Estoy embarazada y se me cae el pelo

Estoy embarazada y se me cae el pelo
comparte

Durante la gestación no es muy frecuente el efluvio telógeno, es decir, la caída transitoria del cabello ya que los cambios hormonales que suceden en estos meses generalmente provocan el efecto contrario, tener un cabello más abundante y bonito. No obstante, también puede ocurrir así que, si estás embarazada y notas que se te cae el pelo más de lo normal, no te preocupes, simplemente sigue una serie de consejos para cuidar tu cabello.

Aproximadamente el 90% de nuestro pelo crece en cualquier momento, mientras que el otro 10% permanece en reposo. Cada dos o tres meses el pelo en reposo cae y permite crecer cabello nuevo. Sin embargo, el efluvio telógeno hace que este pelo en reposo que se pierde sea mucho mayor. Este problema es bastante habitual, sobre todo en el posparto, y afecta a entre el 40 y el 50% de las mujeres. La buena noticia es que es algo temporal.

 

El efluvio telógeno puede estar causado por diversos motivos, como ingesta de algunos medicamentos, alteraciones en la tiroides, traumas emocionales, enfermedades crónicas o estrés. Y, como decíamos, los cambios hormonales del embarazo y el posparto también pueden afectar a la salud de nuestro pelo.

 

La solución sea cual sea es la misma: terminar con el motivo que provoca esta mayor pérdida de pelo y llevar una dieta sana y equilibrada.

 

Caída del pelo en el embarazo

 

Generalmente durante el embarazo una mayor parte del pelo entra en reposo, por eso se suele tener un cabello más abundante y lustroso en estos meses. El aumento de las hormonas en el embarazo –especialmente del estrógeno- impide que el cabello se caiga, pero la disminución de las mismas tras el parto hace que unos 4 o 5 meses después, en el posparto, se caiga más cantidad de pelo ya que más cabello ha estado en reposo. Por lo tanto, es menos habitual que durante la gestación se nos caiga más pelo, aunque también puede ocurrir.

 

El estrés de estos meses, la ansiedad o algún pequeño desequilibrio hormonal pueden hacer que el cabello también se caiga durante el embarazo.

 

Igualmente hay otros motivos que pueden llevar a una pérdida de cabello repentina, como un aborto espontáneo, pero esto sucederá pasado el aborto, por lo que no debes preocuparte ya que no es un síntoma de aborto.  

 

Otra posibilidad, sobre todo si tienes el cabello seco, es que se vuelva más seco aún como consecuencia del aumento de los niveles de progesterona. Si esto ocurre, tu cabello se volverá más débil y quebradizo y, si se quiebra cerca de las raíces puede dar la sensación de que se te está cayendo el cabello, aunque no sea así.

 

De todas formas, si la caída de pelo es tan abundante que se te notan calvas, es mejor que lo consultes con tu médico por si estás sufriendo algún déficit nutricional que afecta a la salud de tu pelo.

 

Consejos para cuidar tu pelo

 

Para que tu cabello luzca bonito tanto durante el embarazo como en el posparto debes seguir los siguientes consejos:

 

1- Evita hacer coletas, trenzas o peinados apretados ya que estropean y dañan el cabello.

 

2- Sigue una dieta rica en frutas y verduras que contienen grandes cantidades de flavonoides y antioxidantes que pueden ayudar a proteger los folículos del pelo y promover su crecimiento. Debes procurar que tu dieta incluya especialmente alimentos que contengan vitaminas del complejo B, biotina, vitamina C, vitamina E, zinc y ácidos grasos omega 3.

 

3- Evita secarte el pelo con el secador muy caliente y el uso de rizadores o planchas del pelo que lo secan y lo vuelven más frágil.

 

4- Usa champús que contengan sílice y biotina. Mejor que sea naturales, sin químicos.

 

5- No te cepilles demasiado el pelo para evitar romperlo más.

 

6- Si te tiñes el pelo, siempre con productos naturales que cuiden la salud de tu cabello.

 

7- Los antioxidantes del té verde estimulan el crecimiento del pelo y evitan su caída. Para su uso, prepara una infusión con dos bolsitas por cada taza de agua, y luego aplícalo cuando esté caliente sobre el cuero cabelludo y déjalo actuar durante una hora.

 

8- El jugo de cebolla tiene altos niveles de azufre que mejora la circulación de la sangre hacia los folículos pilosos impidiendo la caída del pelo. Extrae el jugo de una cebolla para aplicarlo sobre el cuero cabelludo dejándolo actuar durante media hora.

 

 


Fuentes:

Mayo Clinic Guide To A Healthy Pregnancy Harms, Roger W., M.D., et al, Ch.

American Osteopathic College of Dermatology, http://www.aocd.org

American Academy of Dermatology, http://www.aad.org

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×