Caída del pelo tras el parto

Caída del pelo tras el parto
comparte

A lo largo de la vida, la mujer sufre diversos cambios hormonales que repercuten en el ánimo, el cuerpo e incluso en el cabello. Éste se ve afectado fundamentalmente en dos etapas más críticas, durante la menopausia y durante el embarazo, sobre todo, en el posparto.

¿Por qué se cae el pelo después del parto?

 

Durante el embarazo, los cambios hormonales son muy numerosos. En el comienzo de la gestación se producen altos niveles de progesterona. Más adelante el cuerpo producirá  prolactina para preparar a la mujer para la lactancia. Y hacia el término del embarazo, de cara al parto, predominará otra hormona, la oxitocina.

 

Este desequilibrio hormonal afecta de forma positiva a la salud capilar de la mujer ya que la progesterona bloquea los receptores de andrógenos que existen en el bulbo piloso. De esta manera se evita que el folículo se atrofie y se produzca la caía del cabello.

 

Pero tras el parto, el proceso se revierte. Los niveles hormonales disminuyen, provocando que el cabello, que durante el embarazo ha permanecido en fase de crecimiento, pase bruscamente a la fase de caída. Este tipo de alopecia se manifiesta entre los dos y los cuatro meses después del parto y afecta al 50% de las mujeres. Además el estrés posparto que sufren algunas mujeres influye negativamente, intensificando la caída.

El primer día del bebé en el hospital

El primer día del bebé en el hospital

La estancia en el hospital tras el parto: Atrás quedaron los años en los que el embarazo era tratado como una enfermedad. Y ahora que el parto se considera parte del proceso natural de la vida y no una patología –salvo excepciones- la permanencia en el hospital después dar a luz se ha convertido en una excelente oportunidad para reponerse del esfuerzo, descansar y aprender cómo cuidar a la nueva personita que acaba de llegar al mundo

 

Cuidados especiales para el cabello tras el embarazo

 

Los expertos aconsejan, para prevenir los efectos negativos del embarazo sobre el cabello, seguir durante la gestación una dieta que incluya todos los nutrientes necesarios, con especial atención al hierro. Por supuesto, no olvidar los cuidados básicos para el pelo, como son no abusar de secador o planchas, utilizar champús y mascarillas adecuadas o cepillar diariamente el cabello, entre otros.

 

Si la pérdida de cabello es mucha, tras el parto, se recomienda además someterse a un tratamiento que ayude a incrementar la densidad capilar, estimulando el crecimiento del cabello y reduciendo su caída.

 

Fuentes: Svenson


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar