• Buscar
Publicidad

¿Por qué las embarazadas suspiran tanto?

¿Por qué las embarazadas suspiran tanto?

Si estás esperando un niño habrás notado cómo muchas veces suspiras sin venir a cuento. O quizá no te has dado cuenta tú pero alguien de tu entorno te ha comentado que no paras de suspirar… ¿A qué se debe? ¿Nervios, ansiedad o es algo más físico?

Publicidad

Índice

 

¿Por qué suspiramos?

La respuesta a esta pregunta podría ser: un poco de todo. Está claro que el embarazo genera muchas dudas, miedos, preocupaciones y ansiedad, lo que nos puede llevar a suspirar más de lo habitual.

Pero también hay varios factores físicos que influyen en los habituales suspiros de las gestantes:

- El aumento de la progesterona. De hecho, aquellas mujeres que tienen que tomar progesterona extra durante el embarazo, suelen suspirar más.

- Aumento del volumen de sangre: el incremento sanguíneo supone un aumento del esfuerzo del corazón por lo que se necesita amplificar también el volumen respirado por minuto. Esta hiperventilación puede provocar mareos y esa respiración especial con profundos suspiros.

Por lo tanto, no te preocupes si suspiras mucho durante estos 9 meses, es algo normal que no os afecta ni a ti ni al bebé y que cesará cuando tu pequeñín nazca.


¿Por qué aparecen las dificultades respiratorias en el embarazo?

El cuerpo de las mujeres embarazas sufre una gran transformación que no deja a ningún sistema del cuerpo exento. Durante este periodo aumentan las necesidades de oxígeno en el organismo debido al aumento del trabajo renal y cardíaco, así como de otros músculos, del útero y del crecimiento del feto.

El cuerpo de la mujer es asombrosamente inteligente, busca las formas de satisfacer las necesidades extras (alrededor de un 20%) a pesar de las dificultades con las que se encuentra. Por esto se produce:

- Un aumento de la cantidad de aire que se inhala y se exhala (también llamada ventilación por minuto), aproximadamente en un 40%.

- Aumento de la capacidad inspiratoria (alrededor de un 5%).

- Disminución de un 15% del volumen máximo de aire que se expira (también llamado volumen espiratorio de reserva).

- Aumento del tamaño de la caja torácica.

- Mayor uso de oxígeno.

Es por esto que las respiraciones de las embarazadas son más profundas y con un ritmo más acelerado. En algunos casos las gestantes pueden llegar a hiperventilar (introducir más oxígeno en el organismo que dióxido de carbono se expulsa) y, con ello, generar mareos o sensación de hormigueo en manos, pies o alrededores de la boca.


¿Qué cambios en el cuerpo de la embarazada favorecen la mala respiración?

- Disminución de la capacidad pulmonar.

- El desplazamiento del abdomen hacia arriba, a medida que avanza el embarazo y el feto crece, presiona el diafragma y disminuye la capacidad pulmonar.

- Congestión nasal: es un síntoma muy común en el embarazo, muchas mujeres no saben que es debido al embarazo. La congestión nasal puede durar toda la gestación. Además, esta congestión nasal puede estar acompañada de hemorragias.

- El revestimiento de las vías respiratorias recibe más sangre, lo que produce cierta congestión que puede obstruir la nariz y la garganta (hiperemia). El tono y la calidad de la voz pueden llegar a modificarse al final del embarazo. En estos casos, la mujer tiene la sensación de estar resfriada. Un truco útil es utilizar un humidificador del ambiente puede ayudar a combatir estos efectos.

Debido a estos cambios, muchas mujeres sienten que les falta el aire o experimentan dificultades para respirar durante el embarazo. Cuando la mujeres desarrolla alguna afección pulmonar, como el asma, antes del embarazo, puede que sea necesario cambiar el tratamiento para controlar los síntomas y evitar complicaciones.


¿Cómo paliar o disminuir las dificultades respiratorias en el embarazo?

La mejor forma de combatir las dificultades respiratorias consiste en mantener la calma y realizar ejercicios de control de la respiración. Con esto se puede llegar a conseguir un buen intercambio de gases y hacer que llegue más oxígeno al feto.

Algunos ejercicios que se recomiendan son:

- Respiración abdominal: consiste en introducir el aire en el organismo desde el estómago. Para ello se debe colocar una mano sobre el abdomen y notar cómo se eleva mientras inspiras. Cuando hayas conseguido esto, conviene retener el oxígeno durante unos minutos antes de expulsarlo lentamente.

- Respiración torácica: en este ejercicio de respiración, el objetivo es llevar el aire hacia las costillas. Para que te resulte más fácil, puedes apretarte levemente con ambas manos las costillas.

- Respiración soplido: inspiración nasal lenta dirigida al diafragma. En este tipo de ejercicio debes retener unos segundos el aire y expulsarlo lo suficientemente fuerte como para mover la llama de una vela, pero sin apagarla. Con el tiempo puedes ir aumentando la distancia de boca con la vela. Esta respiración aumenta la capacidad respiratoria, lo que provoca una buena eliminación del CO2 y las toxinas y una aportación rica en O2 en la siguiente inspiración. Debes repetirlo al menos 15 veces.

Estos ejercicios se pueden realizar desde el primer momento del embarazo y en cualquier posición. Los beneficios de hacer estos ejercicios respiratorios son:

- Aumento de la ventilación alveolar para mantener un intercambio de gases adecuado.

- La restitución del diafragma a su función normal como principal músculo respiratorio.

- El restablecimiento de la respiración bien coordinada y eficiente para disminuir el esfuerzo respiratorio.

Además, hay otras medidas que se pueden utilizar para controlar la respiración. Una buena opción es practicar yoga, pilates, o ejercicios de preparto, te darán los conocimientos de tu cuerpo y de la respiración necesarios durante el embarazo. Esto puede ayudarte a preparate para afrontar un parto con tranquilidad y niveles bajos de ansiedad.


¿Cuáles son las señales de que la falta de aire es un problema?

Si la sensación de falta de aire viene acompañada de:

- Dolor en el pecho

- Palpitaciones

- Fiebre

- Chillidos al respirar

- Dolor

- Sensación de empastamiento de pantorrilla

Es importante que consultes con tu médico cuanto antes si tienes alguno de estos síntomas, ya que pueden ser signo de alguna complicación más grave. Es importante que informes a tu pareja o a quien este siguiendo contigo tu embarazo, así sabrá cómo actuar en estos casos.


Glosario

Hormigueo

Definición:

Adormecimiento y entumecimiento de una parte del cuerpo, sobre todo de las extremidades.

Síntomas:

Adormecimiento, entumecimiento, debilidad, cosquilleo, dificultad para mover la parte del cuerpo afectada.

Tratamiento:

Si la sensación de hormigueo es persistente, se puede recomendar un diurético para disminuir la retención de líquido. Los ejercicios de estiramiento también alivian.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×