×
  • Buscar
Publicidad

Caída del pelo tras el parto

Caída del pelo tras el parto

A lo largo de la vida, la mujer sufre diversos cambios hormonales que repercuten en el ánimo, el cuerpo e incluso en el cabello. Éste se ve afectado fundamentalmente en dos etapas más críticas, durante la menopausia y durante el embarazo, sobre todo, en el posparto.

Publicidad

Indice

 

¿Por qué se cae el pelo después del parto?

Durante el embarazo, los cambios hormonales son muy numerosos. En el comienzo de la gestación se producen altos niveles de progesterona. Más adelante el cuerpo producirá  prolactina para preparar a la mujer para la lactancia. Y hacia el término del embarazo, de cara al parto, predominará otra hormona, la oxitocina.

Este desequilibrio hormonal afecta de forma positiva a la salud capilar de la mujer ya que la progesterona bloquea los receptores de andrógenos que existen en el bulbo piloso. De esta manera se evita que el folículo se atrofie y se produzca la caía del cabello. Esto hace que muchas mujeres tengan una cabellera más abundante.

Aproximadamente el 90% de nuestro pelo crece en cualquier momento, mientras que el otro 10% permanece en reposo. Cada dos o tres meses el pelo en reposo cae y permite crecer cabello nuevo. Este proceso se paraliza durante el embarazo, pero tras el parto, se revierte. Los niveles hormonales disminuyen, provocando que el cabello, que durante el embarazo ha permanecido en fase de crecimiento, pase bruscamente a la fase de caída. Además, el efluvio telógeno hace que este pelo en reposo que se pierde sea mucho mayor.

Este tipo de alopecia se manifiesta entre los dos y los cuatro meses después del parto y afecta al 50% de las mujeres. Además, el estrés posparto que sufren algunas mujeres influye negativamente, intensificando la caída.

Otra posibilidad, sobre todo si tienes el cabello seco, es que se vuelva más seco aún como consecuencia del aumento de los niveles de progesterona. Si esto ocurre, tu cabello se volverá más débil y quebradizo, lo que puede hacer que parezca que se cae más, aunque no sea así.
 

¿Cómo cuidar el cabello en el embarazo?

No te puedes perder ...

Mujeres en forma ¡en 30 minutos!

Mujeres en forma ¡en 30 minutos!

El ejercicio físico es imprescindible para mantenernos sanas y en forma, tanto antes como después del embarazo, además de ser una manera eficaz para recuperar la figura tras el parto; sin embargo, en la sociedad actual, la mujer carece del tiempo suficiente para hacer ejercicio y dedicarlo a su bienestar personal, por lo que estar en forma se ha convertido en un reto cada vez más difícil

Y tambien:


1- Evita hacer coletas, trenzas o peinados apretados ya que estropean y dañan el cabello.

2- Sigue una dieta rica en alimentos que contengan flavonoides y antioxidantes que ayuden a proteger los folículos del pelo y promover su crecimiento. Debes procurar que tu dieta incluya especialmente alimentos que contengan vitaminas del complejo B, biotina, vitamina C, vitamina E, zinc y ácidos grasos omega 3.

3- Evita secarte el pelo con el secador muy caliente y el uso de rizadores o planchas del pelo que lo secan y lo vuelven más frágil.

4- Usa champús naturales que contengan sílice y biotina.

5- No te cepilles demasiado el pelo para evitar romperlo más.

6- Si te tiñes el pelo, siempre con productos naturales que no sean perjudiciales y cuiden tu cabello.
 

Cuidados especiales para el cabello tras el embarazo


Los expertos aconsejan, para prevenir los efectos negativos del embarazo sobre el cabello, seguir durante la gestación una dieta que incluya todos los nutrientes necesarios, con especial atención al hierro. Por supuesto, no olvidar los cuidados básicos para el pelo, como son no abusar de secador o planchas, utilizar champús y mascarillas adecuadas o cepillar diariamente el cabello, entre otros.

Si la pérdida de cabello es mucha, tras el parto, se recomienda además someterse a un tratamiento que ayude a incrementar la densidad capilar, estimulando el crecimiento del cabello y reduciendo su caída.

Existen también tratamientos naturales que estimulan el crecimiento del pelo y evitan su caída, como el té verde, que puedes aplicar sobre el cabello y dejar actuar una hora. O el jugo de cebolla, que tiene altos niveles de azufre que mejora la circulación de la sangre hacia los folículos pilosos impidiendo la caída del pelo. Extrae el jugo de una cebolla para aplicarlo sobre el cuero cabelludo dejándolo actuar durante media hora.

De todas formas, lo habitual es unos meses después de dar a luz se empiece a recuperar el cabello perdido. Para ayudar a este proceso, es importante que la mujer esté lo más descansada posible y lleve una dieta equilibrada y sana.
 

¿La pérdida de pelo puede implicar un problema de salud?


Aunque la caída de cabello tras el parto es normal, en ocasiones puede ser señal de un problema de salud que deberás consultar con tu médico.

Entre las posibles causas enocntramos:

- Ingesta de algunos medicamentos.

- Hipertiroidismo o hipotiroidismo: al ser desequilibrios orgánicos, afectan a la actividad de los folículos y son frecuentes tras el parto.

- Los traumas o impactos emocionales, como la pérdida de un ser querido.

- Enfermedades crónicas como diabetes, lupus, etc.

- Estrés o situaciones de ansiedad y nerviosismo, comunes en los primeros meses tras nacer el bebé.

- Seguir una dieta estricta y pobre en nutrientes o un cambio repentino en la rutina alimentaria puede hacer que los folículos cesen su actividad.


Fuente:

Clínica Las Condes: https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Dermatologia/efluvio-telogeno-caida-cabello-embarazo#:~:text=El%20proceso%20puede%20durar%20m%C3%A1s,varios%20meses%20despu%C3%A9s%20del%20parto.

Fecha de actualización: 09-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.