×
  • Buscar
Publicidad

¿Por qué el feto tiene hipo?

¿Por qué el feto tiene hipo?

El hipo es sin duda uno de los mayores signos de bienestar fetal que la madre puede percibir sin necesidad de acudir al médico ni precisar de otra prueba complementaria como son las ecografías. De hecho, se considera al hipo como un efecto bastante tranquilizador para la madre. Pero ¿por qué los fetos tienen hipo?

Publicidad

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad se puede dar el chupete al bebé?

¿A partir de qué edad se puede dar el chupete al bebé?

Normalmente en los hospitales, cuando una madre acaba de dar a luz a su bebé, si quiere darle lactancia materna lo primero que le dicen es que no debe dar el chupete al bebé porque la lactancia se puede ver perjudicada. Esto es cierto ya que si se le ofrece el chupete antes de tiempo el bebé no sabrá cómo deberá colocarse para mamar y cuál es la fuerza que necesitará para la succión puesto que la fuerza necesaria para amantar y para el chupete es diferente.

Y tambien:

Tal y como afirman algunos médicos de la Sociedad Española de Pediatría y Atención Primaria (SEPAP), como J. Fleta Zaragozano, “el hipo consiste en una contracción espasmódica intermitente del diafragma y de los músculos accesorios de la inspiración que finaliza con el cierre de la vía aérea alta a nivel glótico”. En la infancia, por ejemplo, las crisis de hipo se dan con relativa frecuencia y desaparecen casi siempre en un tiempo reducido, pero ¿por qué se produce el hipo en el feto?

A través de ultrasonidos es como se ha demostrado que el feto puede tener hipo a partir de las ocho semanas del comienzo de la gestación, es decir, antes de que aparezcan los movimientos respiratorios. Se ha comprobado también que el feto hipa durante el último trimestre de gestación alrededor de seis veces por minuto. Además, según algunas hipótesis, los movimientos del hipo en el feto preparan los músculos respiratorios para realizar su función inmediatamente después del nacimiento.

Y, aunque es cierto que este podría ser considerado como uno de los mayores signos de bienestar fetal que la madre puede percibir sin acudir al médico ni precisar ninguna otra prueba complementaria y se trata, además, de un efecto bastante tranquilizador para la madre, a veces no puede ser bien percibido, aunque eso no signifique que algo vaya mal en la gestación. Para aclarar dudas y quedarte más tranquila acude al ginecólogo.

No obstante, ten en cuenta que este suele aparecer en las últimas semanas del segundo trimestre de gestación y también durante los últimos tres meses de embarazo. También podría aparecer antes, pero es bastante más difícil de percibir en los primeros meses de desarrollo.

¿En qué consiste exactamente el hipo?

El hipo se debe a una contracción inesperada del diafragma durante la inspiración. Es, por tanto, un reflejo, pero no cumple con una función protectora conocida, a diferencia del estornudo y el reflejo de la tos. El hipo no debe considerarse como un simple espasmo del diafragma porque constituye un movimiento complejo en el que van a intervenir músculos intercostales y del cuello. El diafragma es el músculo fundamental para la respiración y, cuando este se contrae, el tórax se expande y el aire entra en los pulmones a través de la tráquea. Cuando se relaja, el tórax se contrae y el aire sale de los pulmones a través de la boca y la nariz. El nervio frénico, por su parte, es el que controla la contracción y la relajación del diafragma. Por tanto, si este envía impulsos anómalos el diafragma se contrae de forma repentina provocando una inspiración súbita anormal y el cierre brusco de la glotis. Todo ello es lo que produce el hipo.

Pero ¿es peligroso para el feto?

Durante la gestación el líquido amniótico va a entrar y a salir de los pulmones provocando la contracción del diafragma, como una especie de entrenamiento que va a ayudar al feto a preparar sus pulmones para respirar una vez este se encuentre ya fuera del útero. Dichas contracciones van a ayudar no solo a la maduración pulmonar, sino que también puede que estén implicadas en el desarrollo del sistema nervioso central y de las habilidades motoras.

El hipo del feto podría actuar como mecanismo de regulación de la frecuencia cardiaca del bebé y del desarrollo del alto reflejo que le va a llevar a succionar el calostro del pecho nada más nacer. De hecho, solamente en casos muy pero que muy aislados el hipo del feto va a deberse a que el cordón umbilical está comprimiendo al bebé y le está impidiendo obtener el oxígeno que este necesita.

Pero lo que hay que tener claro es que es normal que el feto durante su desarrollo en el vientre tenga hipo y que se trata de una fase completamente normal de desarrollo que, por supuesto, no tiene efectos negativos.

¿Se puede confundir el hipo con los movimientos fetales? ¿Cómo distinguirlos?

El hipo del feto puede ser en ocasiones confundido con los movimientos fetales, por ejemplo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el movimiento fetal suele ser más bien arrítmico y corto, al contrario de lo que produce el hipo, que es más bien un movimiento o espasmo rítmico y constante que puede llegar a prolongarse una media de cinco minutos aproximadamente. Este puede durar incluso una hora sin causar daños al bebé o incluso más.

Lo bueno de todo esto es que la madre puede monitorizar y controlar los espasmos de su bebé (los provocados por el hipo) y consultar con el ginecólogo si notase algo extraño. Y, ante todo mantener la calma y considerar este tipo como un movimiento más que hace el bebé dentro del útero.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.