• Buscar
Publicidad

¿Qué hace el bebé dentro del útero?

¿Qué hace el bebé dentro del útero?

Cuando pensamos en nuestro bebé dentro de nosotros nos lo imaginamos durmiendo todo el día. Pero lo cierto es que los fetos realizan muchas actividades: tienen hipo, tragan líquido amniótico, hacen pis, se chupan el dedo, escuchan sonidos del exterior, bostezan, sueñan…

 

Publicidad

Índice

 

¿Cómo sabemos lo que hace el feto en el útero?

Las tecnologías actuales han permitido estudiar a los fetos dentro del útero y ver la cantidad de movimientos y acciones que realizan durante los 9 meses que permanecen dentro del útero.

Gracias a las ecografías en 3, 4 y 5 dimensiones, se pueden ver los movimientos del feto en tiempo real, descubriendo la gran variedad de acciones y movimientos que hacen los fetos dentro del útero.
 

¿Qué acciones hace el feto dentro del útero?

La mayoría de estas acciones comienzan cuando termina el periodo embrionario y empieza el fetal, en torno a la semana 13 desde la fecundación. Al principio se moverá menos y hará menos cosas, pero a medida que avance la gestación sus acciones se irán volviendo más complejas, preparándose para su vida fuera del útero.

- A partir de la semana 18 ya puede bostezar. El feto también tiene ciclos de sueño y vigilia, aunque no suelen corresponderse con los de la madre, ya que no está afectado por la luz o la oscuridad.

- En el último trimestre de embarazo es muy frecuente que notes unos movimientos más rítmicos y repetitivos. Es hipo. No te preocupes, es normal, debido a la inmadurez del bebé cuyo diafragma se contrae en ocasiones, sobre todo al beber el líquido amniótico.

- Desde la 7ª u 8ª semana el feto comienza a moverse. Primero sus movimientos son más espasmódicos pero gradualmente van adquiriendo mayor coordinación. Rota sobre sí mismo, da patadas, se chupa el dedo, mueve brazos y piernas, se toca la cara y todo lo que está a su alcance, frunce el ceño, se rasca la nariz… Desde la semana 20, aproximadamente, podrás empezar a notar estos movimientos, que se irán volviendo cada vez más fuertes e intensos, pudiendo incluso hacerte daño.

- Traga líquido amniótico para entrenar su sistema digestivo. Así, su sistema digestivo comienza a funcionar, tragando este líquido que después expulsa por la orina.

- De la misma manera en que traga, también hace pis. ¡Tranquila! El líquido amniótico se renueva cada 24 horas, por lo que no te imagines a tu bebé rodeado de pis que, además, es realmente líquido amniótico, ya que no ingiere sustancias ni nutrientes, estos los absorbe mediante el cordón umbilical.

- Escucha los sonidos del interior de tu cuerpo y del exterior. Por eso, se aconseja que le hables, le cantes o le pongas música para fortalecer vuestro vínculo y mejorar sus sentidos y su capacidad neuronal al crear nuevas conexiones.

- Alrededor de la semana 27 puede abrir los ojos y ve luz. Sus párpados se cierran al inicio del embarazo y se abren en torno a la semana 27; desde ese momento, abre y cierra los ojos y puede distinguir la luz y la oscuridad.

- Sueña: los estudios afirman que los bebés entran en la fase REM y pueden tener sueños. No obstante, estos sueños no son como los nuestros, ya que los fetos no poseen lenguaje ni experiencias, sino que son más bien sensaciones positivas y emociones.

- Saca la lengua para probar los sabores del líquido amniótico. Además, se sabe que traga más cuando hay mayor concentración de azúcares en él y menos cuando predominan los sabores ácidos y amargos.

- Los varones, a partir de la semana 16, puede tener erecciones, manifestación de gusto que siente al tocarse.

- Rota sobre sí mismo: en el último trimestre al bebé le queda poco espacio para ello, pero en los meses previos es capaz de girar de arriba a abajo y de lado a lado.


Glosario

Espasmo

Definición:

Contracción súbita e involuntaria de un músculo o un grupo muscular. Este puede situarse en cualquier región del organismo y producir alteraciones diferentes.

Síntomas:

Cuando se presenta un espasmo muscular, se siente muy tenso y algunas veces se describe como un nudo. El dolor puede ser intenso y debilitante.

Tratamiento:

Intentar estirar y masajear el músculo afectado. En un principio, el calor ayuda a relajar el músculo, aunque la aplicación de hielo puede servir después de presentarse el espasmo inicial y cuando el dolor se haya reducido. En caso de que persista el dolor en el músculo, se pueden utilizar medicamentos antinflamatorios y, en casos más graves, el médico puede prescribir medicamentos antiespasmódicos.

Fuentes:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 12-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×