peso.

Controla el aumento de peso: se ha demostrado que el riesgo de hemorroides es mayor si la mujer aumenta más de lo normal de peso durante el embarazo.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.