×
  • Buscar
Publicidad

Tiroiditis posparto

Tiroiditis posparto

La tiroiditis posparto es una inflamación de la glándula tiroidea que suele aparecer dentro del primer año después de haber dado a luz. Se trata de una reacción autoinmune en el cuerpo de la madre en la que sus anticuerpos atacan a su propia glándula tiroidea pudiéndola destruir.

Publicidad

Indice

 

¿Por qué se producen problemas de tiroides en el postparto?

El embarazo y el posparto son momentos de importantes cambios físicos e inmunológicos que pueden ocasionar ciertas descompensaciones hormonales entre una etapa y otra. La tiroides es una pequeña glándula situada en el cuello cuya función es liberar hormonas tiroideas que aceleran las funciones del organismo. En algunas ocasiones, el sistema inmunológico materno ataca a esa glándula provocando su disfunción. La causa de esta reacción autoinmune no es clara pero se considera que las mujeres que padecen enfermedades autoinmunes, problemas de tiroides o diabetes son más propensas a su aparición. La tasa de incidencia no es muy alta, aproximadamente de un 5%, y en la mayoría de los casos se resuelve de manera satisfactoria.

No te puedes perder ...

Obesidad y embarazo

Obesidad y embarazo

Obesidad y embarazo es una mala combinación. El exceso de peso, un problema muy frecuente en el siglo XXI, es perjudicial tanto para la salud de la madre como para el desarrollo del bebé. Si estás planificando tu embarazo y tu IMC está por encima de lo recomendado, es mejor que adelgaces antes de quedarte embarazada. Si ya lo estás, deberás controlar tu peso y tu alimentación durante estos 9 meses para evitar complicaciones

Y tambien:

La tiroiditis posparto pasa por dos fases: primero hay una fase de hipertiroidismo en la que se produce un nivel alto de la hormona tiroides, dura entre 1 y 3 meses; después, hay una segunda fase de hipotiroidismo en la que ocurre el proceso contrario y las hormonas dejan de liberarse, puede durar entre 9 y 12 meses.

Esta glándula se encarga de regular el metabolismo, proceso por el cual el cuerpo obtiene energía de los alimentos que comemos. Controla el crecimiento corporal, la temperatura y el ritmo cardíaco, de ahí los síntomas que surgen por su descompensación:  

 

Síntomas de esta dolencia

Los síntomas de la fase de hipertiroidismo son:

- Nerviosismo o tensión corporal

- Sudoración abundante

- Cansancio

- Taquicardias

- Pérdida de peso aunque el apetito aumenta

En el hipotiroidismo los síntomas incluyen:

- Cansancio o fatiga

- Depresión

- Sequedad en la piel, uñas quebradizas y caída del pelo

- Aumento de peso

- Escalofríos

 

Diagnóstico y tratamiento de la tiroiditis

El diagnóstico depende de la etapa de la enfermedad y se basa en los síntomas y en las pruebas de laboratorio. En una primera fase, los síntomas se pueden achacar a depresión posparto o a simple cansancio por eso es importante no dejarlos pasar y acudir cuanto antes a aun especialista. Si la tiroiditis se diagnostica a tiempo, se puede resolver de modo favorable pero si se ignora, puede desarrollar un hipotiroidismo crónico que deberá ser tratado de por vida.

Para diagnosticar la enfermedad es necesario realizar un análisis de sangre que detecte los niveles de hormonas tiroideas, los niveles de hormona estimuladora de la tiroides, los valores de absorción de yodo y los niveles de anticuerpos; además, un escáner de la tiroides para observar si está funcionando bien.

La mayoría de las veces la tiroiditis posparto se regula sola pero siempre bajo supervisión médica. Si en la primera fase de hipertiroidismo los síntomas son muy severos, los especialistas mandarán un tratamiento para controlar las taquicardias y el nerviosismo. Lo mismo ocurre en la fase de hipotiroidismo, no siempre es necesario el tratamiento médico pero si los síntomas son fuertes, se administrarán hormonas suplementarias para compensar los desniveles.


Fecha de actualización: 18-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.